domingo, 19 de julio de 2015

Dioses que prometen poder a cambio de matar niños desangrados: brujería actual en la cultura hindú






Las prácticas mágicas son comunes en la comunidad hindú del sur de Nepal. Para honrar a los dioses y enseñar brujería los gurús exigen el asesinato de niños y la extracción de su sangre fresca. También piden sacrificios de adultos quemados vivos. La policía del país investiga estas y otras prácticas y ya hay condenas.

El tribunal del distrito sur de Rautahat en Nepal ha juzgado a dos personas, una mujer y su alumna de prácticas de brujería, por matar a un niño de tres años y haberle extraído la sangre con el fin de aprender estas artes.

Son Mahadevi Yadav y Santoña Chhabilal Raya, a quienes los tribunales han impuesto laprisión perpetua y confiscación de todos los bienes.

El incidente se remonta a hace tres años, cuando las dos mujeres fueron arrestadas por cargos de asesinato del pequeño Nitesh, hijo de Ganesh Raya Yadav, de sólo tres años. 

El caso ha traído a la luz los rituales mágicos que siguen siendo muy populares entre los hindúes supersticiosos que viven en el sur del país. 

Según los investigadores, de hecho, en las regiones pobres del sur hay la mala práctica de la matanza de los niños y los hombres son quemados vivos en el nombre de la brujería.

Después de la lectura del veredicto, Mahadevi Yadav admitió: "Mi maestra Chhabilal Raya me pidió encontrar a un niño, matarlo, y ofrecer su sangre fresca para honrar a los dioses. Tuve que hacerlo para aprender brujería. Acabe asesinando a un niño. Hay muchas personas que practican la brujería e incluso asesinan debido a que sus maestros dicen que si no se mata a un niño y se le extrae la sangre fresca, no podemos tener un conocimiento completo".

Badri Prasad Lamichhane, un funcionario de la Corte de Apelaciones de Hetaunda, dijo después de la sesión: "Hemos sido informados de estos rituales mágicos, pero no sabíamos que también se sacrificaban niños y que su sangre era ofrecida para aprender esta práctica supersticiosa"

Los dos jueces, Kumar Prasad Pokhrel y Sarita Sharma, que dijeron en el fallo que las mujeres han cometido un "crimen atroz para amparar la superstición". Llamaron al asesinato "inhumano", por lo tanto "merecen ser castigadas".

Lamichhane informa: "En algunos tribunales se presentan casos. Puede haber muchas otras malas prácticas. El tribunal juzgará los casos y condenará a los culpables a penas severas para disuadir este tipo de comportamiento".

La sospecha de que hay muchos crímenes desconocidos es confirmado por Krishna Gautam, oficial superior de policía y jefe de la oficina para las mujeres y los niños.

"Estamos en estado de alerta - dice - y sospechamos que hay muchos más crímenes. La práctica de la brujería es predominante en la comunidad hindú supersticiosa del sur de Nepal. Matar a un niño para estos fines es un crimen y malvado. Tenemos que hacer que la gente sea más consciente y evitar que estos casos vuelvan a suceder".

Fuente: Religión en Libertad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario