lunes, 21 de noviembre de 2016

Renuncia a Satanás en el rito bautismal


Resultado de imagen para bautismo antiguo


Al bautizarnos dejamos atrás la vida vieja del demonio con una renuncia directa al demonio. Entonces hacemos un compromiso con Cristo y entramos en El. Si nos bautizaron de pequeños, nuestros padres y padrinos respondieron por nosotros pero, como adultos debemos apropiarnos de esos compromisos. 

¿Renuncias a Satanás? Esto es:

- al pecado, como negación de Dios;
- al mal, como signo del pecado en el mundo;
- al error, como ofuscación de la verdad;
- al egoísmo, como falta de testimonio del amor.

R/ Sí, renuncio.

¿Renuncias a sus obras? Que son:

- vuestras envidias y odios;
- vuestras perezas e indiferencias;
- cobardías y complejos;
- vuestras tristezas y desconfianzas;
- vuestros materialismos y sensualidades;
- vuestras injusticias y favoritismos;
- vuestras faltas de fe, de esperanza y de caridad.

R/ Sí, renuncio.

¿Renuncias a todas sus seducciones? Como pueden ser:

- el creeros los mejores;
- el veros superiores;
- el estar muy seguros de vosotros mismos;
- el creer que ya estáis convertidos del todo;
- el quedaros en las cosas, medios, instituciones, métodos, reglamentos, y no ir a Dios.

R/ Sí, renuncio.

¿Renuncias a creeros superiores a los demás? Esto es a cualquier tipo de:

- abuso;
- discriminación;
- fariseísmo, hipocresía, cinismo;
- orgullo;
- egoísmo personal;
- desprecio.

R/ Sí, renuncio.


¿Renuncias a inhibiros ante las injusticias y necesidades de las personas e instituciones por:

- cobardía;
- pereza;
- comodidad;
- ventajas personales?

R/ Sí, renuncio.

¿Renuncias a los criterios y comportamientos materialistas que consideran:


- el dinero como aspiración suprema de la vida;
- el placer ante todo;
- el negocio como valor absoluto;
- el propio bien por encima del bien común?

R/ Sí, renuncio.


Fuente: Iglesia.org

No hay comentarios.:

Publicar un comentario