miércoles, 10 de mayo de 2017

Padre Antonio Mattatelli (exorcista): "Satanás puede infiltrarse a través de internet"


Resultado de imagen para Antonio Mattatelli


Satanás, como princípe de este mundo y padre de la mentira, sabe cómo atacar de manera más eficaz en cada momento. E internet es ahora un terreno sembrado para él en el que jóvenes y no tan jóvenes se están dejando llevar por el demonio y acaban pagando sus consecuencias. Esto lo atestigua el sacerdote Antonio Mattatelli, exorcista en la diócesis italiana de Tricarico y párroco. Y en declaraciones que recoge Portaluz también advierte de los fanáticos que ven al diablo en todos lados:

"Satanás puede infiltrarse a través de Internet. Estoy acompañando a una posesa que contrajo la posesión a través de Internet. Un espíritu entró en ella y ahora tiene que ser exorcizada". Así comentaba esta realidad padre Mattatelli el pasado 24 de abril, en declaraciones a Radio Cusano, emisora de la Universidad Niccolò Cusano de Roma (Italia).

El sacerdote, ordenado el 29 de abril del año 1997, es el párroco de Santa Maria Assunta (Montemurro, diócesis de Tricarico) y tiene una particular sensibilidad litúrgica que le mueve a celebrar regularmente la Santa Misa en latín siguiendo el rito antiguo.

La mayoría de los jóvenes que consumen horas diarias en internet asocian al demonio con una “caricatura medieval”, señala padre Antonio y por ello en su diálogo coloquial como en las prédicas suele denunciar que “el demonio existe” y según enseña el Magisterio de la Iglesia "es un ser vivo, espiritual, pervertido y pervertidor".


Para vencer conoce al enemigo
La experiencia del exorcista Mattatelli le lleva a puntualizar, sin embargo, que se deben evitar los extremos “que llevan a ver en todas partes al demonio… sería fanatismo creer que el diablo es omnipresente. Pero también es un error pensar que el diablo no existe. Actúa, no es otro dios, sino una criatura perversa y corrupta, pero no puede actuar si se lo impedimos. Los jóvenes necesitan saber que el diablo existe, y cómo enfrentarlo".

Padre Antonio Mattatelli destaca a los jóvenes que el demonio es un experto en seducción y engaño. “Trabaja en el nivel mental, con la tentación; y cuando los hombres en lugar de escuchar a Dios se permiten prestar atención al silbido de la serpiente, entonces su mundo se vuelve un infierno”, advierte el exorcista.

Mediación protectora de la Virgen María
 Sobre si es o no necesario que por norma cada diócesis tenga un exorcista idóneo designado por el obispo (o que el propio obispo ejerza el ministerio) –según han señalado en Portaluz otros exorcistas- padre Antonio coincide con sus pares en que existe un aumento de personas perturbadas por el demonio que necesitan ayuda. “Hay un aumento exponencial en los trastornos relacionados con el diablo, no sólo posesiones sino también infestaciones diabólicas, obsesiones diabólicas y otras agresiones", puntualiza.

Luego, al finalizar su diálogo en Radio Cusano, el sacerdote recuerda a todos que el triunfo es de Dios y en el combate con el mal los fieles tienen como aliada a la Santísima Virgen María. “La Santísima Virgen María nos protege, nos cubre con su manto. Ya una vez lo confesó el propio demonio: que María es la puerta de la salvación, pero a veces los sacerdotes lo olvidamos”.

Fuente: ReL.

martes, 9 de mayo de 2017

¿Qué es opresión demoníaca?


La imagen puede contener: 1 persona, sentado


¿Qué es opresión demoníaca?

Opresión demoniaca es la obra de fuerzas espirituales malignas que nos mueven a pecar, negar la Palabra de Dios, sentirnos espiritualmente muertos y estar atados a cosas pecaminosas. Esta obra opresiva es llevada a cabo por demonios, que son ángeles caídos que resisten a Dios y que pecaron al abandonar su propia morada (Judas 6: “Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día;”). Ellos hacen guerra contra Dios, Su pueblo y también contra los no creyentes. El objetivo de ellos es traer tantas personas como sea posible a rebelarse contra Dios y a ser condenados en el infierno.

La opresión demoníaca puede ser experimentada de formas diferentes:

Dolencias físicas tales como: Insomnio, pesadillas constantes, fuerte ansiedad, auto-mutilación, adicciones y enfermedades físicas.
Muerte espiritual que incluye: Apatía e ira hacia Dios, interés en sistemas religiosos falsos.
Trastornos emocionales tales como: Constantes explosiones de ira, altibajos en niveles emocionales, constante auto justificación, temor, desesperanza, fijaciones anormales, etc.
Dificultades económicas como: Presiones financieras constantes e inusuales. Algunas veces muchas cosas salen mal al mismo tiempo y esto nos causa esfuerzos financieros.
Claro está que debemos ser cuidadosos al pensar y/o declarar que cada cosa negativa que experimentamos es debido a la opresión demoniaca. Algunas veces, las dolencias físicas pueden ser causadas por una falta apropiada en el descanso, una dieta pobre, gérmenes o enfermedades. La muerte espiritual puede ser debida a problemas físicos, y algunas veces por nuestra falta de madurez espiritual lo que puede complicar nuestro entendimiento de los planes de Dios dando como resultado el que no seamos capaces de descansar en Él. Muchas veces las personas no sufren de opresión demoníaca; lo que sucede es que ellas no pueden controlarse a sí mismas, su ira, o su lujuria. Y en cuanto a nuestra situación financiera, tenemos que ser cuidadosos en no gastar más de lo que ganamos para terminar echándole la culpa de nuestras dificultades financieras a fuerzas demoníacas.

Siempre es buena idea pedirle al Señor que ate al maligno en Su nombre. Como cristianos tenemos toda autoridad en el nombre de Jesucristo para resistir al maligno garantizándonos la victoria final en Cristo. Pero algunas veces, Dios permite que nos sucedan cosas, aún, ataques demoníacos para probar nuestra fe y para purificarla. Recuerde, que en todas nuestras luchas debemos ser fieles y creer en el Señor. Así que, y antes de asignarle cualquier cosa a la opresión demoníaca, asegurémonos que descansemos lo suficiente, comamos correctamente, haciendo ejercicio y que estemos trabajando para controlar nuestra conducta emocional. Entonces, y después de orar, sería aconsejable considerar la opresión demoniaca si las cosas en su vida son inusualmente complicadas.


viernes, 14 de abril de 2017

8 formas en la que podemos usar el agua bendita


Resultado de imagen para agua bendita iglesia



"De larga experiencia he aprendido que no hay nada como el agua bendita para poner en fuga a los demonios y evitar que vuelvan nuevamente. También huyen de la Cruz, pero regresan; así que el agua bendita debe tener gran virtud. Por mi parte, siempre la llevo, con ella mi alma siente un particular y muy notable consuelo"- [Santa Teresa de Ávila]


Esta cita de Santa Teresa enfatiza la importancia del agua bendita. Su uso nos recuerda nuestro bautismo y las promesas que en él hicimos. Nuestras promesas bautismales incluyen renunciar a Satanás y rechazar el pecado, pero es probable que rara vez tengamos esto en mente al usar agua bendita.

Debemos recordar que esta agua, a través del sacerdote, es bendecida por Dios en virtud del bautismo de Cristo. La Iglesia Católica posee un enorme poder de impartir la gracia sacramental, y el agua bendita como un sacramental recibe su poder a través de la oración y la autoridad de la Iglesia.

El rito de la bendición, dicho por el sacerdote sobre el agua para que sea santa contiene oraciones de exorcismo. Con ella se puede expulsar demonios y sanar a los enfermos, pero la mayoría de las veces la usamos sin pensar en lo que en verdad representa.

Para ser más conscientes de su valor debemos conocer las formas de usarla y hacerlo con frecuencia, por ello te compartimos una lista de ocho maneras de utilizar el agua bendita en la vida cotidiana:

1.- Bendícete a ti mismo.
Esta sugerencia es obvia, pero si sólo la usamos el domingo para bendecirnos al hacer la señal de la cruz con ella cuando entramos al templo ¿no estamos perdiendo en el resto de la semana? Nunca puedes tener demasiado gracia o bendición en tu vida. Utiliza agua bendita todos los días. Mantener una pila de agua bendita en la casa es una gran idea para que tú, tu familia y los huéspedes puedan usarla para bendecirse en el hogar. Mantén la fuente junto a la puerta de entrada para asegurarte de no salir de casa sin ella.
2.- Bendice tu casa.
Si no te has tomado el tiempo para bendecir tu casa con agua bendita, entonces no hay mejor momento que el presente. Tu casa es iglesia doméstica y también necesita protección espiritual. Puedes rociar agua bendita tú mismo en tu casa, o pedirle a un sacerdote que bendiga formalmente tu casa con agua bendita, como parte de la ceremonia de bendición del hogar.
3.- Bendice a tu familia.
Utiliza el agua bendita para orar y hacer la señal de la cruz sobre tu cónyuge e hijos antes de ir a dormir por la noche. La unión de la familia entre sí y con Dios de esta manera es una gran tradición familiar para adoptar. Mantén una botella de agua bendita a un lado de la cama con este propósito.
4.- Bendice tu espacio de trabajo.
Si trabajas fuera de casa, es una gran idea rociar tu espacio de trabajo con agua bendita, no sólo para protección espiritual mientras desempeñas tus labores, sino también para santificar tu trabajo diario para la gloria de Dios.
5.- Bendice tu vehículo.
Tu vehículo es, probablemente, el lugar más peligroso en el que pasa una cantidad significativa de tiempo diario. Nunca subestimes el poder del agua bendita aplicada a tu vehículo para mantenerte a salvo del peligro, cuando se utiliza con fe y confianza en Dios. De hecho, también puedes pedirle a un sacerdote que bendiga tu vehículo con agua bendita.
6.- Bendice tu jardín o huerto.
Era una práctica común en la Edad Media que la gente espolvorease sus huertas con agua bendita. En momentos en que la gente era muy dependiente de los cultivos para su subsistencia, la falta de lluvia o heladas tempranas resultaba devastadora. El uso de agua bendita para bendecir y santificar las plantas que se utilizarían para el sustento de la familia mostraba confianza en la gracia de Dios.
7.- Bendice a los enfermos.
Si sabes de algún amigo o familiar enfermo, visítalo y bendícelo con agua bendita, lo cual además será una obra corporal y espiritual de misericordia. Si visitas a los enfermos en un hospital o asilo de ancianos, rocía bendiciendo su espacio vital con agua bendita y déjales una botella de agua bendita como un consuelo en sus momentos de necesidad.
8.- Bendice a tus mascotas.
Muchas parroquias en la fiesta de San Francisco de Asís tiene un rito de bendición para mascotas. Las mascotas son amados compañeros para individuos y familias y, a menudo nos proporcionan un gran servicio, e incluso estos pueden ser bendecidos con agua bendita, porque toda la creación tiene el fin de dar gloria a Dios. Esto también se aplica a los animales de granja que proveen mano de obra, medios de subsistencia y alimento para los seres humanos.

Te compartimos una simple oración que puedes decir cuando utilices el agua bendita:

"Por esta agua bendita y por tu Preciosa Sangre, lava todos mis pecados, Señor. Amén".

No hay oración específica para orar al utilizar agua bendita, que no sea la señal de la cruz, "En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo." También se puede rezar un Padre Nuestro o incluso la oración de San Miguel Arcángel. Tenga en cuenta que el agua bendita ya ha sido bendecida por las oraciones del sacerdote.



¿Cómo se utiliza el agua bendita?

El agua bendita es uno de esos hermosos regalos (y armas) de Dios para ayudarnos a santificar nuestra vida cotidiana, y para mantener santificadas las cosas que habitualmente utilizamos. Si nos detenemos a pensar en lo que realmente representa para nosotros, la utilizaremos con más frecuencia, conciencia y gratitud.

Algunos padres de familia incluso utilizan agua bendita para bendecir las cosas que sus hijos usan regularmente, tales como bicicletas y libros escolares. Si tienes otras maneras creativas y piadosas en las que has utilizado el agua bendita para santificar tu vida cotidiana, por favor compártela en los comentarios de esta publicación.

-
Adaptación y traducción al español por: PildorasdeFe.net. del artículo publicado originalmente en Catholic Company, autor: Gretchen Filz

jueves, 13 de abril de 2017

Sobre la esotérica "medicina holística"


Resultado de imagen para medicina holística


¿Es la medicina holística una opción para un católico?
La medicina holística es una medicina que encaja perfectamente con la ideología y filosofía de la Nueva Era.

Medicina Holística ó llamada también holomedicina es un conjunto de terapias alternativas ó complementarias que pretenden abarcar al ser humano en su totalidad de ahí el origen del término “holos” Mente, Emociones, Cuerpo y Espíritu.

El problema con la Medicina Holística es que ésta reúne terapias diversas algunas de ellas contienen fundamentos de religiones orientales, ciencias ocultas, creencias en “bioenergías” provenientes de filosofías y doctrinas no cristianas y anticristianas,  por ejemplo ayurveda, reiki, terapia huna, psicología bioenergética, etc. que son incompatibles con la Fé

La Medicina holística incluye además el enfoque “mente-cuerpo” donde se utilizan técnicas orientales como Yoga y la meditación oriental, incluye también la Oración en su repertorio pero como mera técnica para acallar la mente, la oración cristiana como técnica, distorsiona y vacía el sentido Cristiano de la Oración.

La Medicina Holística Incluye, para los trastornos emocionales: terapias vibracionales como las Flores de Bach, California, Orquídeas y otros sistemas, cuyos fundamentos son ocultistas y pseudocientíficos.

La Medicina Holística incluye también las terapias de Arte y Psicología en sus variedades: mística, espiritual y bioenergética como abordaje de afecciones psicológicas del sujeto por ejemplo: dibujo con mandalas, tarot, mapa del tesoro, visualización creativa, etc, éste apartado  contiene fundamentos de una psicología cuya base es poco reconciliable con la Fé por su antropología y concepción moral.

En cuanto al repertorio de terapias naturistas como: alimentación, suplementos alimenticios, vitaminas  y herbolaria, son en realidad el único aspecto rescatable de la Medicina Holística y siempre y cuando sean prescritos por un Médico, Botánico ó especialista en el conocimiento de las hierbas y de los remedios de la Tierra (Eclesiástico 38), porque un suplemento nutricional, vitaminas y ciertas hierbas mal administradas en cantidad y tiempo de tratamiento pueden ser perjudiciales para la salud, otras hierbas y remedios herbolarios no son aptos para personas con ciertos padecimientos y una mala praxis  puede generar daños irreversibles a la salud.

Sin dejar de mencionar que la medicina holística es una medicina que encaja perfectamente con la ideología y filosofía de la Nueva Era, encontramos métodos de diagnóstico irracionales como la Iridología y los puntos de alarma de la Acupuntura, la primera de bases ocultistas y la segunda con un alcance únicamente de aliviar el dolor porque las agujas estimulan las terminaciones nerviosas, desafortunadamente muchos terapeutas debido a sus límites se apoyan en herbolaria y flores de bach, en resumen, son casi en su totalidad terapias pseudocientíficas que actúan por sugestión y persuasión de quienes las suministran.

Fuente: Catholic Net.

domingo, 2 de abril de 2017

LA ADIVINACIÓN DIABÓLICA - SAN AGUSTIN




LA ADIVINACIÓN DIABÓLICA

Traducción: Teodoro C. Madrid, OAR

Testimonio del mismo Agustín en el libro de las «Retractaciones» 11,56
Por el mismo tiempo, a raíz de una discusión, tuve necesidad de escribir un librito sobre La adivinación diabólica con este mismo título. Y en un pasaje, donde dije: «Que a veces los demonios conocen a fondo y con toda facilidad las disposiciones de los hombres, no sólo las manifestadas de viva voz, sino también las concebidas solamente con el pensamiento, puesto que algunos signos se exteriorizan desde lo íntimo del alma por medio del cuerpo», hablé de un asunto muy misterioso con afirmaciones más audaces de lo debido. En efecto, está comprobado por algunas experiencias que semejantes cosas llegan al conocimiento de los demonios. Pero en cuanto a saber si se dan algunos signos físicos que les son sensibles a ellos por el cuerpo de los que piensan, y que se nos ocultan a nosotros, o si ellos los conocen por otra energía, y esa espiritual, muy difícilmente lo pueden descubrir los hombres o no lo pueden en absoluto.
Este libro comienza así: «Un día de la Octava de Pascua...»: Quodam die in diebus sanctis octavarum...


PRIMERA PARTE
La conversación de San Agustín con sus cristianos
Ocasión del libro
1 1. Los demonios pueden conocer y predecir. Un día de la Octava de Pascua estaban conmigo por la mañana muchos hermanos cristianos laicos; y como tomásemos asiento en el lugar acostumbrado, surgió la conversación acerca de la religión cristiana como réplica a la presunción y a la de algún modo grande y maravillosa ciencia de los paganos. Recordando aquel encuentro, y completándolo, he pensado escribirlo sin nombrar expresamente a ninguno de los que contradecían, aunque fueran cristianos, y más cuando, al contradecir, se veía que buscaban qué sería conveniente responder a los paganos.
Planteamiento de la cuestión y respuesta. Como disputásemos sobre la adivinación de los demonios, y se afirmara que no sé quién había predicho la destrucción del templo de Serapis, que tuvo lugar en Alejandría, yo respondí que no había que extrañarse si los demonios pudieron saber y predecir que era inminente la destrucción del templo y de su ídolo, así como otras muchas cosas, en la medida en que se les permite conocer y predecir.

Réplica y contrarréplica
2. Dios también permite el mal.
ELLOS: Y como me replicasen que esta clase de adivinaciones no son malas ni ofenden a Dios; antes al contrario, Dios omnipotente y justo no las permitiría si fuesen cosas malas e injustas.
AGUSTÍN: Yo les respondí que precisamente no debe parecer que son justas porque Dios omnipotentísimo y justísimo las permite, porque también permite otras muchas cosas clarísimamente injustas, como son los homicidios, los adulterios, los hurtos, el pillaje, y otros crímenes parecidos, que, aunque ciertamente ofenden a un Dios tan justo, porque son injustas, sin embargo, el mismo Dios omnipotente las permite por una disposición de su justicia, no siempre impunemente, sino para condenar a aquellos que hacen lo que ofende al justo.

Nueva réplica y contrarréplica
3. Dios puede permitir lo que le ofende aun en aquello que se refiere al culto.
ELLOS: Y como me contradijesen que en modo alguno había que poner en duda que Dios es omnipotente y justo; pero que de esos pecados humanos que se cometen contra la sociedad humana Dios no se cuida cuando se cometen; y que por eso llegan a cometerse los crímenes que no podrían ciertamente producirse si el Omnipotente no los hubiese permitido. En cambio, aquellos que se refieren al culto mismo de la religión, en modo alguno debe creerse que son descuidados por El, y por tanto que no han podido suceder sin que le agradasen, y, en consecuencia, no conviene pensar que son malos.
AGUSTÍN: A lo cual respondí también: En realidad le desagradan ahora, cuando los templos y sus ídolos son destruidos, y cuando está castigando esos sacrificios de los paganos si los han ofrecido. Porque así como decís que no se habrían podido cometer si a Dios no le hubiesen agradado, lo mismo puede decirse que no han podido ser prohibidos, destruidos y castigados si a Dios no le desagradasen. Y por lo tanto, si entonces se hacían rectamente porque se demostraba con ello que agradaban a Dios justo, ya que permitía que se hiciesen, por lo mismo ahora se hacen inicuamente, porque se está demostrando con eso que es El quien manda o permite destruirlos.


¿Por qué Dios permite los sacrificios de los paganos?
4. Los sacrificios de los paganos no son buenos porque Dios los permite. En contra de lo anterior se ha dicho que ciertamente son ilegales actualmente esos actos, y con todo no son malos. Son ilegales porque se hacen contra las leyes que los prohíben; pero que no son malos, porque, si fuesen malos, jamás habrían agradado a Dios. Ahora bien, si jamás habrían agradado a Dios, jamás igualmente se habrían cometido, al no permitirlo quien todo lo puede y no menosprecia tales actos, cuando son tan enormes que, si se cometen, van contra la misma religión por la que Dios es honrado.

Respuesta de Agustín
Aquí intervine yo: Si no son malos porque se prueba con ello que se agrada a Dios, ya que el Omnipotente permite que se cometan, ¿cómo va a ser bueno permitir que sean prohibidos y destruidos? Y si no es bueno que sea destruido lo que agrada a Dios, el Omnipotente no iba a permitir que se realice, porque también esto va contra la religión por la que Dios es honrado, sí aquello que agrada a Dios es destruido por los hombres. Y si el Omnipotente permite que eso se haga injustamente, no hay que considerarlo como bueno porque el Omnipotente ha permitido que se realicen.

Nueva réplica
5. Dios permite como Omnipotente lo que desaprueba como infinitamente justo.
ELLOS: Me replican que hay que conceder que actualmente esos cultos no se hacen; aún más, no se hacen ya en absoluto, porque ahora desagradan al Omnipotente; pero que le agradaron cuando se hacían. Que nosotros ignoramos por qué razón le agradaron entonces, y por qué razón le desagradan ahora; mientras que es cierto que ni entonces hubieran podido realizarse si no hubiesen agradado al Omnipotente, ni ahora habrían desaparecido si no hubiesen desagradado al Omnipotente.

Nueva contrarréplica
AGUSTÍN: ¿Por qué, entonces, repliqué yo inmediatamente, también en la actualidad se hacen a escondidas prácticas semejantes que, o se vienen ocultando perpetuamente, o que descubiertas son castigadas, si nada de eso permite el Omnipotente que se haga, de no ser porque le agrada a El, que es justo, cuando no es posible que agrade al justo una cosa que es injusta?
ELLOS: A esto respondieron que actualmente, en general, no se hacen semejantes prácticas. En efecto, insisten, no se hacen esos cultos sagrados que están inscritos en losLibros Pontificales, los cuales sin duda se hacían entonces legalmente, y demostraban que agradaban a Dios, puesto que el Omnipotente y justo permitía que se hiciesen. En cambio, si actualmente se hace alguno de los sacrificios prohibidos, clandestina e ilegalmente, no puede compararse con aquellos sacrificios pontificales, aunque sean tenidos como tales también los ritos nocturnos, siendo cierto que todos esos ritos están prohibidos y condenados como ilícitos por los mismos Libros Pontificales.
AGUSTÍN: Mi respuesta fue: ¿Por qué, entonces, Dios permite que se hagan, por ejemplo, tales ritos, si no menosprecian ninguna de esas malas acciones que se hacen contra la religión?, ¿y sobre todo cuando los que estiman mucho los Libros Pontificales se ven obligados a conceder que El tiene cuidado también de tales ritos, por lo que afirman que al estar prohibidos por esos libros, lo están ciertamente por orden divina? Y ¿cómo están prohibidos por orden divina, sino porque desagradan a Dios esos ritos que al prohibirlos ciertamente no sólo le desagradan, sino que manifiesta también que El se preocupa y no los tiene completamente en menos? De donde se deduce que Dios reprueba algunas cosas en cuanto que es justo, aunque permita otras en cuanto que es omnipotente.

Conclusión
6. Resumen y enunciado. Después de estas explicaciones, nos pusimos de acuerdo en que no había que juzgar una cosa como justa y buena porque el Omnipotente la permita, aunque le desagrade; y que había que defender igualmente que esas malas obras que se hacen contra la religión por la que Dios es adorado, y que desagradan a Dios en cuanto que es justo, son permitidas también por El en cuanto que es omnipotente por sus justos designios.
Enunciado de una nueva cuestión. Pero vengamos a tratar otro tema: ¿De dónde vienen las adivinaciones, ya de los demonios, ya de cualesquiera que sean esos que los paganos llaman dioses?
Parece claro que se ha de examinar esta cuestión para que sean considerados buenos esos prodigios, no precisamente porque el Omnipotente permite que se hagan, sino porque son tan extraordinarios que parece que no pueden ser atribuidos sino al poder de Dios.
Respuesta de Agustín. Entonces prometí responder a esta cuestión después, porque en aquel momento me urgía ya la hora de volver al pueblo. Y, en cuanto se me ha ofrecido un tiempo para escribir, no me he descuidado ni en rehacer todo aquello, ni en añadir todo lo que sigue.


SEGUNDA PARTE
Enseñanza de San Agustín
Explicación de la adivinación diabólica
3 7. La naturaleza de los demonios. La naturaleza de los demonios es tal que por la sensibilidad de los cuerpos etéreos son superiores fácilmente a la sensibilidad de los cuerpos terrenos. Además, por la rapidez debida a la movilidad superior del mismo cuerpo etéreo aventajan sin comparación no sólo a la carrera de cualesquiera hombres o fieras, sino hasta al vuelo de las aves. Dotados de esta doble facultad en cuanto pertenece a un cuerpo etéreo, es decir, de la agudeza sensitiva y de la rapidez de movimientos, pueden predecir o anunciar muchos acontecimientos conocidos por ellos con anterioridad, los cuales causan admiración a los hombres debido a la torpeza de la sensibilidad terrena. Los demonios, por el tiempo tan largo que tienen de vida, han adquirido una experiencia de las cosas mucho mayor que la que pueden adquirir los hombres en la brevedad de su existencia. Por estas propiedades que la naturaleza del cuerpo etéreo ha recibido, los demonios no sólo predicen muchas cosas futuras, sino que hacen también muchas cosas extraordinarias. Y como los hombres no tienen poder para predecir y hacer tales cosas, algunos creen que son dignos de que les sirvan, y de que les tributen honores divinos, sobre todo, estimulándoles el vicio de la curiosidad por mor de una felicidad falsa y terrena y de una superioridad temporal. En cuanto a los que se mantienen puros de estas concupiscencias, sin permitir que los engañen o embauquen los demonios, sino que buscan y desean un bien, que es siempre inmutable, con cuya participación sean felices, éstos consideran en primer lugar que a los demonios no hay que anteponerlos por eso de que sean superiores en agudeza sensorial de un cuerpo por supuesto etéreo, es decir, de un elemento más sutil, porque tampoco creen que entre los mismos cuerpos terrenos haya que anteponer los animales que presienten muchas cosas con mayor agudeza; por ejemplo, el perro sagaz, porque descubre con su olfato agudísimo a la fiera que se oculta, ofreciendo al hombre una especie de mando para cazarla, y ciertamente no por su alma más inteligente y desarrollada, sino por la agudeza sensorial de su cuerpo; o, si se prefiere, el buitre, porque vuela desde una lejanía insospechada sobre el cadáver abandonado; ni el águila, porque, se dice, volando en lo alto percibe desde tanta altura a un pez que nada bajo las aguas, y al descubrirlo, estrellándose en picado contra el agua, lo arrebata con las patas y garras; ni otras muchas especies de animales que vagan, alimentándose por entre hierbas perjudiciales a la salud sin que toquen ninguna que les perjudique; mientras que el hombre apenas ha aprendido con la experiencia a evitarlas, y tiene miedo de muchas cosas inofensivas, porque le son desconocidas.
No hay que anteponer los demonios a los hombres de bien. De aquí es fácil conjeturar que puede ser más aguda la sensibilidad de los cuerpos etéreos, sin que por eso cualquier persona prudente tenga que creer que hay que anteponer los demonios dotados de ella a los hombres de bien. Y otro tanto cabría decir de la rapidez de los cuerpos; porque también los hombres son superados en esta facultad, no sólo por las aves, sino hasta por muchos cuadrúpedos, de tal manera que en su comparación son considerados como de plomo. Por eso tampoco cree que haya que anteponer esas especies de animales, sobre las cuales los hombres mandan, para cazarlas, para domesticarlas y para adaptarlas al uso y comodidad de su voluntad, y no por la fuerza corporal, sino por la razón.

Los demonios deben ser despreciados
4 En cuanto a esa tercera facultad, que, debido a su larguísima experiencia de las cosas, llegaron a aprender de qué modo adivinar y predecir muchas cosas, los que se preocupan de discernir con cuidado esas adivinanzas de la verdad, que expande la única luz verdadera, la desprecian de tal modo que los jóvenes buenos no creen que los viejos malos les aventajen a ellos por eso de que hayan experimentado muchas cosas, y por esa causa aparentan como más sabihondos; ni que los médicos, marineros, agricultores, a quienes llegan a conocer como gente de voluntad perversa y de mala vida, tampoco van a ser preferidos a ellos por aquello de que predicen muchas cosas, los unos sobre enfermedades, los otros sobre tempestades y los terceros sobre las variedades de árboles y de frutos, de tal modo que ante un inexperto en esos temas parece que todo lo adivinan.
8. Por otra parte, el que los demonios no solamente predicen algunas cosas futuras, sino que también hacen algunos portentos debido a la misma superioridad de su cuerpo, ¿por qué los hombres prudentes no van a despreciar todo eso, cuando frecuentemente hombres inicuos y corrompidos ejercitan de tal modo sus cuerpos, y con artificios diversos pueden cosas tan maravillosas que quienes no conocen los secretos ni los han visto jamás apenas dan crédito ni a las cosas que han oído? ¿Cuántas acrobacias han llegado a realizar los funámbulos y los demás artistas del teatro o circo?, y ¿cuántas maravillas no han hecho los artesanos y sobre todo los mecánicos? ¿Son por eso mejores que los hombres de bien, y adornados de una piedad santa?
He recordado estos ejemplos para que quien los examine sin obstinación y sin la vana pasión de contradecir, reflexione a la vez que, si de una materia inferior que la materia de su propio cuerpo, y que la de toda la tierra, y la del agua, la de las piedras, al igual que la de las maderas y la de los diversos metales, algunos hombres son capaces de realizar cosas tan maravillosas que quienes lo valoran, al contemplarlo con estupor, a veces los llaman divinos, en comparación consigo mismos, aunque muchos de ésos son más completos por sus artes, y hasta algunos de los admiradores mejores por sus costumbres, ¿cuánto mayores y más prodigiosos efectos pueden realizar los demonios por la facultad y la facilidad de su cuerpo sutilísimo, es decir, etéreo; aunque, sin embargo, por la perversidad de su voluntad, y sobre todo por la altanería de su soberbia y la malicia de su envidia, sean espíritus inmundos y perversos?
Sería muy largo de demostrar aquí cuánto mayor sea ese elemento etéreo por el que son superiores sus cuerpos para dar flexibilidad, y poner en movimiento invisiblemente muchas cosas visibles, para mudarlas y cambiarlas. Y pienso que todo esto se le ocurre fácilmente hasta a quien lo considere sin mucha reflexión.

¿Por qué razón los demonios adivinan el porvenir?
5 9. Siendo esto así, y porque la cuestión gira acerca de la adivinación diabólica, es preciso saber en primer lugar que ellos predicen frecuentemente lo que ellos mismos van a realizar. En efecto, a veces reciben poder para castigar con enfermedades o para viciar el aire haciéndolo malsano; también para sugerir a los degradados y amadores de las voluptuosidades terrenas acciones malas, que, al sugerírselas, están seguros de que van a consentirlas. Lo hacen de modo maravilloso e invisible, penetrando por medio de la sutileza de sus cuerpos en los cuerpos de los hombres que los sienten, e interfiriendo por medio de visiones imaginarias en los pensamientos tanto de los que velan como de los que duermen. A veces predicen no lo que ellos hacen, sino lo que presagian que va a suceder por los signos naturales que los sentidos humanos no pueden percibir. Y porque el médico prevé lo que no puede prever el profano en su arte, no por eso hay que tenerlo como un adivino. Entonces, ¿qué tiene de extraño si, como el médico a través de la temperatura ya alterada o modificada del cuerpo humano, prevé que la salud va a ser buena o mala, lo mismo el demonio, por el estado y las leyes de la atmósfera que le son conocidas y a nosotros se nos escapan, puede prever las tempestades que van a venir? También conocen a fondo y con toda facilidad las disposiciones humanas, no sólo las manifestadas de viva voz, sino también las concebidas sólo con el pensamiento, puesto que se exteriorizan algunos signos desde lo íntimo del alma a través del cuerpo. En consecuencia, predicen también muchas cosas que van a suceder, por supuesto maravillosas para los demás que no llegan a conocer tales secretos. En efecto, lo mismo que se reflejan en el rostro las emociones más vivas del alma, de manera que hasta los hombres conocen por fuera algo de lo que pasa por dentro, de igual modo tampoco debe parecer increíble si hasta los más leves pensamientos reflejan por medio del cuerpo algunos signos que no puede percibir la sensibilidad embotada de los hombres, y en cambio sí lo puede la agudeza de los demonios.

La adivinación diabólica dista mucho de la sublimidad de la profecía divina
6 10. Los demonios engañan y son engañados. Con esta facultad tan prodigiosa los demonios predicen muchas cosas, a pesar de que esté bien lejos de la sublimidad de la profecía de Dios, que obra por medio de sus santos ángeles y profetas. Efectivamente, cuando predicen algo sobre los designios de Dios, lo oyen para predecirlo; y cuando predicen lo que oyen de ese modo, ni engañan ni son engañados, porque los oráculos angélicos y proféticos son infalibles y veraces. Ahora bien, hay quienes llevan a mal el que los demonios oigan y predigan algunos oráculos semejantes, como si fuese indigno lo que se comunica para manifestarlo a los hombres, y que no solamente los buenos, sino hasta los malos no lo callen, cuando estamos viendo entre los mismos hombres que los preceptos de una vida buena son celebrados lo mismo por los justos que por los perversos; y que no perjudica en nada, sino más bien ayuda a un conocimiento mayor y al prestigio de la verdad, cuando hablan de ella lo que conocen hasta esos que la contradicen con su conducta perversa.
En cambio, los demonios se engañan y engañan con las otras predicciones suyas la mayoría de las veces. Se engañan ciertamente, porque al predecir sus propios designios, desde arriba algo se ordena de improviso que trastorna todos sus planes. Así como cuando los hombres sometidos a otras autoridades disponen algo que creen que sus jefes no lo van a prohibir, y entonces prometen que ellos lo van a hacer; pero los que tienen un poder mayor, por una decisión superior, prohíben de repente todo eso ya dispuesto y preparado. También son engañados cuando adivinan algunas cosas por las causas naturales, como los médicos, los marineros, los agricultores, aunque conozcan con mayor agudeza y sagacidad por su sensibilidad más sutil y ejercitada; porque todo eso los ángeles que sirven piadosamente a Dios soberano también lo pueden cambiar de improviso y repentinamente por un designio desconocido de los demonios. Igual que si a un enfermo, a quien el médico había predicho o prometido por los síntomas verdaderos de salud que viviría, y le sucede algo por lo que muere; o cuando algún marinero, previendo el estado del tiempo, hubiese predicho que durante largo tiempo iba a bramar aquella tempestad a la que Cristo el Señor mandó que se calmase, cuando navegaba con sus discípulos, y se hizo una gran bonanza1; o, si se quiere, cuando un agricultor, buen conocedor de la naturaleza del suelo y del número de cepas, se promete para ese año que tal viña va a producir una gran cosecha; y, sin embargo, ese año o la seca una inclemencia del cielo o se la arranca alguna orden de un poderoso. Pues, de una forma parecida, muchas cosas que están bajo la presciencia y la predicción de los demonios, porque prevén por las causas inferiores y ordinarias lo que va a suceder, son cambiadas y transformadas por causas más importantes y más secretas. Además, los demonios engañan con el empeño y la voluntad maliciosa de engañar para regodearse del error de los humanos. Y cuando ellos han sido unos engañados o unos mentirosos, para no perder ante sus adoradores el crédito de su autoridad, hacen que toda la culpa caiga en sus intérpretes y en los adivinos de sus signos.
11. ¿Cómo engañan los demonios? Y ¿qué tiene de extraño entonces si, al ser ya inminente la destrucción de los templos y de los ídolos, que los profetas de Dios habían predicho desde hacía tanto tiempo, el demonio Serapis lo descubrió como inmediato a algunos de sus adoradores para recomendarles, al retirarse o al huir, su pretendida divinidad?

La astucia diabólica
7 Que sean ahuyentados los tales demonios, y aún, que, encadenados por órdenes superiores, sean arrancados y apartados de sus lugares, para que en aquellas mismas cosas que ellos dominaban y con las que eran venerados, se cumpla la voluntad de Dios, que es quien ha predicho desde hace tanto tiempo que eso iba a suceder en todos los pueblos, y que ha ordenado que eso se hiciese por medio de sus fieles. ¿Por qué, pues, el demonio no iba a estar libre para predecirlo, habiendo él adivinado que era inminente?, cuando esa predicción estaba atestiguada por los profetas que habían escrito tales cosas, y se les concedía a los varones prudentes entender con cuánta vigilancia habría que evitar la astucia diabólica, y apartar su culto. Porque habiendo callado durante tan larguísimo tiempo en sus templos todo esto que iba a suceder, y que, predicho por los profetas, no podían ignorar, cuando comenzó ya a acercarse su cumplimiento, quisieron ellos predecirlo de alguna manera para que no se les tuviera por ignorantes y derrotados. En resumen, y para omitir otras pruebas: Había sido predicho y escrito tanto tiempo antes aquello que dice el profeta Sofonías: Prevalecerá el Señor contra ellos, y exterminará a todos los dioses de los pueblos de la tierra; y lo adorarán, cada uno desde su puesto, todas las islas de los gentiles2. O ellos no creían que esto iba a venirles a ellos, que eran venerados en los templos de los paganos, y por eso no quisieron celebrar esos oráculos por medio de sus adivinos y fanáticos. Así, uno de sus poetas presenta a Juno, que no cree en absoluto, lo que había dicho Júpiter sobre la muerte de Turno. Y este Juno es celebrado por ellos como la potestad aérea que habla así en Virgilio:
«Ved, o yo me engaño, que una muerte rigurosa amenaza a un inocente.
¡Seré yo, más bien, el juguete de una vana alarma!
Y tú, que tienes el poder, cambias para mejor tus rigores».
Digo, pues, que o los demonios, es decir, las potestades aéreas, dudaban que podían sucederles los oráculos que conocían por los profetas, y a causa de eso no quisieron divulgar su predicción, y ahí se puede juzgar cómo son. O bien, sabiendo con toda certeza lo que iba a suceder, por eso lo silenciaron en sus templos para que los hombres inteligentes no comenzasen ya desde entonces a abandonarlos y a despreciarlos porque darían crédito, sobre la destrucción de los templos y de sus ídolos que iba a venir, a aquellos profetas que prohibían venerarlos. Pero ahora, una vez que ha llegado aquel tiempo en que se han cumplido los vaticinios de los profetas del único Dios, que declara que esos dioses son falsos, y que manda muy severamente que no se les dé culto, ¿por qué no les iba a dejar también predecir lo que ya es evidente para que así apareciese con mayor claridad: o que ellos antes no lo habían creído de ninguna manera, o que tuvieron miedo de anunciárselo a sus adoradores; y, finalmente, que, no teniendo nada más que hacer, quisieron también entonces mostrarse hábiles adivinos, cuando ya ha sido descubierto que por mucho tiempo han estado usurpando la divinidad?

Las adivinaciones demoníacas
8 12. Los demonios pueden adivinar algunas cosas verdaderas por los oráculos de los profetas, pero no pueden nada contra el Dios verdadero. A lo que dicen los seguidores de los ídolos que aún quedan, que las cosas conocidas de antemano también están contenidas en algunos libros de los suyos, aunque hay que creer que han sido elaborados desde los sucesos ya cumplidos, los cuales, si fuesen verdaderos, debieron darlos a conocer en sus templos desde mucho tiempo antes a sus gentes, como nuestras profecías, mucho más antiguas y más célebres, son leídas en público no solamente en nuestras iglesias, sino también en las sinagogas de los judíos, lo cual tiene fuerza de un testimonio más sólido contra todos los enemigos.
No obstante, a nosotros no nos deben influir semejantes predicciones, que apenas, rara vez y a hurtadillas, son reveladas por ellos, si es que a alguno de los demonios le ha sido arrancado el manifestar a sus adoradores eso que había aprendido de los vaticinios de los profetas o de los oráculos de los ángeles. Y ¿por qué no se iba a hacer eso, siendo también semejante predicción no un ataque, sino un testimonio de la verdad? Lo único, en efecto, que podrían reclamar, y jamás lo han dado a conocer, ni en el pasado ni tampoco después, sin que intentaran revelar a no ser lo inventado, es que sus dioses se hayan atrevido a adivinar o decir algo por medio de sus adivinos contra el Dios de Israel. Sobre este Dios, sus escritores más sabios, que pudieron leer y conocer todos aquellos vaticinios, indagaron más bien quién era Dios, sin que fueran capaces de negar a Dios. Pues este Dios, a quien ninguno de ellos se atrevió a negar que era el Dios verdadero -y si alguno lo llegaba a negar no sólo estaría expuesto a justas penas, sino que también sería convicto con argumentos ciertos-; sí, este Dios, a quien, como he dicho, ninguno de ellos se ha atrevido a negar que es el Dios verdadero, es el que ha vaticinado con una denuncia pública, y ha mandado con poder manifiesto, y ha cumplido con verdad palmaria, que esos llamados dioses son falsos, y que había que abandonarlos completamente, y que sus templos con los ídolos y sus altares habían de ser destruidos por sus adivinos, es decir, por sus profetas. En conclusión, ¿quién va a ser tan ingenuo que no elija para adorarlo, más bien, a ese Dios a quien no prohíben adorar hasta los mismos dioses a quienes él adoraba? Y, sin duda alguna, una vez que haya comenzado a adorarlo, no se volverá jamás a esos dioses falsos que le prohíbe adorar el Dios verdadero a quien ya adora.

El culto al único Dios
13. Los profetas profetizaron que el culto de los falsos dioses desaparecería para dar lugar al culto del Dios verdadero. He recordado poco antes, y ahora lo repito, que los profetas del Dios verdadero habían profetizado que los pueblos lo adorarían, después de destruir los dioses falsos que antes adoraban. Dice Sofonías: Prevalecerá el Señor contra ellos, y exterminará a todos los dioses de los pueblos de la tierra; y lo adorarán, cada uno desde su puesto, todas las islas de los paganos3. No sólo las islas, sino todos los pueblos, como igualmente las islas todas de las naciones, puesto que en otra parte nombra no las islas, sino el orbe entero de la tierra, al decir: Lo recordarán y volverán al Señor todos los confines de la tierra, y se postrarán en su presencia todas las familias de los pueblos4. Está suficientemente claro también por otros muchos testimonios, y en este mismo salmo de donde he recordado el pasaje, que tales vaticinios se habían de cumplir por medio de Cristo. En efecto, es El mismo, cuando anuncia su Pasión futura por medio del profeta un poco antes, quien dice: Taladraron mis manos y mis pies, han contado todos mis huesos. Ellos me han observado y me han mirado triunfantes, se han repartido mi ropa, y han echado a suerte mí túnica5. Y un poco después pone el versículo que he citado: Lo recordarán y volverán al Señor todos los confines de la tierra6, etc.
Aunque también por ese testimonio que he citado arriba, donde se dijo: Prevalecerá el Señor contra ellos, y exterminará a todos los dioses de los pueblos de la tierra7, en esa palabra Prevalecerá se muestra suficientemente que está profetizado el que los paganos primeramente combatirían a la Iglesia, y perseguirían cuanto pudiesen el nombre cristiano para, si les fuera posible, borrarlo por completo de la tierra; y porque los había de vencer por la paciencia de los mártires y la grandeza de los milagros, lo mismo que por la fe consiguiente de los pueblos, por eso mismo está escrito: Prevalecerá el Señor contra ellos. Porque no se diría: Prevalecerá contra ellos, de no haberla resistido combatiendo. Por lo cual también fue profetizado en un salmo de este modo: ¿Por qué se han amotinado las naciones, y los pueblos han planeado proyectos vanos? Se han aliado los reyes de la tierra, y los príncipes conspiran juntos contra el Señor y contra su Cristo. Y poco después dice: El Señor me ha dicho: Tú eres mi Hijo, yo te he engendrado hoy. Pídemelo, y te daré en herencia tuya las naciones, y en posesión tuya los confines de la tierra8. Ved la relación con lo dicho también en el otro salmo que he intercalado arriba: Lo recordarán y volverán al Señor todos los confines de la tierra9.
Por estos y otros documentos prácticos se demuestra que estaba profetizado lo que vemos que se cumple en Cristo: que iba a suceder que el Dios de Israel, a quien reconocemos único Dios verdadero, sería adorado no en un solo pueblo que se llamó Israel, sino en todos los pueblos; y que destruiría todos los falsos dioses de los paganos, tanto de sus templos como de los corazones de sus adoradores.

Es inútil la jactancia pagana de su doctrina y de su ciencia
10 14. ¡Que vayan ahora esos tales, y que se atrevan todavía a hacer la defensa de sus viejas vanidades contra la religión cristiana y contra el verdadero culto del Dios verdadero, para que perezcan estrepitosamente! Por cierto que también esto fue profetizado sobre ellos en el salmo, con las palabras del profeta: Te has sentado en el tribunal tú que juzgas la equidad. Reprendiste a los pueblos, y pereció el impío; has borrado para siempre su nombre, y por los siglos de los siglos. Los enemigos han acabado en la ruina de la espada, y has destruido sus ciudades. Su memoria ha perecido estrepitosamente, pero el Señor reina eternamente10. Es necesario, por tanto, que todo esto se cumpliera. Y nosotros tampoco debemos inquietarnos de que algunos pocos paganos, que han quedado, se atrevan todavía a hacer ostentación de sus doctrinas fanfarronas, y a motejar a los cristianos de perfectos ignorantes, cuando estamos viendo que se cumplen en ellos las profecías. Por cierto que esa aparente ignorancia y, por así decir, locura de los cristianos es lo que se revela a los humildes, a los santos, a los que la estudian con amor, como la excelsa y única verdadera sabiduría; esa, repito, locura de los cristianos ha reducido a los paganos a una ínfima minoría, porque como dice el Apóstol: Dios ha hecho necia la sabiduría de este mundo. Y añade después una reflexión magnífica, para el que la entienda, y sigue así: Mirad que el mundo no conoció a Dios en la sabiduría de Dios a través de la sabiduría; plugo a Dios salvar a los creyentes por medio de la locura de la predicación. Porque los judíos piden ciertamente signos, y los griegos buscan sabiduría, pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos un escándalo, y para los paganos una locura; en cambio, para los llamados a Cristo, lo mismo judíos que griegos, poder de Dios y sabiduría de Dios. Porque lo necio de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres11.
¡Que se mofen, pues, en cuanto puedan, de nuestra aparente ignorancia y locura, y que se vanaglorien de su doctrina y sabiduría! Yo sé que esos burlones nuestros son en este año menos que los que eran el año pasado. En efecto, desde que han bramado las naciones, y los pueblos han tramado vanos proyectos contra el Señor y contra su Cristo, puesto que ellos derramaban la sangre de los santos, y devastaban la Iglesia, hasta nuestros días, y en lo sucesivo, ellos van disminuyendo día a día. A nosotros, en cambio, nos hacen muy fuertes contra las afrentas y las burlas orgullosas los vaticinios de nuestro Dios, que vemos y tenemos la alegría en este punto de que se van cumpliendo. Ciertamente que nos hable así el profeta: Escuchadme los que conocéis la justicia, pueblo mío, en cuyo corazón está mi ley: no temáis la afrenta de los hombres ni os dejéis abatir por sus calumnias ni tengáis en mucho el que ahora os desprecien. Porque como el vestido, así serán consumidos por el tiempo, y como la lana serán comidos por la polilla; pero mi justicia dura para siempre12.
Con todo, que lean estas reflexiones mías, si es que se dignan hacerlo. Y cuando sus réplicas hayan llegado a mi conocimiento, les daré la respuesta con la ayuda del Señor.

Fuente: http://www.augustinus.it/spagnolo/potere_divinatorio/index2.htm

Sobre la actividad de los demonios


Resultado de imagen para sobre la actividad de los demonios

Sobre la actividad de los demonios: un tratado medieval bizantino sobre demonología: ver aquí

sábado, 11 de marzo de 2017

Obispo afirma que el demonio se manifestó al consagrar la Eucaristía


Resultado de imagen para Monseñor Charles Pope

Los demonios creen en la presencia real de Dios en la Eucaristía y tiemblan. ¿La fe de los demonios es mayor que la de algunos católicos?


Monseñor Charles Pope quien lidera en la Arquidiócesis de Washington la parroquia San Cipriano Santo Consolador sorprendió a fines de agosto a sus feligreses al escribir y recordar en el blog de la parroquia una inusual experiencia con el demonio, ocurrida durante una eucaristía hace algunos años. En particular al momento de efectuar la consagración.
Cuenta Mons. Pope que hace unos quince años estaba celebrando la misa en la antigua parroquia St. Mary’s en Washington DC. La celebración por ser una misa solemne, señala, decidió celebrarla en latín….

“Quizás nada diferente a la mayoría de los domingos, pero algo bastante sorprendente estaba a punto de suceder”.
Como ustedes saben (señala Pope) la antigua misa en latín era celebrada "ad orientem" (hacia el Este Litúrgico).

Con el sacerdote y las personas teniendo el rostro hacia una misma dirección… los feligreses estaban detrás del celebrante y en esa posición no las podía ver. Pope recuerda que era el momento de la consagración y, según corresponde, se inclinó con los antebrazos sobre el altar y la hostia entre sus dedos.
Luego, precisa, dijo las venerables palabras de la Consagración, en voz baja pero clara, Hoc est enim Corpus meum (porque esto es mi Cuerpo).

“Las campanas sonaron cuando hice la genuflexión.Pero detrás de mí había una alteración de algún tipo; un temblor o crujido que venía de los primeros bancos detrás de mí, a mi derecha. Y luego un gemido o gruñidos. “

¿Qué fue eso?”, me pregunté. En realidad no sonaba humano, sino más como el gruñido de un animal grande, como un jabalí o un oso, junto con un gemido lastimero que también no parecía humano.
Yo elevé la hostia, nuevos gruñidos, y otra vez me pregunté: “¿Qué fue eso?” Luego, silencio. Porque el celebrante en la antigua misa en latín no podía darse vuelta fácilmente para mirar. Aún así, yo pensé: “¿Qué fue eso?”
Luego vino el momento de la consagración del vino en el cáliz. Una vez más Pope recuerda haberse inclinado pronunciando con claridad , pero en voz baja:

"Hic est enim calix sanguinis mei, novi et æterni testamenti; mysterium fidei; qui pro vobis et pro multis effundetur in remissionem pecatorum. Haec quotiescumque feceritis in mei memoriam facietis" (Este es el cáliz de mi Sangre, de la nueva y eterna alianza, misterio de la fe…).

Justo en este instante dice Monseñor que escuchó otro sonido, que pudo identificar como un gemido y luego casi como un chillido una voz gritó:
¡Déjame en paz, Jesús! ¿Por qué me torturas?”
Recuerda que luego se escuchó un ruido de forcejeo y (según le contaron otros feligreses después) alguien salió corriendo y gimiendo como si hubiera sido herido. Las puertas traseras se abrieron y luego se cerraron. Luego, hubo solo silencio.

“No podía darme vuelta porque yo estaba con el Cáliz en lo alto por encima de mi cabeza. Pero supe en un instante que algún pobre alma atormentada por demonios había encontrado a Cristo en la Eucaristía y no pudo soportar su presencia real desplegada para que todos la vean. Y recordé entonces las palabras de la Escritura: «…Incluso los demonios creen y tiemblan» (Santiago 2:19)”.

Pero no se detuvo aquí su reflexión, recuerda Monseñor Francis Pope. Dice que el hecho lo cuestionó profundamente moviéndolo al arrepentimiento por su débil fe…

“¿Por qué un hombre atormentado por un demonio fue más consciente que yo de la verdadera presencia real? Él se conmovió en un sentido negativo y huyó. ¿Por qué yo no me conmuevo de una manera comparable, pero de forma positiva? ¿Y también el resto de los fieles que estaban presentes?”

Para Pope el hecho fue finalmente un regalo que confirma que en la hosita y el vino consagrado está presente efectivamente “el Señor de la Gloria, Rey del Cielo y de la Tierra, Justo Juez y Soberano de los Reyes de la Tierra”.
No dudo de que todos nosotros creemos intelectualmente en la verdadera presencia de Dios en la Eucaristía, comenta.

“Pero es muy diferente y mucho más maravilloso cuando trasladamos esta certeza a la profundidad del alma!”, finaliza.

Fuente: https://www.pildorasdefe.net/m/testimonios/Obispo-de-Washington-confiesa-que-el-demonio-se-manifesto-y-huyo-cuando-celebraba-la-eucaristia

miércoles, 1 de marzo de 2017

Heterodoxias diabólicas en los mensajes de Medjugorje


Falsa “Virgen de Medjugorje”



HETERODOXIA 1: “La Madonna siempre hace hincapié en que no hay sino un solo Dios y que la gente ha aplicado la separación antinatural. No se puede creer que uno es un verdadero cristiano si no respeta las otras religiones también”[1]. “Vidente” Ivanka Ivankovic.

HETERODOXIA 2: “La Madonna dice que las religiones están separadas en la tierra, pero su Hijo acepta personas de todas las religiones”[2]. “Vidente” Ivanka Ivankovic.

HETERODOXIA 3: Pregunta: “¿La Santísima Virgen pide que todas las personas sean católicas?” Respuesta: “No. La Santísima Virgen dice que todas las religiones son queridas por Ella y su Hijo”[3]. “Vidente” Ivanka Ivankovic.

Esta es la total apostasía del mensaje de Medjugorje. Es un rechazo del dogma católico, es un rechazo del dogma fuera de la Iglesia Católica no hay salvación, y es un rechazo total de la clara enseñanza del Evangelio sobre la necesidad de creer en Jesucristo, el Hijo de Dios, para la salvación. Esto demuestra que Medjugorje, como el resto de las apariciones falsas modernas, es un engaño del diablo. Los que están al tanto de estos hechos y se niegan a rechazarla como una aparición falsa, están rechazando la fe católica.

Notas: [1] The Apparitions of Our Lady of Medjugorje[Las apariciones de la Virgen de Medjugorje], Franciscan Herald Press, 1984. [2] The Apparitions of Our Lady of Medjugorje[Las apariciones de la Virgen de Medjugorje], Franciscan Herald Press, 1984. [3] Janice T. Connell, The Visions of the Children, The Apparitions of the Blessed Mother at Medjugorje [Las viciones de los niños, las apariciones de la Santísima Madre Virgen de Medjugorje], St. Martin's Press, agosto de 1992.
Resultado de imagen para linea divisoria
Otra heterodoxia, tomada del Sitio Web Oficial de Medjugorje

 FALSO ECUMENISMO: "Este es un tiempo de gracia si oramos y como dice el Papa, si deseamos y oramos por la reconciliación dentro de la Iglesia y entre todas las Iglesias Cristianas y todas las religiones."

SITIO WEB OFICIAL: http://www.medjugorje.ws/es/messages/000325m/


Resultado de imagen para linea divisoria
Videos



Resultado de imagen para linea divisoria

martes, 28 de febrero de 2017

Tres obispos de Estados Unidos critican el culto a la Santa Muerte




Tres prelados estadounidenses se pronunciaron recientemente en contra del culto a la Santa Muerte, haciendo eco de la postura que han tomado los obispos de México ante este icono de los narcotraficantes. El arzobispo de Santa Fe, John Wester, en Nuevo México; el obispo de El Paso, Mark Seitz, y el obispo de San Angelo, Michael J. Sis, en Texas, han instado a los católicos a evitar el culto a la figura conocida como ‘Niña Blanca’ o ‘La Chiquita’. Lo cuenta Diego Murcia en El Diario de El Paso.

La llaman “Blanca” porque es una calavera vestida de mujer, y “Santa” porque sus seguidores aseguran que los protege de cualquier mal hecho en su contra. La efigie es adorada por narcotraficantes, obreros, ladrones, policías, doctores y hasta maestros y ha ganado innumerables fieles en México.

La antítesis de Jesucristo

Monseñor Wester dijo que ese culto es “la antítesis” de las enseñanzas de Cristo. “Ella no es una santa. No hay nada bueno que pueda surgir de rezarle”, dijo. “Tenemos muchos santos que representan las enseñanzas de Jesucristo; ésta es una aberración”, agregó, tal como informa la agencia Associated Press.

Por su parte, y según leemos en Telemundo San Antonio, monseñor Sis calificó a la Santa Muerte como “espiritualmente peligrosa” y agregó que no existe vinculación con el catolicismo. “Debería ser evitada totalmente. Es una perversión de devoción a los santos”, añadió.


Estas advertencias surgen después de que el obispo de Ciudad Juárez, José Guadalupe Torres Campos, expresara en una entrevista para un periódico mexicano que la Santa Muerte es “la protectora del narcotráfico” y la encargada de “conducir a los hombres al pecado”. “Esta gente asesina y viola en su nombre. Honrarla a ella, es alabar el narcotráfico y al vida delictiva”, declaró.
De igual forma, según leemos en La Prensa Gráfica, varios dirigentes de la Iglesia Católica en México han comenzado a condenar públicamente el culto a la Santa Muerte, después de asegurar que en esta época ha aumentado considerablemente. “Ahora, en México, se le celebra a la muerte. La gente aplaude a quienes hacen mal, a los asesinos, a los que buscan su propio beneficio y eso es el culto a la Santa Muerte”, detalló Torres Campos.

Una preocupación pastoral

En el año 2016, durante su visita a ese país, el papa Francisco condenó implícitamente su culto diciendo: “hay tantos que seducidos por la potencia vacía del mundo, exaltan las quimeras y se revisten de sus macabros símbolos para comercializar la muerte”. Los prelados, por su parte, han llamado a la población a no integrarse en este culto anticristiano, al ver la proliferación de templos dedicados a la Santa Muerte en la frontera de México con los Estados Unidos.

“No estoy al tanto de que algún caso reciente o crecimiento de este culto en los Estados Unidos ha llevado a esto (tomar una postura en conjunto). Estamos preocupados por esta desviación de la devoción a los santos y del rezo, pero también nos preocupan otras cuestiones. El tiempo y la oportunidad no nos permiten abordar cada tema que nos preocupa”, comentó al respecto Joe Nájera, portavoz de la diócesis de El Paso.

La denuncia fue hecha hace unos días por el obispo de Ciudad Juárez, monseñor José Guadalupe Torres, quien consideró que los dirigentes de esta doctrina se aprovechan de la necesidad de la gente y que, pese a estar revestida de una mística que recuerda a los servicios religiosos de la Iglesia Católica, no tiene principios bíblicos verdaderos.

En esa ciudad mexicana hay, al menos, dos iglesias reconocidas, donde se ofician cultos de adoración en referencia a esta “santa”. En El Paso no se tienen certezas sobre estos oficios.

Vinculación con sucesos

Aunque el culto no es ajeno a las autoridades. Por ejemplo, el 17 de septiembre de 2015, una mujer originaria de Ciudad Juárez fue arrestada por agentes de Aduanas y Protección Fronteriza, tras encontrarle un contrabando de cocaína valorado 1,2 millones de dólares, escondido en una camioneta, mientras intentaba cruzar a El Paso. La mujer, a la que identificaron como Juana Romero Reyes, de 41 años, tenía colgantes de la Santa Muerte ocultos entre sus ropas.

“Entiendo que la policía local se ha encontrado con este culto en el pasado entre los pandilleros y narcotraficantes. Sin embargo, no estoy al tanto de que haya una feligresía fuera de este grupo”, comentó Nájera al respecto.

Vestida con una túnica negra y sosteniendo una guadaña en una mano, la Santa Muerte es atrayente para personas que buscan todo tipo de ayuda sobrenatural: sea defensa contra la maldad o la realización de una venganza hasta evitar la traición de amantes o conseguir un mejor empleo. Otros buscan su protección para sus cargamentos de droga y para evitar toparse con agentes judiciales. Los devotos utilizan con frecuencia oraciones católicas y establecen santuarios en su honor.

La festividad a la Santa Muerte es muy popular en México, y vinculada en ocasiones con cárteles de narcotráfico. En su mayoría, sus seguidores son inmigrantes, pequeños empresarios y gente pobre, muchos de ellos no involucrados con la religión organizada. De igual forma, en las últimas redadas policiales y golpes al narcotráfico, tanto las agencias policiales de México y Estados Unidos han reportado objetos de culto a la Santa Muerte en las guaridas de narcotraficantes.

La “santa” es especialmente popular entre católicos mexicano-estadounidenses, y rivaliza con San Judas y con la Virgen de Guadalupe como figura favorita para solicitar milagros, a pesar de que la Iglesia católica de México califica a la Santa Muerte como satánica. Su imagen ha sido utilizada en tarjetas de oración para pedir venganza y protección, las cuales han sido encontradas en ocasiones en sitios donde han ocurrido masacres y en cargamentos de drogas.

Fuente: InfoCatólica/RIES

domingo, 19 de febrero de 2017

El CARNAVAL: ¿Qué es en realidad?


Resultado de imagen para carnaval diabolico


Sabias que uno de los nombres de Satanás según la biblia es Baal-Zebub, que en Hebreo significa el señor de las Moscas, o también Beelzebú, en griego y significa Príncipe de los demonios; o también como una alteración de Baal-Zebul, en Hebreo significa Príncipe Baal; Debes saber que Dios castiga a todo aquel que lo adora o consulta, ¿sabías que tú sin saberlo has hecho lo que Dios castiga?, te preguntaras ¿de cómo o cuando lo hiciste?, te lo explicare.

CARNAVAL significa CARNE A BAAL, y esto seguro ni lo sabias, ni siquiera te pusiste a pensar ya que es una tradición o forma parte de “nuestra supuesta cultura” que merece ser protegida y difundida, pero NO es así, aunque te duela creerlo, sal del engaño y de las tradiciones de hombres que aborrece Dios, el nos dice “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo” (Col. 2:8). Toma la biblia y mira en el libro de Reyes 18:26,28,29 explica que los profetas de Baal tomaron carne de buey y le prepararon para holocausto sin poner fuego debajo, e invocaron el nombre de Baal clamando a grandes voces que descendiese y consumiere con fuego su holocausto entregado, saltando cerca del altar que habían hecho, sajándose con cuchillos y lancetas hasta chorear la sangre sobre ellos conforme a su costumbre (igual a tradición) con gritos frenéticos hasta la hora de ofrecer el sacrificio, pero esperaron en vano ya que nunca descendió fuego que descendiese del cielo. Como veras era ofrecer CARNE A BAAL, bailando, danzas, bullicio, saltos de bailarines, y pactos con Satanás con sangre, no te parece familiar a lo que se vive en Carnavales, donde se da rienda suelta a los placeres y deseos de la CARNE; la carne de buey que se menciona en las escrituras tiene un significado espiritual para nuestros días, que es sinónimo a nuestros pecados (Carne=Pecados).

La Biblia dice “Manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios” (Gál. 5:19-21) Todo lo mencionado se practica aún mas en esta fiesta, y Dios dice que el que practique alguna de ellas no heredara el reino de Dios (1 Cor. 6:9-10) y eso significa que no irán al cielo, su fin será el infierno, ya que nada inmundo o impuro entrara en el reino de los cielos, ya que los que practican estas cosas están pecando y todo “… el que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. (1 Juan 3:8) por ello Él te dice: pueblo mío apartaos de estas cosas, y desea enseñarte la verdad, porque su pueblo perece a falta de conocimiento, porque erráis ignorando las escrituras y el poder de Dios (Mat. 22:29)


¡NO TE DEJES ENGAÑAR MÁS¡ El Carnaval es darle Carne a Baal, con disfraz de Tradición, Cristianismo, Folklore palabra inglesa que significa “ciencia del pueblo” aquello que va en contra los mandamientos que nos da la ciencia de Dios; es decir su palabra que esta en la biblia* de principio a fin. Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.( Ro. 8:5-8) Por tanto no podemos decir que creemos en Dios y a la vez practicamos las costumbres y tradiciones de hombres que no van conforme a los mandamientos de Dios, por eso nos dice: “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciara al otro. No podéis servir a Dios y a Mammón (Baal) (Mat. 6:24). Por eso la Biblia dice: “PROFESAN CONOCER A DIOS, PERO CON SUS HECHOS LO NIEGAN, SIENDO ABOMINABLES Y REBELDES A SU PALABRA, REPROBADOS EN CUANTO A TODA BUENA OBRA”. (Tito 1:16) ”ASÍ HABÉIS INVALIDADO EL MANDAMIENTO DE DIOS POR VUESTRA TRADICIÓN. HIPÓCRITAS, BIEN PROFETIZO DE VOSOTROS ISAÍAS CUANDO DIJO: ESTE PUEBLO DE LABIOS ME HONRA; MAS SU CORAZÓN ESTA LEJOS DE MÍ. PUES EN VANO ME HONRAN, ENSEÑANDO COMO DOCTRINAS, MANDAMIENTOS DE HOMBRE” (Mat. 15:6-9)

Piensa y constata tu mismo leyendo la palabra de Dios, en ninguna parte de ella, Dios en Cristo Jesús ordena esta fiesta de borracheras, bailes, disfrases satanicos y provocativos que muestran claramente a quien se adora (al diablo) pero no lo toman en cuenta, donde hay sexo, sensualidad, orgías, adulterios, drogas, al igual que en otras fiestas que se festejan alegando su valides a la tradición, o cultura, pero ¿que TRADICIÓN,  CULTURA de Dios? ¡De ninguna manera! tradición de hombres, alejado totalmente de lo que Dios desea de todo aquel que realmente cree en ÉL todas estas practicas deben ser ERRADICADAS DE NUESTRA VIDA; por el hecho que la mayoría lo practica no significa que sea lo correcto, que no te importe que dirán los demás o porque los demás lo practican tu también lo tengas que hacer, es mejor agradar a Dios que a los hombres, ya que el hombre no puede condenar ni castigar tu Alma, es Dios quien lo hace, ve en tu vida ¿que es primero? ¿tu salvación o tu perdición?, ¿El cielo o el infierno?, ahora aún tienes oportunidad mientras tienes vida, ya que después de muerto ya no hay marcha a tras.

Fuente: Blog Noticias Tiempos del Fin.

"Salen demonios por cada bebé abortado", afirma la testigo de una revelación privada


"Salen demonios por cada bebé abortado", afirma la testigo de una revelación privada


Junto al estremecedor testimonio recogido en entrevista difundida a fines de mayo por "el Hogar de la Madre", incluimos un valioso análisis sobre las revelaciones privadas de quien fuera Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, hoy Papa emérito Benedicto XVI.

Quien aquí hablará falleció y narra lo que experimentó en ese trance. Un libro que detalla sus experiencias, varias decenas de apariciones en prensa digital, escrita y televisión no han disminuido la convicción apostólica de esta testigo de la misericordia. Tampoco en esta entrevista que concedió para un documental que el Hogar de la Madre ha puesto a disposición de los lectores de Portaluz (ver al final) y que reproducimos parcialmente en esta edición.
 
“Es imposible para una persona repetir ‘mil veces mil’ un acontecimiento tan grande, pero ahí está manifiesta la gracia de Dios, que te lleva, que te mueve... El Espíritu Santo es el que hace la obra, no soy yo”, señala Gloria Polo al iniciar.
 
Cuando esta médico odontóloga habla y afirma que lo espiritual es no sólo tan real como la pantalla donde estás leyendo esto, sino que es la auténtica realidad y proclama como determinante, con riesgo de nuestra propia vida, el ‘abrir los ojos’ a ello, no estamos ante una persona fanática, delirante o una títere adoctrinada por quienes pretenden aplastar el sano juicio y libre albedrío.
 
No todo comenzó en 1995 cuando, alcanzada por un rayo, quedó semi carbonizada y sin vida. Lo que desde este instante ocurre adquiere mayor sentido –como don de Dios para salvación del alma de Polo y enriquecimiento de la fe de los fieles- cuando nos enteramos que tras ser criada bajo el yugo machista de su padre se convirtió en una feminista, que no sólo defendía el aborto, sino que ya con 16 años ella misma había abortado…
 
Para una reflexión certera sobre esta revelación privada que testimonia Polo, insertamos al final el análisis del Cardenal Joseph Ratzinger, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, respecto de las visiones de los pastorcitos de Fátima. Su reflexión enriquece y proyecta el testimonio de Gloria (del documento que se adjunta al final, sugerimos en particular leer detenidamente el acápite “La estructura antropológica de las revelaciones privadas”).
 
Gloria, quizás hay personas que ya han oído hablar de Gloria Polo y lo que pasó ese 5 de mayo de 1995 en Bogotá (Colombia), cuando el impacto de un rayo te dejó clínicamente muerta en el exterior de la Universidad Nacional de Bogotá. Pero, seguramente, otras personas escuchan todo esto por primera vez. ¿Quién era y cómo era la doctora Gloria Polo antes de su conversión, cuáles eran los ideales de su vida?
A los trece años me enredé entre malas amistades. Llegué siendo una niña muy, muy buena, llena de Dios, pero cometí la peor decisión… olvidarme de Dios. Desde muy pequeña me dejé seducir por el alcohol, el cigarrillo. ¡Qué lamentable que un joven diga que ser feliz es estar encarcelado dentro de una botella de licor y que esa sea su alegría y que tenga que estar tomada para estar contento! Después caí en la música rock, después en la metálica, me envicié. Empecé a pactar con las cosas que no se deben hacer. Empecé a ver lo malo bueno. Porque el joven no se da cuenta de en qué momento rompe el límite.
 
Quedé encarcelada entre la Nueva Era, la brujería..., porque todo viene junto, no viene así solo. Entonces, uno de joven quiere beberse todo al tiempo, se siente que el mundo le viene pequeño y que a uno no le queda nada grande. Y en ese mismo deseo de querer mostrar al mundo que ya uno es un adulto, cuando se es una pequeña de 13 años, una adolescente, entonces quedé enredada en la pornografía, en el alcohol, en el cigarrillo, viendo normal la promiscuidad sexual -aunque yo no fui promiscua-, pero la veía parte del joven. A los 14 años ya veo a mis amigas abortar, veo la trampa en el enemigo cuando le dicen al joven que usando un condón nada pasa y veo como ellas tienen que ir abortando en el camino de la secundaria y me encuentro con el dolor del trauma post-aborto de mis compañeras, que han ido abortando en la secundaria. Pero ahí sucedió algo malísimo, yo me iba acostumbrando al aborto como parte de la juventud, como parte del joven, como el error que, como no grita el bebé, se acabó y ya. Entonces, eso es lo que hace el enemigo de mi vida, me va acostumbrando al mal, eso hizo también en parte la música. Me influenció para acostumbrarme a la cultura de la muerte. La música tiene una capacidad de meter al joven en la cultura de la muerte.
 
¿También abortaste?
Sí (señala que siendo adolescente). Mi vida adulta anestesió el trauma post-aborto en la vanidad del cuerpo. Caigo en la anorexia, bulimia... Yo maltrataba mi cuerpo, porque dentro de mí me odiaba, me quería destruir…
 
De adulta terminé siendo abortista, pagando abortos. Yo era odontóloga y mi marido en ese tiempo tenía dinero, y lo que yo ganaba en el consultorio lo gastaba llevando a las esposas a que se fueran a las tabernas para que no se dejaran de sus maridos, buscando que la mujer se volviera feminista, que si su marido le era infiel, que ella le fuera infiel el doble. Empiezo a destruir muchos matrimonios, pero yo no pienso que los estoy destruyendo, sino construyendo una mujer que se defiende, porque cuando Lucifer toma tu vida, tú todo lo ves bien, no ves nada mal.
 
Después, pagaba abortos a las chicas que no les funcionaba el preservativo. Mira el circuito que hace el enemigo, te hunde y luego te pone a trabajar, te encarcela y después te hace llevar muchas almas. Mujer abortista, defensora de la eutanasia; me creía muy liberal. Mis valores eran el dinero y la ciencia.
 
En un momento de crisis estuve a punto de suicidarme… Esto fue antes del rayo. En un puente, iba en el carro y en lugar de frenar aceleré, la gracia de Dios hizo que el carro, en lugar de salir del puente, giró en trompo y para. En ese instante, lavada en sudor me dije: “No más, tengo que buscar a Dios. No puedo seguir ahí”. Entonces es cuando voy buscando una iglesia y digo: “No puedo dejar para mañana la confesión, porque mañana no lo voy a hacer, me va a volver a ganar la lógica”. Cuando encontré a un sacerdote, le digo: “Padre, ayúdeme, porque si me muero en este instante voy derecha para el infierno”. Y este joven sacerdote se me queda mirando y me dice: “Usted parece una persona culta, no me diga que tan grande anda creyendo en el diablo, si es que ni el infierno ni el diablo existen”. Este fue el jaque mate de mi vida. Hubo una crisis brutal.
 
Luego encontré un sentido, pero equivocado, en medio de ateos muy intelectuales, personas extraordinarias, finas, agradables, solidarias, pensando en construir un mundo sin injusticias sociales… Digo: “Aquí está la respuesta”: Venimos de la evolución, no existe el alma y cuando yo me muera, todo se acabó. Entonces, ¿Qué hacer? Pues desarrollar mi inteligencia, sobresalir de las mentes iluminadas que someten a los ignorantes. Empecé a ver al creyente como gente sin inteligencia, sin capacidad, que necesitaban creer en algo.
 
Y ese 5 de mayo de 1995 que te cambia la vida, ¿qué es lo que sucede?
Estaba lloviendo muchísimo. Yo estaba a punto de separarme de mi marido, que había caído en la ruina. Entonces él había perdido lo último agradable que tenía para mi concepto. Llegó mi sobrino me coge en gancho (del brazo) y nos vamos saltando hacia la Facultad de Odontología. Llovía muchísimo. Nos cayó un rayo y quedamos sin vida mi sobrino y yo. Mi cuerpo se carbonizó totalmente. Se me desfiguró lo que más amaba, mis senos; las costillas, que yo pensaba que era lo mejorcito que tenía; mis piernas quedaron carbonizadas, mis riñones, mis pulmones, mis ovarios… Todo se quema.
 
Me quedo sin vida como un caucho, pero tengo la experiencia inmensa del amor de Dios, su luz, su presencia… Me siento amada, siento cómo me tiene en sus manos, me abraza en su Corazón. ¡Me siento tan feliz! Veo en la herida de su Corazón, en el fondo de su Corazón, un jardín bellísimo, hermoso, hermoso, con flores vivas, preciosísimo, de amor vivo, de una indescriptible belleza. Y yo quería entrar a ese jardín. Pero cuando voy a entrar me doy cuenta de que no puedo… Entonces siento cómo el Señor me amaba, me ha buscado… y me muestra cuántos sacerdotes, religiosas han sufrido terribles ataques del enemigo, han entregado sus vidas por amor a Dios. Cuántas personas de oración, a las que yo había despreciado, que habían orado por mí. Me muestra cuando yo no los escuchaba… yo no lo quise escuchar a Él. Entonces, en el momento en que Él me empieza a separar de su Corazón, yo siento el dolor más grande. El dolor más grande no fue saber que el diablo existía, porque para mí fue aterrador ver que el diablo existía, sino que para mí el dolor más grande era que me iba a quedar eternamente sin el amor de Dios. Eso es lo más aterrador. Ni todos los millones de demonios juntos son tan terribles como saber que te quedas sin el amor de Dios. El astuto demonio me sacó de la confesión sacramental a los trece años. Nunca más me volví a confesar. Yo era de esas que decía: “Esos... Más malos que yo”. ¿Quién podía ser más malo que yo? Alguien que podía matar a bebés en las entrañas, ese es un criminal terrible, peor que un criminal de guerra, porque está matando a un inocente.
 
Cuando yo me doy cuenta de que iba a estar eternamente sin Dios, el Señor se conmueve cuando mi esposo grita: “¡Gloria, no se vaya! ¡Regrese! ¡Los niños!” ¡Qué grande es el sacramento del matrimonio! A pesar de todas esas heridas que nos hicimos, cuando mi marido llora, el Señor alarga su misericordia y me devuelve a mi cuerpo. Voy al hospital. Mi sobrino muere. A mí me llevan al Seguro Social y me hacen una cirugía. Mis riñones y todos mis órganos internos, que estaban quemados, se colapsan. Entro en coma. Y yo tengo una segunda experiencia ahí. Cuando yo tengo mi segunda parada cardiaca, vuelvo a salir de mi cuerpo y veo como el demonio viene a recogerme. Para mí fue aterrador. Me doy cuenta de que cada pecado es un demonio que entró a habitar conmigo y eran los que me anestesiaban, me daban los deleites y me tenían encarcelada. Eran los que me mandaban que trajera a más personas. ¡Y a cuántas personas llevé! Cuando yo me doy cuenta con horror de que existe el diablo, primero pensé que estaba alucinando, porque me faltaba el oxígeno. Quise hacer un cuadro científico de por qué estaba viviendo ese cuadro clínico, pero llega la sabiduría sobre mí, y me doy cuenta de que no hay nada que hacer: morí en pecado mortal y el demonio venía a recogerme. Así de simple…
 
En las partes de arriba las personas eran hermosas y parecían un sol, vestidas del Cordero de Dios. En la vida terrena, cuando ellas pecan, iban ante el sacerdote y del corazón del sacerdote salía Jesús sangrando y las lavaba, las dejaba limpias, sin mancha. Y cuando comían el Cuerpo de Cristo, Cristo volvía a reconstruir el vestido que habían desgarrado con el pecado. Yo me doy cuenta que son tan hermosas, porque en vida terrena se enamoraron apasionadamente de Jesús Sacramentado y le adoraron. Y en la adoración, Él las sanó y las llevó a amar al prójimo…
 
Cuando llego a los pantanos inferiores, me encuentro a los adúlteros sufriendo horrible, cada pantano era su vida sexual desordenada. En las partes más bajas, encuentro a las personas que promovieron abortos, no hicieron nada por defender la vida… viendo cómo fueron asesinados los bebés gritan sin poder gritar y sangran… es el grito del bebé que asesinaron con su consejo.
 
Veo cómo niños han sido quemados con agua y sal… hasta que queda achicharradito.
 
Veo también cómo han sido destrozados con esa succionadora y cómo ese bebé grita tan duro que toda la creación se estremece y el diablo grita de felicidad. Es un chillido, no es un grito. Millones de demonios gozándose en las clínicas de aborto.
 
Salen y salen y salen demonios, ángeles caídos que son más poderosos que los luciféricos, que son más poderosos que los satánicos. Y salen por cada bebé abortado.
 
Entonces, se lamentan (quienes promovieron abortos) porque ven qué venía a hacer ese niño, si iba a ser un sacerdote, si iba a ser una religiosa, si iba ser un gran médico. Ellos se lamentan porque ven si ese medico se iba a casar, si iba a tener hijos... La generación que destruyeron. Es que no se mata a un bebé, se mata toda una historia, toda una generación. Ellas se veían horribles, se habían confesado, Dios les había perdonado, pero no habían hecho nada para defender la vida, para reparar ese pecado.
 
Cuando yo sigo a una parte plana, se abrió una boca viva, horrible. Como que me chupa, me jala y me voy de cabeza. Entro en ese horrible hueco, se agolpan un montón de demonios que me jalaban, me pegaban, me quemaban. Veo mi alma en pecado mortal, espantosamente aterradora… Cuando empiezo a gritar desesperada, veo otra boca abajo y veo que es la boca del infierno... Es como un caos, yo no sé cómo se llamará teológicamente, yo lo llamo caos…
 
Cuando voy entrando, San Miguel me coge de los pies… y el diablo se burlaba de mí, se burlaban de mí todas esas criaturas, chillaban y entonces yo empiezo a pedir: “¡Virgen Santísima! ¡Niño Jesús!” De eso se burlaban, porque yo tenía a la Virgen y a todos los santos como algo de buena suerte, como algo positivo o algo que traía energías, exactamente como el famoso pecado de santería, de sincretismo, cuando combinas lo santo con lo pagano. Y entonces ellos se burlaban porque yo era una persona llena de sincretismo, era una mujer llena de paganismo. Se burlaban porque yo los llamaba como si se me acabaran las horas y llamo a lo que me trae buena suerte. Después, ya desesperada, grito: “¡Que soy católica!”
 
Cuando grito que soy católica, veo unas escaleritas con muchísima luz encima del hueco. Veo a mi padre en el primer escalón y cuatro escalones arriba veo a mi mamá. Empiezo a gritarles que me saquen. Mi papá llora y empieza a gritar con un dolor impresionante: “¡No, Señor, mi hijita no. Señor, mi hijita no!” Me doy cuenta de que no me pueden sacar, pero sentía el dolor mi papá de verme de cabeza al infierno. Y entonces mi papá se lamenta porque le está dando cuentas al Señor por haber sido un mujeriego, por haber sido machista, porque se preocupó de formarme para la tierra, para ser una profesional, para ser trabajadora, para subir, para no quedarme en la pobreza... Pues esas cosas estaban bien, como mi papá que era, pero se le olvidó que tenía alma. Entonces, el dolor más aterrador de mi papá era responder de eso al Señor. Mamá estaba vestida de blanco, como un sol, estaba más joven, más bonita y ella solo oraba, pero nada le quitaba la paz de su rostro. Mamá fue una mujer orante, eucarística, adoradora del Santísimo, una mujer valiente para afrontar un matrimonio así. Siempre luchó por la conversión de mi papá y nuestra. Y fue una mujer muy dada al prójimo, muy de oración.
 
Yo grito de nuevo que soy católica y, en ese instante, una hermosa voz lo llena todo de paz. Y esa voz me dice: “Muy bien, si eres católica, dime los Mandamientos de la ley de Dios”. Jaque mate, ni idea… Veo también cuando aborto, veo como mi bebé estaba muy grande y lloraba en mis entrañas, cuando sabía que su mamá lo iba a matar, y tenía mucho miedo…Y veo el dolor de Dios…
 
Gloria, ¿cuáles son los pecados que más ofenden a Dios y que tú crees que le quitan al hombre su dignidad?
Bueno, es que no hay un pecado bonito, ¿tú has visto un demonio lindo? Yo creo que no.
 
No he visto ninguno y no quiero verlos (replica la periodista de “Cambio de agujas”)…
(Gloria se ríe)
Todos los pecados son horribles. Básicamente, el aborto es el más aterrador, porque ha llevado a la humanidad a que el hombre pase de ser hombre a ser bestia, porque un animal no aborta. Por debajo del animal llegó el hombre, con toda su inteligencia.
 
Contra Dios, un pecado gravísimo es comer el Cuerpo y la Sangre de Cristo en pecado mortal. Después de haberlo amado tanto, llegar a despreciarlo tanto.
 
La soberbia. A mí, lo que me perdió realmente fue la soberbia. La mente autosuficiente, el que se cree que no necesita de Dios, el que se cree más que Dios, el que dice que no existe Dios porque se cree que vale más que Dios...
 
La mentira no tiene un vestido, no hay mentiras puras ni blancas, todas las mentiras vienen del demonio, que es el padre de la mentira. Lamentablemente, es secuencial, tú te enredas con la mentira y la mentira te va abriendo puertas. Va desgarrando tu alma y van entrando otros pecados...
 
…Pero de los abominables que yo cometí, nada hay tan abominable que el que una madre mate a su hijo. Y qué crueldad que un Dios que nos ama tanto, tenga que recibir tanta herejía, tanto insulto, tanto agravio...
 
¿Qué les dirías a todas esas personas que conocen ahora este testimonio?
Yo les diría: dale la oportunidad a Dios. Dale la oportunidad a Dios y verás cómo cambia tu vida. Y verás lo que es felicidad y lo que es paz, esa paz que se siente en el corazón y que no hay nada ni nadie que te la pueda dar, nadie, ni la persona más linda. Nada, nada vale la pena. Ni el dinero, ni el poder, nada vale. Ni los amantes… Todo es nada cuando te encuentras con el Amor de Dios. Dale la oportunidad porque te está esperando.

 
Accede a la entrevista completa (partes 1 y 2) difundida a fines de mayo, en los siguientes videos

Parte 1



Parte 2


 


El análisis del Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre las visiones de los pastorcitos de Fátima encausa el testimonio de Polo


“¿Cómo debemos entender las visiones, qué hay que pensar de las mismas?”, se preguntaba en el documento el Cardenal Ratzinger.

En el centro de su respuesta señala: “El criterio de verdad y de valor de una revelación privada es, pues, su orientación a Cristo mismo. Cuando ella nos aleja de Él, cuando se hace autónoma o, más aún, cuando se hace pasar como otro y mejor designio de salvación, más importante que el Evangelio, entonces no viene ciertamente del Espíritu Santo, que nos guía hacia el interior del Evangelio y no fuera del mismo.”
 
Infórmate del análisis completo pulsando aquí.