domingo, 20 de diciembre de 2015

El caso Arne Cheyenne Johnson





Conocido como el “juicio por el demonio asesino”, el caso de Arne Cheyenne Johnson es el primer caso judicial conocido en los Estados Unidos durante la cual la defensa intentó demostrar que el acusado no era culpable por posesión.
En 1981,  Arne Cheyenne Johnson asesinó a su casero,  Alan Bono, en Connecticut. Los abogados de Johnson argumentaron que sus acciones indicaban un patrón de comportamiento errático que había comenzado cuando Johnson era sólo un niño. La familia de Johnson había consultado con  los “demonólogos” Ed y Lorraine Warren, los cuales determinaron que el niño había sufrido burlas y acoso por entidades desconocidas la mayor parte de su vida. También afirmaron que sus actos malignos se debían a un trastorno psicológico producido por una supuesta posesión demoníaca.
En última instancia, el juez dictaminó que la posesión demoníaca no era una defensa válida contra el asesinato en primer grado. Johnson fue condenado y cumplió sólo cinco años de su condena de veinte años.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario