lunes, 15 de agosto de 2016

El Cardenal Burke solicita reparación por Misa Negra


Cardenal-Raymond-Leo-Burke


Cardenal-Raymond-Leo-Burke

Querida N,
Te informamos de que este e-mail contiene detalles que pueden ser ofensivos y herir tu sensibilidad!
El lunes 15 de agosto, festividad de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María, se ha programado una blasfema Misa Negra que tendrá lugar de forma pública en el Centro Cívico de la ciudad de Oklahoma (USA). Después se perpetrará en el mismo lugar otro sacrilegio y blasfemia satánica contra la Bienaventurada Virgen María.
Según dicen los reportajes, este ritual satánico llamado “El Consumo de María” incluirá el vertido de ceniza, azufre y sangre sobre una estatua de Nuestra Señora. Con invocaciones satánicas, se realizará un exorcismo “inverso” para “expulsar de ella al Espíritu Santo”.
En reparación por estas horrorosas blasfemias, Su Eminencia el Cardenal Raymond Burke celebrará una Santa Misa y rezará un Rosario el lunes en honor de la Asunción de la Gloriosa y Bienaventurada Virgen María.

Él me ha pedido que te renvíe el siguiente mensaje:

Mis queridos hermanos y hermanas en Cristo,
Estoy escandalizado y muy profundamente entristecido por la noticia de que se ha programado una sacrílega Misa Negra que tendrá lugar en Oklahoma el 15 de agosto, festividad de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María. He sido asimismo informado de que, después del horrible sacrilegio de la Misa Negra, se perpetrará además otra blasfemia directamente contra la Bienaventurada Virgen María. Todo esto se está haciendo con la aprobación oficial de las autoridades legítimas.
Por esta razón, pidamos la intercesión de la Bienaventurada Virgen María a través del rezo del Santo Rosario, para inundar el Cielo con nuestras plegarias en reparación por estos pecados y blasfemias, que además provocan la justa ira de Dios sobre nuestra querida Nación.
Es una obligación fundamental de cada fiel católico alzarse en defensa del honor y la Gloria de Dios y el honor de la Madre de Dios. En esta hora crítica, no fallemos en el cumplimiento de nuestra obligación de amor y devoción hacia Nuestro Señor y su madre celestial.
Os pido y os ruego a cada uno de vosotros que os unáis conmigo en este día cuando celebre la Santa Misa y rece un Santo Rosario en reparación al Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María. Recemos también por las pobres almas que están perpetrando estas blasfemias.
Os exhorto a que invitéis a vuestros familiares, amigos y otros fieles católicos a que se unan a este acto de reparación.

Vuestro afectísimo en el Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María,
Raymond Leo Cardenal Burke.


1 comentario:

  1. Los catolicos no podemos quedarnos callados si se agrede a nuestra Madre ...digamosle que nosotros la amamos con nuestra oracion y pidiendo por la conversion de esos pecadores

    ResponderEliminar