miércoles, 16 de agosto de 2017

Exorcista habla sobre “Annabelle 2”, sus inexactitudes y la acción real del demonio


Annabelle Creation Poster / Crédito: Dominio Público



El pasado 11 de agosto se estrenó en varios países de América el filme de terror y suspenso “Annabelle: Creation”, el cual revive temas como la posesión e infestación demoníacas. Por tal motivo, un exorcista decidió exponer su punto de vista sobre la película, advertir de algunas inexactitudes cometidas y de la acción real del demonio.

Dirigida por David F. Sandberg, “Annabelle: Creation” es en realidad una precuela de la exitosa película “Annabelle” de 2014, que es en sí misma una precuela de “El Conjuro” (2013) y el “El Conjuro 2” (2016).

El filme se basa en un caso real que cuenta la historia de la infestación demoníaca (cuando el demonio posee un lugar y objetos) de una misteriosa muñeca de nombre Annabelle, que pondrá los ojos sobre unas niñas huérfanas alojadas en el hogar del fabricante de muñecas Samuel Mullins y su esposa Esther. La pareja había perdido 12 años atrás a su pequeña hija Bee en un trágico accidente automovilístico.  

En entrevista de Kathy Schiffer para el National Catholic Register, el sacerdote y experimentado exorcista, Padre Robert, indicó que tras haber visto todas las películas anteriores de esta franquicia, estuvo de acuerdo en que “Annabelle: Creation” era en gran medida fiel a las enseñanzas de la Iglesia Católica con respecto a la posesión y el exorcismo, sin embargo también halló algunas inexactitudes.

El sacerdote pidió expresamente durante la entrevista que no se publique su nombre completo ni su ubicación debido a la naturaleza de su ministerio. Su trabajo se basa en la formación de sacerdotes católicos en el Instituto de Exorcismo para América del Vaticano, donde se aprenden los secretos de este antiguo rito.

Según el Padre Robert, los escritores de la película “hicieron su tarea” y comprendieron que el demonio solo podía entrar en la casa de los Mullins si es que era invitado por ellos.

Por su parte, Miranda Otto, quien interpreta a Esther en la película, explicó que “como la mayoría de los padres, ellos también estaban devastados. Pero a diferencia de la mayoría, decidieron que harían cualquier cosa para tenerla (a su hija) de vuelta. Básicamente, oraban, llamando a cualquier tipo de poder que les permitiera verla o sentir su presencia. Pero al hacerlo, evocaron ciertos espíritus que no son del tipo que les gustaría recibir en su hogar”.

Doce años después del trágico accidente, los padres en duelo buscan consuelo al abrir su casa a la Hermana Charlotte y a varias niñas de un orfanato que había sido cerrado. Cuando una de las chicas mira al closet y ve a la muñeca poseída, Annabelle, la muñeca mira a las chicas y desencadena una tormenta de terror.

Para confirmar la acción del demonio en casa de los Mullins, el Padre Robert recordó dos casos que conoció personalmente. En ambos, dos mujeres jóvenes sin darse cuenta de la gravedad de su petición, invitaron a “cualquier ser espiritual” para ayudarles. La consecuencia fue que exhibieron síntomas de posesión demoníaca y requirieron un exorcismo.

Algunas inexactitudes del filme (Advertencia de spoiler)

El Padre Robert y Schiffer estuvieron de acuerdo en que “Annabelle: Creation” era, en su mayor parte, fiel al entendimiento católico del exorcismo, sin embargo, algunas inexactitudes los colocaron alerta.

1. ¿Una religiosa que confesaba?

Hubo una escena en la que la Hermana Charlotte, interpretada por Stephanie Sigman, escuchaba una especie de confesión de uno de los pequeños a su cargo. Por supuesto, había diferencias con la confesión regular realizada por un sacerdote: la hermana y la jovencita se sentaron espalda con espalda, no en un confesionario.

Pero el concepto de confesión se renovó cuando la hermana Charlotte dijo: “Bueno, por tu penitencia...”. Durante la película, el Padre Robert consideró altamente improbable que una hermana se pusiera en la posición de aparecer para realizar una función sacramental que requiere un sacerdote.

2. La Hermana Charlotte llevaba un hábito religioso contemporáneo


Sobre la base de los estilos de vestir, los automóviles clásicos y la granja victoriana, parece que “Annabelle: Creation” se establece en el siglo XX. Sin embargo, la Hermana Charlotte lleva lo que parece un hábito religioso contemporáneo.

Tanto el director David Sandberg y la actriz Stephanie Sigman (Hermana Charlotte) dijeron en una entrevista que habían mirado fotos de monjas en diferentes hábitos y eligieron un traje sencillo que haría más fácil actuar el papel.

3. Disposición del objeto infestado

En "Annabelle: Creation", dos sacerdotes vienen a la casa para bendecir a la muñeca Annabelle y para rociar con agua bendita antes de que sea ocultada en un armario.

El Padre Robert estaba convencido de que un exorcista nunca dejaría un objeto infestado allí intacto para ser encontrado por alguien en el futuro: “Tienes que sacar la maldición del objeto. Podrías quemarlo o desarmarlo”, indicó.

4. La escena del espantapájaros y el demonio de Tasmania

Una escena en la que un espantapájaros estaba infestado por un espíritu maligno y se movía de su posición original pareció improbable, dijo el Padre Robert. Del mismo modo, no estaba convencido cuando el demonio comenzó a crecer y asumió una semejanza física a un “demonio de Tasmania”.

5. Una posesión demoníaca sin permitírselo al demonio

En una escena, un niño es poseído cuando se encuentra en presencia de un demonio que se manifiesta como niña. El Padre Robert rechazó la idea de que un espíritu maligno pudiera habitar el cuerpo de un niño, ya que, como él explicó anteriormente, un espíritu maligno solo entrará en una persona si es invitado.

Fuente: Aciprensa.

domingo, 13 de agosto de 2017

LAS EXPERIENCIAS DE DOS EXORCISTAS


Resultado de imagen para exorcismo


La ouija, el aborto, la eutanasia, la pornografía y las drogas abren la puerta a los demonios.

Vincent Lampert es el exorcista de la archidiócesis de Indianápolis. Gary Thomas es el exorcista de la diócesis de San José. Su aprendizaje en 2005 en Roma fue la base para el thriller de 2011 «El rito», protagonizado por Anthony Hopkins.

(ReL/InfoCatólica) Han sido testigos de toda la variedad de recursos del terror de Hollywood, incluida la levitación. Han sido adiestrados por un maestro exorcista en Roma, y han orientado a cientos de personas bajo influencia demoniaca. Son humildes, y aunque reconocen al mal personificado, nunca se asustan, porque el sacrificio de Cristo ya ha derrotado al mal.
Vincent Lampert Aunque los últimos Papas han insistido en la importancia de los exorcismos, a menudo son mal comprendidos tanto en el interior de la Iglesia como en el mundo. Para iluminar este vital ministerio, recientemente tuvimos la oportunidad de hablar con dos de los más experimentados exorcistas de Estados Unidos.
Vincent Lampert es el exorcista de la archidiócesis de Indianápolis. Tiene diez años de experiencia tratando con lo demoniaco, y ha dado numerosas conferencias sobre el asunto, divulgando sus conocimientos y su experiencia.
Gary Thomas es el exorcista de la diócesis de San José (California). Su aprendizaje en 2005 en Roma fue la base para el thriller de 2011 «El rito», protagonizado por Anthony Hopkins.

-¿Cómo se introdujeron en el ministerio del exorcismo?

-Lampert: No es algo que yo buscara. En 2005 mi obispo me encargó este ministerio porque quería un sacerdote que creyese en la realidad del demonio, pero que no corriese a aceptar que cualquiera que acudiese a él estaba realmente poseído. Un exorcista está entrenado de muchas formas para ser, antes que nada, escéptico. Tuve la suerte de formarme con un experimentado exorcista en Roma durante un periodo de tres meses en 2006 y de asistir a 40 exorcismos.

Gary Thomas

 -Thomas: Yo no busqué de ninguna manera este cargo, más bien simplemente «me llegó». Al principio, en febrero de 2005, mi obispo le pidió a mi mejor amigo que fuese exorcista. Era un candidato fantástico y habría sido un magnífico exorcista por sus cualificaciones académicas y sus talentos personales. Sin embargo, tras discernirlo, decidió declinar la invitación y me informó. Yo simplemente dije: «Yo podría ser el exorcista»... y el resto es historia. Él informó al obispo con mi autorización y fui enviado a Roma, donde recibí el curso de exorcismos del seminario Regina Apostolorum. Durante ese tiempo, practiqué con un exorcista italiano durante tres meses y medio, durante los cuales tuve tiempo para rezar, estudiar y aprender este ministerio.

-Muchos hoy en Estados Unidos (incluso en la jerarquía de la Iglesia) son escépticos sobre la existencia de los demonios y el ministerio del exorcismo. Como exorcistas cualificados y experimentados, ¿qué dicen a esto?

-Lampert: Mucha gente dentro y fuera de la Iglesia considera la práctica del exorcismo pasada de moda. Sin embargo las Escrituras incluyen numerosos relatos del choque entre el Reino de Dios y el reino de Satanás. El nombre de «Jesús» significa «Dios salva». Si negamos la realidad del malvado, entonces negamos la necesidad de que Cristo sea nuestro Salvador.
-Thomas: Lea los Evangelios: Cristo practicó exorcismos y los demonios le reconocieron.

-¿Ha cambiado la actitud en la Iglesia en los últimos años?

-Thomas: Hay muchos católicos que no creen en la personificación del mal, esto es, en Satanás y en el ámbito demoniaco. En la Iglesia postconciliar la definición de pecado se desfiguró y el concepto del mal personificado se convirtió en algo vago; y esto en numerosos ámbitos de la Iglesia, incluyendo los seminarios, donde dejó de insistirse en la escatología y en sus temas relacionados. Sin embargo, creo que ha habido un cambio en los últimos años, hay más sacerdotes que creen en la personificación del mal. Desde 2011 la Iglesia en Estados Unidos a quintuplicado el número de los exorcistas conocidos, principalmente porque los obispos reciben muchísimas solicitudes de investigación de actividad demoniaca.

-¿Está creciendo la actividad demoniaca?

-Lampert: Sí, aunque el incremento de la actividad demoniaca no es meramente porque el demonio lo esté «haciendo mejor», sino también porque hoy más gente quiere jugar su juego mediante actividades que abren la puerta al mal en sus vidas.
La influencia demoniaca se divide en dos categorías: ordinaria y extraordinaria. La influencia ordinaria puede describirse como la tentación normal, y la influencia extraordinaria se divide en cuatro categorías principales: infestación, vejación, obsesión y posesión.

-¿Pueden describir brevemente las características de cada una de ellas?

-Lampert: La infestación describe la presencia del mal asociado a un lugar u objeto específicos. Los demonios pueden atormentar a las personas con ruidos inexplicables, como pisadas, golpes en las paredes, sonido de cadenas, voces misteriosas, gritos y carcajadas. La infestación también incluye desplazamiento de objetos, cuadros que se caen de las paredes, muebles que se mueven, levitación de objetos, etc.
La vejación es la acción mediante la cual el diablo y los demonios atacan y hostigan físicamente a las personas mediante cortes o quemaduras, arañazos, punzadas, mordiscos, golpes que dejan cardenales, llagas inflamadas o sanguinolentas, tatuaje de letras en la piel utilizando palabras o signos que pueden mantenerse un tiempo o desaparecer de golpe.
La obsesión se refiere a ataques mentales en los cuales los demonios atacan los sentidos externos e internos de alguien. Los demonios atacan los sentidos externos mediante visiones terroríficas o tentadoras, ruidos molestos, cantos blasfemos y obscenos y toques físicos. En cuanto a los sentidos internos, la imaginación puede llenarse de pensamientos o imágenes a la vez terribles y racionalmente absurdas. Como la obsesión cambia de grado, es una de las más difíciles de probar, más que la vejación e incluso que la posesión demoniaca.
Durante la posesión, los espíritus diabólicos o malignos toman el control del cuerpo de la persona, de modo que la persona se ve incapaz de actuar. Los demonios pueden controlar todo el cuerpo, haciendo que el individuo hable, camine o haga gestos obscenos. Quienes sufren una posesión demoniaca pueden perder total o parcialmente la conciencia de lo que está sucediendo.

-¿Pueden los demonios leernos el pensamiento?

-Lampert: Los demonios no saben lo que estamos pensando. Son criaturas inteligentes que pueden utilizar su razón para deducir lo que podemos estar pensando o cómo podríamos actuar. Solo Dios conoce la mente de las personas.

-Un escéptico podría decir que quien padece una obsesión o posesión realmente sufre problemas mentales. ¿Cómo los distinguen?

-Thomas: Un exorcista está entrenado para ser, ante todo, escéptico. Yo consulto con profesionales para descartar causas naturales antes de dar un paso hacia las preternaturales. Cuento con un médico generalista, un psiquiatra y un psicólogo clínico a quienes consulto caso por caso. Todo depende de las circunstancias. Hay indicadores clave de implicación demoniaca: aversión a los sagrado, fuerza física desproporcionada, conocimiento de cosas ocultas, dominio de lenguas extranjeras desconocidas por la persona (incluidos latín y griego), espuma en la boca y movimientos del cuerpo de tipo epiléptico sin ninguna clase de estimulación.
-Lampert: Antes de confirmar la implicación demoniaca, un exorcista consulta con expertos en salud mental y médica para valorar el caso. Busca cualquier posible causa física o mental que explique lo que está sucediendo. He aquí el protocolo que se sigue antes de practicar un exorcismo:
  • Examen físico riguroso por un médico cualificado, consultándose a especialistas si es necesario.
  • Examen psicológico riguroso por un psicólogo clínico cualificado o un psiquiatra.
  • Historial de contacto con demonios, satanismo, lo oculto, brujería o cualquier rito de religiones orientales que cultiva la relación con «dioses» y «diosas».
  • Normalización de la vida espiritual y sacramental del energúmeno.
  • Listado de los signos extraordinarios de posesión del Ritual de Exorcismos.
  • Conformidad con la legislación diocesana y los procesos canónicos.
  • Redacción de una carta al obispo sobre la necesidad de un exorcismo mayor.

-¿Puede describir el proceso de un exorcismo?

-Lampert: Primero me preparo a mí mismo confesándome, celebrando misa y dedicando un tiempo a la oración. Luego decido dónde tendrá lugar el exorcismo. Siempre elijo un lugar sagrado. Los pasos son los siguientes. El rito empieza con aspersión de agua bendita, seguida de la recitación de las letanías de los santos, salmos, Evangelios, el Credo de los Apóstoles y la renovación de las promesas del bautismo. Después de bastantes oraciones, a la persona afectada se le muestra un crucifijo, que representa la victoria de Cristo sobre el diablo. Siguendo nuevas oraciones del exorcismo, se le ordena al diablo, en el nombre de Cristo, que salga de la persona atribulada.

-¿Cuáles son las manifestaciones más extremas de posesión de las que han sido testigos?

-Lampert: He visto cosas como fuerza sobrehumana, ojos en blanco, gritos y carcajadas descomunales, voces sobrenaturalmente altas o bajas, espumarajos por la boca, olor nauseabundo, dislocación de la mandíbula y levitación.

-¿Levitación?

-Lampert: Sí, durante un exorcismo en Roma, el demonio se agitó mucho durante las oraciones de liberación. Los golpes violentos y las obscenidades continuaron hasta que todo se calmó y la poseída empezó a elevarse en su silla. Esta manifestación la hizo el demonio en un intento de interrumpir la oración y atemorizar a quienes estaban en la habitación.
-Thomas: Yo he tenido personas que conocían lenguas extranjeras que antes desconocían, ataques físicamente violentos pese a las sujeciones, movimientos de culebra, rostro de serpiente durante las oraciones de liberación y rechazo virulento a la Eucaristía.

-¿Creen los demonios en la Eucaristía?

-Thomas: Por supuesto, los demonios creen en la Presencia Real y con frecuencia muestran una aversión violenta y dramática a ella.

-¿Qué produce la implicación demoniaca? ¿Qué debe evitarse?

-Thomas: Las tablas de ouija, la magia negra, las sesiones espiritistas, los videojuegos violentos, el Charlie Challenge, las cartas del tarot y cualquier instrumento que pueda congregar a algún tipo de espíritu evitando a Dios en la forma que sea.
-Lampert: La gente puede pensar que estas cosas son solo diversiones y entretenimientos, pero la verdad es que coquetean con el mal y pueden meterlos en problemas.
-Thomas: También la pornografía y las drogas pueden abrir puertas a lo demoniaco, especialmente algunas drogas como la cocaína o las metanfetaminas. En algunos casos se les añaden maleficios para que sean más adictivas.

-Maleficios, hechizos, rituales satánicos y magia negra: ¿suceden hoy o son sólo viejas supersticiones?

-Thomas: Sí, hay gente que sabe cómo hacer hechizos y magia de esa clase.
-Lampert: Estas cosas son todas reales. Pienso que solo son eficaces si somos débiles en nuestro compromiso con Dios. No podemos controlar lo que hace otra persona, ni siquiera si nos hacen un mal de ojo. Pero podemos convertir sus acciones en insignificantes poniéndonos la armadura de Dios.

-¿Cuánto dura una posesión? ¿Basta con un exorcismo?

-Thomas: Las posesiones pueden durar años o incluso periodos de tiempo enteros, según la situación del individuo y su estilo de vida. Rara vez «basta» con un exorcismo, porque normalmente hay varios demonios con una jerarquía organizada.

-Un exorcismo prolongado parece algo agotador. ¿Cómo se relajan después de algo así?

-Lampert: ¡Busco el Dairy Queen [restaurante de comida rápida] más cercano!

-Antes comentaron que el declive de la moral social está ligado al incremento en la actividad demoniaca. ¿Cuáles son los indicadores clave en la sociedad actual? Por ejemplo, ¿hay algo diabólico en el aborto?

-Thomas: El aborto es una puerta abierta al demonio porque implica la destrucción de un ser humano inocente. La nueva ley en California que legaliza el suicidio asistido es también una puerta de entrada por la misma razón. Este declive de la moralidad crece rápidamente y ofrece a Satanás la oportunidad de poner un pie en la vida familiar. No creo que la mayoría de los partidiarios del «derecho a decidir» se den cuenta de esto. Es parte de la seducción de Satanás, que oculta su presencia en estas «decisiones».
-Lampert: Cualquier cosa que ataque la vida humana debe considerarse diabólico, porque la persona humana es creada a imagen y semejanza de Dios. Dicho esto, siempre hay que distinguir entre el mal como una acción de nuestro libre albedrío y el mal que es resultado de la actividad demoniaca.

-¿Pueden infestarse otros objetos inanimados?

-Thomas: Por supuesto. Hace un par de años, un conocido mío compró una figura de un hada en una librería New Age. Tras experimentar numerosas y extrañas molestias en su casa, aconsejé a la familia que tirasen todo lo que hubiesen adquirido en esa tienda. Al ir a tirar esa imagen, se hizo añicos, apareciendo un mini-amuleto satánico de un sacerdote sin cabeza con sus manos pegadas a un altar. Nunca había visto nada tan repulsivo y grotesco. En cuanto los objetos fueron bendecidos y tirados a la basura, las molestias cesaron.

-¿Advierten ustedes contra la meditación oriental, como el yoga?

-Lampert: La cuestión no son los beneficios que produzcan los ejercicios de yoga. El problema está en las llamadas a energías, espíritus o fuerzas que se hacen durante esas prácticas.
-Thomas:  Cuando alguien que practica yoga reconoce y llama a espíritus o energías vinculados a determinados ejercicios, esto produce serios problemas. Lo sé por experiencia, porque he tenido gente que era ferviente practicante de yoga que vino a mí con problemas cuando rindieron tributo a los dioses vinculados a los movimientos del yoga.

-¿Alguna vez han tenido miedo?

-Thomas: No, debo ser especial porque nunca tengo miedo. Soy humilde y muy respetuoso con el mal personificado, porque sin Nuestro Señor no tengo ninguna oportunidad, pero con Él no tengo nada que temer.

-Por último, ¿cuál es la mejor defensa contra las fuerzas del mal?

-Thomas: Hay cuatro medios ordinarios de protección contra el Demonio: una vida de oración, una vida de fe, una vida moral y una vida sacramental. Haz todo eso y te habrás construido la armadura de la Fe contra las fuerzas del infierno.
Lampert: La mejor defensa contra el demonio es dedicarnos devotamente a las cosas de Dios y pensar en los aspectos positivos de la vida: «Todo lo que es verdadero y noble, todo lo que es justo y puro, todo lo que es amable y digno de honra, todo lo que haya de virtuoso y merecedor de alabanza, debe ser el objeto de vuestros pensamientos» (Filipenses 4, 8).

Fuente: InfoCatólica.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Los Demonios




por Cornelio A. Lápide


PARTE I

¿HAY DEMONIOS?

No hay duda que hay espíritus malhechores que se llaman demonios, pues la Sagrada Escritura nos lo atestigua y todas las naciones lo han unánimemente reconocido.

Las naciones paganas han creído en la existencia de ciertos genios, unos buenos y otros malos; deduciendo de esto que era preciso ganar el afecto de los buenos con respetos, ofrendas y oraciones, y apaciguar la cólera y la malignidad de los malos. De ahí nacieron la idolatría, el politeísmo, las prácticas supersticiosas, la magia, adivinación, etc. Esta creencia ha sido también la de los filósofos paganos…

La revelación ha venido a ilustrarnos sobre la existencia de los demonios. Moisés nos dice que la primera mujer fué engañada y desobedeció a Dios por sugestiones de un enemigo pérfido oculto bajo la forma de serpiente. (Gen. III. 1). Dice el libro del Deuteronomio que los israelitas inmolaron sus hijos e hijas a los demonios.

Jesucristo ha hablado de la existencia de los demonios; los arrojaba del cuerpo de los poseídos. También nos hablan de ellos los Apóstoles. La existencia de los demonios es un dogma de la Iglesia católica…

¿QUÉ SON LOS DEMONIOS?

Demonio quiere decir espíritu, genio, inteligencia: así es que esta palabra, que significa un ser dotado de conocimiento, nada tiene de odioso en sí mismo. En el Nuevo Testamento, el nombre de demonio se toma siempre a mala parte, significa un espíritu malo, enemigo de Dios y de los hombres…

Al principio de la creación, Dios sacó los ángeles de la nada, como todo lo demás. Los hizo buenos; porque Dios no puede ser el autor de ninguna cosa mala. Está escrito que todas las obras de Dios eran muy buenas: (Gen. I. 31).

La Escritura nos enseña qne desde el momento de su creación todos estos ángeles, que eran casi innumerables, se hallaron colocados en el cielo. Nos enseña también que muchos de entre ellos se rebelaron contra su Criador, y que en castigo de su crimen fueron condenados a eternos suplicios. A estos últimos aplica la Escrituro el nombre de demonios. Los demás ángeles permanecieron fieles a Dios, y fueron confirmados en la gracia.

Por su naturaleza los ángeles son espíritus inteligentes, activos, inmortales, desprendidos de toda materia, y destinados por Dios a vivir y a alimentarse puramente de la contemplación…

Los ángeles son las criaturas que más de cerca se parecen a la majestad divina, infinita en perfecciones. Dios los ha creado para formar su corte. Y es una cosa segura que la munificencia de Dios ha derramado a manos llenas sobre aquellas hermosas inteligencias los dones naturales de que hemos recibido algunas partículas.

Al caer, nada han perdido los ángeles rebeldes de su naturaleza, de su vasta inteligencia, de su agilidad, de su espiritualidad; no han perdido más que su inocencia, su hermosura, su felicidad. Bien es verdad que para ellos es una pérdida inmensa ¿Qué ha sido de estos ángeles caídos? Nos lo dice San Agustín. El demonio es el doctor de la mentira, el adversario del género humano, el inventor de la muerte, el preceptor del orgullo, el príncipe de la malicia, el autor de los crímenes, el príncipe de todos los vicios, el instigador de los vergonzosos deleites. ¿Puede darse nada más corrompido ni más malo que nuestro enemigo?

La Sabiduría pinta a los demonios del modo siguiente: Son monstruos de una especie desconocida, llenos de un furor inaudito, respiran llamas, vomitan negro humo, y lanzan de sus ojos horribles centellas; no sólo pueden exterminar con sus mordeduras, sino que únicamente con su vista pueden matar de espanto.

Jesucristo y sus apóstoles atribuyen a los demonios los mayores crímenes, la incredulidad de los judíos, la traición de Judas, la ceguedad de los paganos, las enfermedades crueles, las posesiones y las obsesiones. Llaman a Satanás padre de la mentira, príncipe de este mundo, príncipe del aire, antigua serpiente, diablo.

En los exorcismos, el demonio es llamado espíritu inmundo, miserabilísimo, tentador, engañoso, padre de la mentira y de las herejías, feroz, serpiente, autor de la impudicicia, ser desprovisto de prudencia, insensato, devastador, horrible, afeminado, envenenador, monstruo de los monstruos, ser arrojado del paraíso, de la gracia de Dios, de la mansión de la felicidad, de la asamblea y de la sociedad de los ángeles, criatura reprobada y maldita de Dios por la eternidad, orgullosa, infame, llena de crímenes, de abominaciones y de blasfemias, cubierta de maldiciones, cargada de excomuniones y merecedora de los fuegos del infierno. He aquí los nombres y los títulos que la Iglesia da al demonio, apostrofándole en los exorcismos, por ellos, juzgad lo que es efectivamente.

CAUSAS DE LA CAÍDA DE LOS DEMONIOS.

Tertuliano, San Basilio, San Cipriano, San Bernardo, el abate Rupert, Suarer, y una multitud de teólogos, dan como probable que lo que hizo pecar a Lucifer en el cielo y le llevó al orgullo, fué la envidia que experimentó en el momento en que Dios le reveló que su Hijo se haría hombre, y le mandó sujetarse a Jesucristo encarnado. Tuvo envidia de que el Hijo de Dios tomase la naturaleza humana, y no pudo sufrir ser pospuesto al hombre, él, el más noble, el más hermoso y el más inteligente de los ángeles; no pudo sufrir esta unión hipostática del hombre con el Verbo; deseó que esta unión se verificase en él mismo, y se negó a reconocer por superior suyo al hombre hecho Dios por la encarnación, no habiendo Dios querido acceder a su deseo, Lucifer se rebeló contra él y contra Jesucristo, y aconsejó a los ángeles que le siguiesen en su rebeldía. En su carta a los Hebreos, parece que San Pablo favorece este sentimiento: Y otra vez Dios al introducir a su primogénito en el mundo, dijo: Adórenlo todos los ángeles de Dios. Los ángeles que adoraron los secretos de Dios, se sometieron su voluntad y reconocieron por dueño suyo a Jesucristo hecho hombre, fueron conservados en su feliz estado; aún más, fueron elevados hasta lo más alto de los cielos y confirmados en la gracia.

El orgullo es el que hizo caer al ángel desgraciado, que ha sido comparado, a causa de sus luces, a la estrella de la mañana. ¿Cómo, dice Isaías, caíste del cielo, oh lucero, tú que tanto brillabas por la mañana? ¿Cómo fuiste precipitado por tierra? (XIV. 12). ¿Cómo, o Lucifer, te has vuelto tenebroso y eres el espíritu malo de las tinieblas? ¿Cómo has caído del punto más alto al grado más bajo, de la gloria a la ignominia, de la vida a la muerte, del cielo al infierno?

El príncipe de los ángeles rebeldes se llama Lucifer, porque brillaba de gracia y de gloria en el cielo, como brilla en el firmamento la estrella de la mañana, que se llama Lucifer, esto es, porta-luz.

Esto, en sentido místico, significa que la ruina de Lucifer tuvo lugar en la aurora, esto es, en el mismo principio de la creación del mundo.

Lucifer, continúa Isaías, tú decías en tu corazon: Escalaré el cielo y levantaré mi trono sobre los astros de Dios: (XIV. 14). ¿Cómo has caído, tú que eras el sello de la imagen de Dios? Esto es, ninguna criatura se parecía más a Dios que tú; estabas lleno de sabiduría y colmado de hermosura; vivías en medio de las delicias del paraíso de Dios; en tus vestiduras brillaban toda suerte de piedras preciosas; perfecto has sido en tus obras desde el día de tu creación, y has permanecido tal hasta que la maldad se ha hallado en ti. (Ezech. XXVI1I. 12-15). Y ¿cuál ha sido esta iniquidad, sino haberte mirado demasiado a ti mismo y haberte hecho un lazo con tu propia excelencia?

Desgraciada, cien veces desgraciada, exclama Bossuet, la criatura que no quiere mirarse en Dios, y fijándose en sí misma, se separa del manantial de su ser, que lo es también, por consiguiente, de su perfección y de su felicidad, este orgulloso, que se había constituido en Dios de sí mismo, puso el ciclo en rebelión; y Miguel, que se halló a la cabeza del orden en que esta rebelión hacia tal vez más prosélitos, exclamó: ¿Quién es como Dios? ¿Quis ut Deus?

Y de esto le viene el nombre de Miguel, esto es: ¿quién es como Dios? Como si hubiera dicho: ¿Quién es el que quiere presentársenos como otro Dios, y ha dicho en su orgullo: Me elevaré hasta los cielos, dominaré lodos los espíritus y seré semejante al Altísimo? ¿Quién es pues este nuevo Dios que así quiere alzarse sobre nosotros? Pero no hay más que un sólo Dios; unámonos todos para seguirle, y digamos todos juntos: ¿Quién es semejante a Dios? Porque, ved lo que de repente sucede a este falso este Dios que quería hacerse adorar: Dios le ha herido, y ha caído como los ángeles imitadores suyos. Tú que te elevabas a lo más alto de los cielos, has sido precipitado al infierno, a la más honda mazmorra: En su caída, conservó todo su orgullo, porque su orgullo debe ser su suplicio. (Bossuet, sobre los Demonios).

Se trabó una gran batalla en el cielo, dice el Apocalipsis: Miguel y los ángeles suyos peleaban contra el dragón; y el dragón con sus ángeles lidiaba contra él. Pero éstos fueron los más débiles, y después no quedó ya para ellos lugar ninguno en el cielo. Asi fué abatido aquel dragón descomunal, aquella antigua serpiente llamada diablo, y también Satanás, que anda engañando a toda la tierra; y fué precipitado, y con él los ángeles suyos.

Seré semejante al Altísimo. El demonio, dice San Bernardo, no permaneció en la verdad, porque no se apoyó en el Verbo. Quiso sentarse, él que ni de pié podía tenerse por sí mismo. Y él decía: Me sentaré. Pero Dios, pensando de otra manera, no le permitió sentarse ni quedarse de pié; entonces el demonio cayó; Jesucristo lo dice: Yo estaba viendo a Satanás desde el principio del mundo caer del cielo a manera de relámpago. (Luc. X. 18). Asi pues, que no se fie de sí mismo el que está de pié, si no quiere caer; descanse antes bien sobre el Verbo. El Verbo lo dice: Sin mi nada podéis hacer.

Me sentaré, seré semejante al Altísimo. ¡Oh impudente! exclama el mismo padre: oh ¡imprudente! Millones de ángeles le sirven, y centenares de millones están prontos para ejecutar sus órdenes; y tú te sentarás. Los querubines están de pié, y no se sientan. ¿Qué has hecho para ser digno de sentarte?

He visto, dice Isaías, al Señor sentado en un solio excelso y elevado; y los serafines estaban de pié (VI. 1-2). ¿Por qué, prosigue San Bernardo, tú que aparecías por la mañana, o Lucifer, porque no permaneciste en la verdad, sino es porque no fuiste Serafín? Pues Serafín quiere decir iluminado é inflamado.

Pero tú, miserable, has tenido la luz sin calor. Más te hubiera valido ser abrasado que brillante: debías reprimir aquel orgullo de parecer; y como tú servías de espejo, debías humillarte. Pero, al contrario, tú dijiste Subiré sobre las nubes, y me sentaré. Y has caído. Los serafines están de pié y firmes, porque la caridad nunca fenece, dice San Pablo (1. Cor. XIII. 8). Están de pié, admirados, perdidos en la contemplación de aquel que está sentado sobre su trono; permanecen en eterna inconmutabilidad y en inconmutable eternidad. Tú, Lucifer, te propusiste sentarte. ¡Oh impío! Por esto vacilaron tus pies, y queriendo subir, caíste. El Hijo del Eterno, que está sentado sobre un trono, es el Señor de los ejércitos que lodo lo juzga con calma. Solo la Trinidad se sienta: solo tiene inmutabilidad; pero los serafines están de pié. (Serm. III. In Isai.).

El crimen de los ángeles rebeldes fué pues: 1° una excesiva complacencia en su hermosura y excelencia; 2° su negativa a querer depender de Dios, la voluntad de bastarse a sí mismos y de vivir únicamente por ellos; 3° haber querido irrogarse la beatitud y alcanzarla con sus propias fuerzas, sin querer obtenerla del poder y de la bondad de Dios; 4° haber querido elevarse sobre los otros ángeles, y haberse negado a estar bajo las órdenes de nadie, ni siquiera de Dios.
Lucifer pecó: 1° por un orgullo intolerable; 2° por su rebelión, asi como por la de sus ángeles, contra Dios y contra la Iglesia celestial 3° Lucifer y sus ángeles cometieron un crimen de lesa majestad divina, queriendo apoderarse del trono del mismo Dios 4 ° Lucifer trató de arrastrar a la rebelión a los ángeles; y trata aún todos los días de alistar a los hombres bajo su enseña; 5° es el autor de todos los pecados; pero también es la criatura que se halla sumergida en lo más profundo del infierno.

La primera causa de la caída de los ángeles fué el orgullo.

La segunda causa de su caída fué su misma nada. Tenían su grandeza y su perfección de la mano de Dios: hubieran debido reconocerlo asi; pero pobres y débiles, a causa de la nada de que habían sido sacados, quisieron descansar sobre sí mismos: no hallaron más que la nada, y cayeron. Alejándose de Dios, su única fuerza, quedaron reducidos a la debilidad suprema.

La tercera causa de su caída fué el mal uso que hicieron de su libertad.

¿Qué han ganado? ¡Ay! todo lo han perdido Eran ángeles de luz, y se han convenido en espíritus de tinieblas; eran buenos, hermosos y felices, y se han vuelto malos, perversos, horribles y muy desgraciados.

Las mismas causas que han perdido A los ángeles, pierden a los hombres que les imitan. Adán quiso seguir su ejemplo, y cayó en un abismo de males, del que jamás habría salido sin la infinita misericordia de Dios.

Temblemos Si los ángeles han caído estando en el cielo, sí Adán ha caído estando en el paraíso terrenal, si Sansón, David y Salomón han caído, si caen los cedros del Líbano, ¿qué temor y qué humildad no debemos abrigar nosotros que no somos más que débiles cañas? Por esto el gran Apóstol nos exhorta a trabajar en la obra de nuestra salvación con temor y temblor. (Philip. II. 12).



PARTE II


¿Por qué ha salvado Dios al hombre y no al ángel?

Los santos Padres indican cinco causas principales que han hecho que el perdón se negara al ángel y se concediera al hombre.

La primera es que el hombre ha pecado por fragilidad de la carne; mientras que el ángel, no teniendo cuerpo, no tenía esta fragilidad…

La segunda es que el ángel ha pecado sin ser tentado por nadie; mientras que el hombre ha sido tentado y seducido por el demonio…

La tercera es que no ha caído toda la raza de los ángeles, sino sólo parte de ellos; mientras que en la persona de Adán toda la naturaleza humana ha caído. La posteridad de Adán no era indigna del perdón, puesto que no había tomado parte con su voluntad en el pecado del primer hombre. Asi lo siente San Agustín…

La cuarta es que el ángel, a causa de su gran inteligencia, ha pecado con plena voluntad y malicia; mientras que el hombre, dotado de una inteligencia más escasa, ha pecado por debilidad y obedeciendo a un impulso extraño, más bien que por una voluntad muy deliberada y por malicia…

La quinta es que el ángel ha sido creado en el más alto grado de honor que pudiera alcanzar mientras estaba aún en el camino del mérito, y debía ser confirmado en gracia por la contemplación de su Criador. El hombre, por el contrario, había sido creado en un orden inferior. Colocado en la tierra, destinado a multiplicar su raza antes de llegar a mejor vida, se hallaba más apartado de la bienaventuranza…

El demonio es homicida.

Vosotros sois hijos del diablo, dijo Jesucristo a los escribas y fariseos, orgullosos y criminales, y asi queréis satisfacer los deseos de vuestro padre: El fué homicida desde el principio, y criado justo, no permaneció en la verdad (Juan. VIII. 44).

Con su rebelión, el demonio se dió la muerte… Ha sido homicida del primer hombre, y lo es de la raza humana… Hasta quería destruir a Dios, si hubiese podido, a fin de usurpar su puesto. Y lo que no ha podido hacer a Dios en el cielo, se lo ha hecho en la tierra, haciendo que los judíos matasen a Jesucristo…

El demonio es el padre de la muerte; no ha engendrado jamás otra cosa más que la muerte. No sabe hacer vivir: como un ladrón hábil y feroz, no sabe más qne despojar, degollar y reírse de los crímenes que puede cometer…

El demonio es el padre de todos los crímenes y de todas las herejías.

El que comete pecado, del diablo es hijo, porque el diablo continúa pecando desde el momento de su caída, dice el apóstol San Juan. El demonio es el príncipe del pecado, y el padre de todos los males, dice San Cirilo.

El demonio es el autor de todos los crímenes, de todas las mentiras y de todos los errores: por esto es el padre de los herejes y de las herejías. Sin él jamás habría existido el pecado; y sin él, por consiguiente, jamás habría habido miserias, enfermedades, muerte e infierno; porque todas estas cosas terribles son la pena del pecado… Ningún ser es tan culpable, criminal, depravado e infame como lo es Satanás…

¿Por qué compara Jesucristo el demonio al relámpago y al rayo?

Yo estaba viendo, dice Jesucristo a sus apóstoles, caer del cielo á Satanás A manera de relámpago (Luc. X. 18).

Lucifer es comparado al relámpago y al rayo: 1° a causa de su agilidad…; 2° a causa de su poder para dañar…; 3° porque llega pronto, pero pasa y desaparece de la misma manera, si no se le escucha…; 4° porque aparece algunas veces bajo una forma brillante y pura: aunque rechazado, y despreciado y maldecido, se trasforma en ángel de luz…

¿Por qué es llamado león el demonio?

Sed sobrios y velad continuamente, dice el apóstol San Pedro; porque el diablo, vuestro enemigo, anda girando al rededor vuestro como un león rugiente en busca de presa que devorar (1. V. 8).

Satanás es llamado león; porque, 1° como el león, vela… 2° Es cruel como el león… 3° Ruge como el león… 4° El león que se arroja sobre su presa, obedece a la ira, a la rabia, al hambre; y lo mismo sucede con el demonio: el león desprecia y pisotea las sobras de su presa; el demonio desprecia y pisotea a los que pervierte y mata… 5° EI león se oculta para sorprender a su presa; el demonio también… 6° El león se enfurece; Satanás también… 7° El león huele mal; el demonio esparce por todas partes el mal olor de las pasiones y del pecado… 8° El león y el demonio desean poder devorar… 9° E1 león y el diablo rondan buscando su presa…10° El león ataca sobre todo a los animales de gran tamaño y poderosos, desprecia a los pequeños y a los débiles, no come más que lo que coge vivo; el demonio hace del justo su víctima privilegiada, ataca sobre todo a las almas más piadosas, más santas, más elevadas en virtud y más heroicas; desprecia los corazones cobardes y carnales… 11°. El león y el demonio se lanzan con más furor sobre el hombre cuando se ven heridos…


PARTE III

El demonio es fuerte.
El  Evangelio llama al demonio el fuerte armado: Fortis armatus. (Luc. XI. 21).  ¿Tratáis de indagar cuál es la naturaleza de este enemigo? Es un espíritu ¿Deseáis verle? Es invisible… ¿Queréis conocer su carácter? Es muy malo y muy astuto ¿Su poder? Es, dice San Pablo, el dueño y el gobernador del mundo, esto es, de los siglos: Mundi rectores. (Efesios. VI. 12). Revestíos, dice aquel gran apóstol, de toda la armadura de Dios para poder contrarrestar a las asechanzas del diablo; porque no es nuestra pelea solamente contra hombres de carne y sangre, sino contra los príncipes y potestades, contra los adalides de estas tinieblas del mundo, contra los espíritus malignos esparcidos en los aires (Efesios VI 11- 12).

Notad estas palabras: principados, potencias, príncipes, del mundo.Según los santos Padres, los demonios han conservado, después de su caída el mismo nombre jerárquico que tenían en el cielo antes de haber caído. Como en un ejército, unos mandan, otros obedecen y tienen señalado un puesto más bajo. De ahí su fuerza inmensa. Los que son llamados principados, potencias, príncipes, son jefes entre los demonios.

Si tenéis deseos de conocer el lugar que ocupa el demonio, sabed que domina la tierra y cae sobre nosotros desde lo alto de los aires… Si buscáis su morada, sabed que está en todas partes, noche y día… Si preguntáis cuál es su inteligencia, sabed que es muy vasta y superior a la de los hombres más sabios…

   Hombres de gran fuerza, dice el Salmista hablando de los demonios, arremeten contra mí: Irruerunt in me fortes. (LVIII. 4). ¿Cómo arrancar su presa a un hombre esforzado? dice Isaías: ¿cómo recobrar aquellos que ha arrebatado un varón valiente? (XLIX. 24).

   Sí consideráis su naturaleza, el demonio es un gigante, dice Orígenes. (Homil VII c. XII).

Espíritus inteligentes, activos, ágiles y vigilando sin cesar, los demonios tienen un gran poder, triplicado todavía por su audacia, su odio y crueldad. Cayendo, han conservado todas sus fuerzas. Los demonios son tan fuertes, que San Pablo baste los llama dioses de este siglo: (II. Cor. IV. 4).

Semejantes expresiones nos prueban con evidencia cuán fuerte y poderoso es el diablo…

Lo que obliga a decir con mucha razón a San Crisóstomo: Si los demonios están asi organizados en ejércitos, si son espíritus, si son los amos del mundo, ¿cómo, decidme, os entregáis al placer, y cómo los venceremos sin armas?

Añadid a la fuerza y al poder de los demonios, su número prodigioso. Y toda esta espantosa multitud no cesa de hacernos una guerra encarnizada…

De qué modo es fuerte el demonio y contra quien.



Oíd a San Agustín: San Pablo, exclama, llama príncipes a los demonios; pero, para que no creáis que son príncipes del cielo y de la tierra los llama solamente príncipes del mundo, esto es, príncipes de los amantes del mundo, del mundo lleno de tinieblas, del mundo de los impíos y de los malos, del mundo del que se dice en el Evangelio que al presentarse Jesucristo en él, este mundo no lo conoció. Son los príncipes de aquel mundo contra el cual el Salvador lanzó el aterrador anatema: ¡Vae mundo! ¡Desgraciado mundo! Padre mío, dice en otra parte, no ruego por el mundo: Non pro mundo rogo. (S. Aug., in Salmo. LIV).

Los demonios son los príncipes del mundo del que habla Jesucristo cuando dirigiéndose a su Padre, le dice: Oh Padre justo, el mundo no te ha conocido: Pater juste, mundus te non cognovit. (Juan. XVIII. 25); del mundo que el Rey Profeta llama tierra de olvido: (LXXXVIII. 13); del mundo del que se dice en el Apocalipsis: ¡Ay, ay, ay de los habitantes de la tierra! (VIII. 13). Los demonios son los príncipes de un mundo semejante al que el diluvio cubrió con sus aguas; son los príncipes de los que llevan la señal o divisa de la bestia, y adoran su imagen, como dice el Apocalípsis (XVI. 2).

   Se dice en el Apocalipsis que el dragón se apostó en la arena del mar (XII. 17-18). ¿Qué significan estas palabras? ¿Por qué el demonio, que es este dragón, se detuvo a orillas del mar en la arena? La Escritura quiere decir con esto que el demonio no es fuerte y no prevalece sino contra los hombres estériles en buenas obras, e inconstantes como la arena de las orillas del mar; quiere decir también que Satanás no domina más que a los que se exponen a los huracanes, a las tempestades, a las olas encrespadas y furiosas de las pasiones; a aquellos, en una palabra, que se parecen a la arena de las orillas del Océano, arena expuesta a todas las tempestades, y muchas veces arrebatada, dispersada y sumergida. En las orillas del mar del mundo es en donde está el dragón para atormentar y anegar a sus víctimas en las agitadas olas de la concupiscencia, del vicio y del crimen…

   Jesucristo ha venido, dice San Agustín, y ha encadenado al demonio.Pero, me diréis: Si está encadenado, ¿por qué es todavía tan poderoso? Es verdad, hermanos míos, que todavía es muy poderoso; pero no reina más que sobre los tibios, los negligentes y los que no temen verdaderamente a Dios.

Satanás reina sobre lodos los hijos del orgullo, dice Job (XLI. 25).

   ¿Contra quién es fuerte el demonio? Contra los sordos, los ciegos, los mudos, los cojos, los paralíticos, los muertos espirituales…

   ¿Contra quién es fuerte? Contra los padres negligentes, escandalosos, que cierran los ojos para no ver los vicios de sus hijos; contra los hijos desobedientes, sin amor y sin respeto a aquellos que les han dado la vida.

   ¿Contra quién es fuerte el demonio? Contra aquel joven que imita al hijo pródigo, contra aquella joven que, faltando a las promesas de su bautismo, se despoja del sagrado vestido de Jesucristo, se viste con el de Satanás, no recata ya sus sentidos, y arroja de su corazon el amor de Dios, sustituyéndole por el amor corrompido del mundo y de las pasiones de la carne…

   ¿Contra quién es fuerte el demonio? Contra los avaros, los impúdicos y los que abandonan la oración, la vigilancia y los Sacramentos, etc…

   El demonio sólo es fuerte porque le ayudamos.

Mientras que los hombres dormían, dice Jesucristo, vino cierto enemigo suyo y sembró cizaña en medio del trigo (Mateo. XIII. 25).

Jesucristo, es verdad, ha encadenado al demonio con su cruz; le ha dicho como en otro tiempo al Océano: Hasta este sitio llegarás, y de aquí no has de pasar; aquí se estrellará el orgullo de tus olas.

Mirad a aquel león encadenado: ve una presa, se lanza; pero se halla detenido: se lanza de nuevo con más furor, y muerde su cadena de rabia: vanos esfuerzos, rabia inútil; su presa está demasiado lejos, no puede alcanzarla: ella nada teme; pero si se acerca mucho el león, lanzándose de nuevo la cogerá y devorará.

El perro encadenado puede ladrar, pero no puede morder, dice San Agustín, más que al imprudente que se pone A su alcance.

Cuán insensato es el que so deja devorar por el león encadenado, o morder por el perro atado. A ellos os parecéis, pecadores imprudentes. Como ellos, os dejáis morder y, devorar por el demonio.

Encadenado no puede alcanzaros para desgarraros: puede rugir, ladrar, solicitaros; pero no puedo exterminar más que al que lo quiere, añade San Agustín. Porque el demonio no daña violentando, sino persuadiendo: no nos arranca a viva fuerza nuestro consentimiento; no puede más que pedirlo.

   Los demonios no nos combaten porque hacemos su voluntad, dice elabate Abraham; nuestras voluntades son las que se cambian en demonios y nos atormentan.

   Preguntado sobre la manera de que podían valerse los demonios para cogernos, el abale Achille respondió: Con la ayuda de nuestra voluntad. Y añadió: Nuestras almas son la leña, el diablo es la segur, y el leñador es nuestra voluntad. Nuestras voluntades perversas son pues las que hacen que seamos cortados y derribados.


   He aquí porqué dice San Bernardo: Que cese la voluntad propia, y no habrá infierno.



“Tesoros de Cornelio Á Lápide”

Visto en adelantelafe.com

domingo, 30 de julio de 2017

EX- BRUJA CUENTA COMO EL OCULTISMO ESTA EN PROGRAMAS DE TELEVISION Y PELICULAS




Los niños están obsesionados con Frozen y tienen todo con su figura: 
ropa, sábanas, meriendas, juguetes, cepillos de dientes. 
Frozen hace un gran trabajo para hacer
 que la magia parezca algo bueno"



Lo oculto no sólo está presente en los rituales de brujería, de acuerdo a la Americana Beth Eckert , que tenía un pasado marcado por la participación con la brujería.

“El ocultismo está escondido en muchos medios de comunicación y películas”, Eckert cuenta en su blog The Other Side of Darkness. “Algunas cosas no son tan obvias para quienes no tienen una comprensión de cómo funciona el ocultismo. Por eso es tan engañoso, porque está escondido “.

Beth observa que el ocultismo es peligroso porque abre puertas en el alma humana para la entrada de espíritus malignos. “Algunos creen que  hacer yoga, leer el horóscopo o leer un libro no es peligroso. Pero en realidad hay una implicación. Usted queda expuesto y permite que los demonios actúen en usted “, afirma.

“Incluso sólo ‘ver’ contenidos de ocultismo muestra una forma de sumisión y aceptación a lo que está sucediendo, incluso si usted está sólo viendo la televisión o en una película”, Beth añade.

Ella afirma que las personas pueden estar sujetas a actividades ocultas viendo sus películas favoritas, como Star Wars y Matrix o series como Big Bang Theory y Game of Thrones. “Esa es una declaración bastante pesada y sé que hay muchos que no van a estar de acuerdo. Entiendo completamente eso. He vivido la mayor parte de mi vida involucrada en el ocultismo y no tenía idea de ello. Era un secreto escondido de los “no iniciados”, cuenta Beth.


Influencia

La ex bruja resalta que el ocultismo no se limita sólo a los programas de televisión o películas, sino también a comerciales, música, libros, entre otras cosas. Además, ella afirma que esa acción en el “subconsciente” comienza a ser trabajada desde la infancia.

“Basta ver los dibujos animados para niños hoy – Gravity Falls, Una Aventura LEGO, Frozen – todos están repletos de magia. Los niños están obsesionados con  Frozen y tienen todo con su figura: ropa, sábanas, meriendas, juguetes, cepillos de dientes. Frozen hace un gran trabajo para hacer que la magia parezca algo bueno

Al igual que los niños, Beth afirma que muchos adultos pasaron a tener contacto con el ocultismo sin darse cuenta. “Cosas como películas sobre brujería (Harry Potter, etc.), cristales, numerología, reiki, meditación, toques terapéuticos y mucho más. Estas son cosas aceptables en nuestra sociedad y muchos cristianos participan de ellas sin darse cuenta de que son prácticas del ocultismo “.

Beth explica que cuando abrimos puertas al Diablo, pasa a cambiar nuestras creencias. “Comenzamos a alejarnos de la mentalidad bíblica y tener una mentalidad mundana. Y usted se pregunta si realmente hay problema en ver películas sobre hechicerías o si busca cura en una sesión de reiki es incorrecto “.

“Tienes un enemigo que te quiere destruir, y tienes que dejar de darle poder para hacer estragos en tu vida”, Beth alerta. “Dios quiere ayudarte, pero debes acercarse a Él. No hay condenación para los que están en Cristo Jesús El te ama y quiere lo mejor para ti. Él sabe lo difícil que es la vida, pero Él también sabe cómo la comunión con Jesús puede traerle la mayor libertad que usted ha experimentado. No hay nada más placentero en este mundo que Jesucristo “.

Fuente: Ante el peligro de apartarse de Dios

sábado, 29 de julio de 2017

EL BESTIARIO DEL AVERNO: SOBRE ANIMALES Y DEMONIOS


Resultado de imagen para bestiario



Por Virgilio Freddy Cabanillas D.


"Entre mis entornados párpados
vi los enormes ojos de un gigantesco
lobo, unos ojos que relucían como
carbones encendidos. Brillaban también sus
blancos colmillos, largos y
afilados. Percibí, espantado
su aliento acre y caliente." 
(BRAM STOKER: "Dracula")

Tabla de contenido
Bestiarios, naturalistas y portentos
El diablo y sus secuaces
El demonio caprino
Las alas del murciélago
Leviatán y "devoración"
Dragones y tarascas
Sierpes y basiliscos
Behemot y los felinos
Los viciosos
Aves maléficas
Miscelánea

Desde tiempos remotos compartimos el planeta con miles de formas de vida. El hombre mantiene con los animales, curiosas relaciones que van desde la sacralización hasta la destrucción irracional1. En este artículo queremos mostrar la utilización de animales como representación del mal.

El hombre primitivo respetaba a los animales. Era su depredador, pero reconocía en ellos "algo" misterioso, que activaba su fuerza, fiereza y/o rapidez. Posteriormente se convirtieron en antepasados de linajes humanos o fueron elevados a la categoría de dioses. La zoolatría egipcia llegó a extremos sorprendentes. No todas las especies corrieron esta suerte. Los antiguos reyes guerreros inventaron sangrientas distracciones, que consistían en la caza organizada de fieras a gran escala2.

La mitología de las civilizaciones antiguas es llena de seres híbridos, que combinan elemento zoomorfos de diversa procedencia. Abundan los de aspecto terrorífico. La teratología sagrada nutre de los animales, para crear sus fantásticos seres. La mitología griega creo muchos ser monstruosos que vale la pena anotar: El Tártaro y Gea tuvieron dos hijos fabulosos: Tifón (con cien cabezas de dragón) y Equidna (mujer- serpiente). De ellos nació una original prole: Cerbero, la Quimera3, la Esfinge, la Hidra Lerna, el León de Nemea, etc. Cerbero, el guardián de la entrada al reino de Hades, es el más famoso. Hesíodo señala que tenía cincuenta cabezas4 , pero las versiones más populares le atribuyen tres. Así lo describe Virgilio en La Eneida. Las serpientes le daban un aspecto más feroz aún.

La lucha entre el héroe y la bestia es un lugar común en la mitología helena. Teseo venció al Minotauro, Belerofontes a la Quimera, Jasón al dragón de Cólquida y Perseo salvó a Andrómeda de un monstruo marino5.

Pero Heracles tuvo aventuras más arriesgadas: enfrentó al León de Nemea, a la Hidra de Lerna, al Jabalí de Erimanto, al Toro de Creta, a las yeguas antropófagas de Diómedes, al dragón del jardín de las Hespérides y a Cerbero6. 

También en la cultura andina los animales juegan un papel importante en la mitología. Son célebres las divinidades Chavín, que combinan elementos de jaguar, ave rapaz, serpiente y quizás caimán. Por su parte, la iconografía moche nos muestra a un héroe mitológico, el llamado "Personaje F", enfrentando a monstruosos seres, en su mayoría de origen marino7.


Trasladémonos ahora a Erez Israel., para ver el asunto de los animales impuros. El libro del Levítico contiene numerosas normas, que permitían a los hebreos mantenerse puros, de acuerdo a su condición de pueblo elegido. Sólo así podían participar en las ceremonias religiosas. En el capítulo 11 de ese libro, se menciona a los siguientes animales, cuya carne estaba prohibida

- Los que no tengan pie partido, pezuña hendida y/o no rumien (camello, conejo, liebre, cerdo) .

- Animales marinos sin aletas y escamas.

- Aves: águila, quebrantahuesos, milano, buitre, cuervo, avestruz, lechuza, gaviota, mergo, ibis, cisne, pelicano, calamón, garza, cigüeña y abubilla8.

- Todo tipo de reptiles.

- Insectos que no sean saltadores.

- Además: ratón, comadreja, topo y murciélago9.

Marvin Harris propone que además de la cuestión religiosa, estas especies fueron prohibidas porque, de hecho, su carne no es conveniente o es de difícil acceso10.

BESTIARIOS, NATURALISTAS Y PORTENTOS
La iconografía cristiana es un amplio terreno para el estudio de animales simbólicos. Pueden representar virtudes o acompañar a los santos a manera de atributos. Pero también pueden significar vicios o inclusive demonios. Hay que tener en cuenta, que muchos animales tienen un significado ambiguo11. Por eso cada imagen debe analizarse en su contexto, para encontrar los puntos de referencia que nos lleven a la interpretación correcta.

En el Medioevo fueron muy populares los bestiarios. En estos libros se pasaba revista a diversas especies, explicando sus costumbres para extraer lecciones morales. Los datos eran tomados de autores antiguos como: Aristóteles, Plinio "el Viejo", Herodoto, Plutarco, Eliano, Solino, etc. Lógicamente, muchos de estos datos están lejos de la verdad científica llegando a veces a la ingenuidad. El bestiario mas importante fue El Fisiólogo (El Naturalista), que según S. Sebastián fue el libro de historia natural, más popular de Europa hasta el Siglo XVIII12. La obra se atribuye a diversos autores, por ejemplo San Epifanio (s. IV), pero el texto original podría remontarse hasta el siglo II. Este manual zoológico-simbólico fue traducido al latín en el siglo IV o V (el original se escribió en griego).

Otras obras de este tipo fueron: el Bestiario de Oxford, el Bestiario Toscano13 y los escritos por Philippe de Thaon, Pierre de Beauvais (Pierre le Picard), Guillermo de Normandía, Ramón Llull, Richard de Fournival, etc14.

Para el Renacimiento nos interesa mencionar otro tipo de obras, los escritos de sabios naturalistas como Conrado Gesner, Ulises Aldrovandi y Olaus Magnus. Ellos fueron apasionados estudiosos de la fauna, pero estaban convencidos de la existencia de animales fantásticos.

Gesner fue un médico y naturalista suizo, escribió una gran enciclopedia animal: Historia Animalium. Ahí se incluyen cerca de mil ilustraciones. Su despacho en Zurich fue el primer museo zoológico del mundo15. Creía en la existencia de dragones, basiliscos, demonios marinos, etc.

Aldrovandi fue un naturalista italiano con destacada labor en Bolonia. Uno de sus textos titula: Historia Natural de las serpientes y dragones.

El obispo sueco Olaus Magnus, fue un experto en historia y cartografía. Son célebres mapas donde ubica las zonas donde viven monstruos marinos. Prácticamente fue el inventor de la temida serpiente de mar.

Estas creencias iban de la mano con los relatos de seres fantásticos, "portentos" o "mirabilia" escritos por los viajeros europeos. Eran los tiempos de la exploración y/o conquista de tierras americanas, africanas y asiáticas.

Si los científicos del siglo XVI estaban convencidos de la existencia de animales monstruosos, no nos debe extrañar el traslado de estas fantasías a la iconografía demoníaca.

EL DIABLO Y SUS SECUACES
Es el ángel rebelde, el enemigo de los planes divinos, el tentador de la humanidad. Los hebreos lo llamaron Satán (Satanás), que significa "el obstructor", "adversario" o "acusador". El Nuevo Testamento le da el nombre griego de Diabolos (Diablo), que significa "el calumniador".

Por otra parte, la palabra demonio viene del griego daimon y se aplicaba a diversas divinidades o a los poderes desconocidos e invisibles que actúan sobre el hombre. Los cristianos la usaron para designar a los ángeles caídos16.

Además de Satán (el Diablo por excelencia), la demonología fue elaborando toda una jerarquía que incluía a: Luzbel17, Belcebú, Mammón, Leviatán, Belial, Astaroth, Asmodeo, Belfegor, etc.

Los demonios tenían la facultad de aparecer tomando una forma física. Pedro de Medina (s. XVI) escribió que "forman cuerpos aparentes hechos de aire"18. Además, podían manifestarse introduciéndose en cualquier objeto, animal o persona19.

El arte cristiano retrata al Diablo recién desde el siglo VI, sin contar las representaciones de la serpiente del Edén, que aparecen antes20. La iconografía diabólica nos presenta al maligno personaje, con rasgos cada vez más terroríficos y repugnantes. Recordemos la reflexión de Dante: "Si fue tan bello como deforme es hoy, y osó levantar sus ojos contra su Creador, de él debe proceder sin duda todo mal"21.

Ahora leemos una descripción del famoso demonólogo Martín del Río (s. XVII) "Los demonios se manifiestan en cuerpos humanos negros, mugrientos, hediondos y tremendos ... de nariz deformadamente chata o enormemente aguileña, de boca abierta y profundamente rajada, de ojos hundidos y chispeantes, de manos y pies ganchudos como de buitre, de brazos y muslos delgados y llenos de pelo, de Piernas de burro o de cabra..." 22.

Los ángeles rebeldes perdieron su belleza para convertirse en bestias espantosas. Nada mejor que la obra de John Milton., el gran poeta inglés del siglo XVII, para imaginar la diabólica metamorfosis: "Grandes aplausos y unánimes elogios mereció la conducta de su jefe supremo a todos los asambleístas allí reunidos; sin embargo, un fenómeno inesperado turbó la satisfacción de Satanás, pues que, solidarizadas con las serpientes otras especies animales repugnantes y viles, hicieron su aparición, tomando en ellos cuerpos, los diabólicos espíritus allí reunidos. De modo que muy pronto fue terrible el estridor de los silbidos en aquella asamblea de monstruos, que mostraban sus cabezas temibles y asquerosas, tales la del escorpión, el áspid, la hidra, la cerasta, armada de cuernos, y otros animales repulsivos, e incluso el mismo Satanás vióse convertido en dragón"23.

Los demonios acostumbraban aterrorizar a los santos, cuando no podían vencerlos con tentaciones. Para esto asumían formas bestiales que rendirían a cualquiera. San Antonio tuvo que soportar el ataque de "leones, osos, leopardos, toros, serpientes, áspides, escorpiones y lobos"24.

El DEMONIO CAPRINO
Una de las imágenes más conocidas del Diablo es la del macho cabrio. Un gran cabrón, rodeado de repulsivas brujas, preside el aquelarre o sabbath. Esta figura se repite en pinturas y grabados, cuyo paradigma es "el Aquelarre" de Goya (179 8). La obra se encuentra en el Museo Lázaro Galdiano (Madrid). Esta representación se inspira en Pan (Silvano), el antiguo dios de bosques y pastores. "El sentido de la voz Pan es 'todo', de manera que bajo su nombre se adoraba a la naturaleza toda"25. Tenia cuernos, pelos y piernas de macho cabrio. De similar aspecto eran los traviesos sátiros (faunos), que formaban el cortejo de Dionisios (Baco).

Pan y los sátiros se relacionan con lo sensual instintivo26. Cirlot señala que los vellos de las patas simbolizan la vitalidad de los instintos27 . Además hay antecedentes importantes: los babilonú creían en un demonio llamado Asukku, que podía apoderarse de un hombre para enfermarlo. Para ahuyentarlo se realizaban encantamientos lo enviaban a morar en un chivo28. En Egipto adoraba a Shirim, un macho cabrío en cuyo homenaje se prostituían jovencitas29. Herodoto menciona a Mendes, el "Pan egipcio"30 y hay referencias bíblicas contra el culto idolátrico a los sátiro Lev. 17, 7 y 2 Crón. 11,15. Algunas leyendas judías mencionaban a un demonio llamado Samael; tenía aspecto de cabra cubierta de ojos con doce alas. Causaba enfermedades y muertes31.

Daniel utilizó la figura del macho cabrío para simbolizar a Alejandro Magno (Dan.8). Uno de sus cuernos es Antíoco IV Epífanes, gobernante sirio de la dinastía Seléucida. Fue un cruel perseguidor de la religión judía.

El ritual hebreo para el gran día de las expiaciones, señalaba la necesidad de "cargar" sobre un macho cabrío, todas las iniquidades cometidas por el pueblo. Luego el animal era enviado desierto, hacia la morada del demonio Azazel (Lev. 16). Éste es el famoso "chivo expiatorio"

Margaret Murray, en un clásico y polémico libro32 , planteó la continuidad del culto a divinidades cornudas, desde tiempos paleolíticos. Dioses de este tipo se encuentran en todas las civilizaciones del Viejo Mundo: Mesopotamia, Egipto, Indo, Grecia, etc. El culto sobrevivió incluso en tiempos medievales y modernos. Las "brujas" dedicaban sus ceremonias a antiguos dioses paganos (por ejemplo los dioses cornudos). El problema surgió cuando los cristianos asociaron brujería con satanismo, convirtiendo a las antiguas divinidades en demonios. Las brujas fueron acusadas de adorar al Diablo y así lo confesaban en los tribunales, ya que era imposible resistir el tormento33. A propósito, el simbolismo del cuerno está ligado a las ideas de fuerza y poder34.

LAS ALAS DEL MURCIÉLAGO


Una característica de las figuras demoníacas son sus alas. "Todo espíritu tiene alas", escribió Tertuliano35 y efectivamente, ángeles y demonios son representados como seres voladores.

En el siglo XIII se definen las típicas alas demoníacas; han sido tomadas de los quirópteros y son influencia del arte oriental36.

Las alas membranosas aparecen como atributo de los demonios chinos, mucho antes que en Occidente. Lo más impactante son los diabólicos seres alados que pintó Li Long-mien en el siglo XI. Se trata de un rollo que se encuentra en el Museo Guimet de París.

Baltrusaitis estudió numerosos elementos extremo-orientales, que fueron asimilados por el arte cristiano medieval. No olvidemos que en el siglo XIII Europa Oriental es asediada por los invasores mongoles. Los sucesores de Gengis Khan lograron penetrar en Polonia y Hungría. Por otra parte, los misioneros franciscanos hicieron largos viajes hasta China durante los siglos XIII y XIV La aventura de Marco Polo transcurre en esa época. También debemos anotar que en algunos bestiarios, el murciélago se convierte en símbolo del pueblo Judío, "que odia la luz del día y ama las tinieblas"37. Por su tenebroso aspecto, el murciélago ha sido considerado la "mosca del infierno".

Y ahora algo sobre vampirismo. La leyenda de los vampiros o upiros ("sanguijuelas"), muertos que succionan la sangre de los vivos, está muy difundida en Europa Oriental. Los expertos en el tema señalan que esta creencia tuvo mucha fuerza en el siglo XVIII, incluso en Europa Occidental. Paradójicamente , éste fue el siglo del triunfo de la Razón. La leyenda se difundió especialmente en los sectores populares, que no tenían fácil acceso a la Enciclopedia y a las ideas racionalistas.

En 1762 la palabra "vampiro" fue utilizada por Buffon, para designar a una variedad de quiróptero sudamericano chupa sangre38.

No hay duda que el vampiro más célebre es el Conde Drácula, inmortalizado en la novela de Bram Stoker (1897).

El escritor irlandés se inspiró en dos personajes rumanos del siglo XV VIad II Dracul, voivoda de Valaquia (miembro de la Orden de los Dragones) y VIad III Draculea ("Hijo de Dracul"), más conocido como VIad Tepes ("el Empalador"). Drácula se hizo célebre por la crueldad con la que trataba a sus enemigos. Realizó arriesgadas campañas militares contra los turcos. Guerrero valiente pero inhumano, no conocía la piedad.

La Orden de los Dragones tenía como objetivo combatir a los turcos. De "draco" = dragón (en latín) surge el término DRACUL. Lo curioso es la similitud con la palabra "drac"=diablo, (en rumano). Esto acentúa el carácter siniestro del personaje.

Sin embargo, ni Vlad II ni VIad Tepes tuvieron características "vampirescas". Fue el novelista Stoker, quien combinó los crueles relatos de la historia rumana con la leyenda del vampiro. Resultado: el Conde Drácula de la literatura y el cine39.

LEVIATÁN Y "DEVORACIÓN"
Ahora veamos otra típica imagen diabólica: Leviatán en acto de "devoración". En pinturas y grabados se aprecia la entrada al Infierno, como una enorme boca que se engulle a los condenados. Esta imagen estaba muy difundida y fue utilizada también por Guamán Poma. Cirlot anota: "…el símbolo concierne sin duda a la devoración final que la tierra hace de cada cuerpo humano, después de la muerte, a su disolución, de manera que bien puede asimilarse a una de gestión"40 . Una vez condenada, el alma cae al Infierno sin la menor esperanza de salvación. La absorción es definitiva.

El antecedente bíblico se encuentra en este texto:

"Por eso el Seol41 ha ensanchado sus fauces
ha abierto su boca sin medida,
¡baja allá la grandeza de Sión 
y su turba bulliciosa y alegre!" (1s. 5, 14)

Esto tiene cierta similitud con la mitología egipcia. Los condenados por el Tribunal de Osiris eran engullidos por el "Devorador de las sombras", monstruo con cabeza de cocodrilo, cuerpo de león y piernas de hipopótamo.

Leviatán es mencionado numerosas veces en la Biblia. Esta palabra hebrea significa "cocodrilo", pero el aspecto del monstruo es bastante confuso. Revisando diversos textos (Job 40,25-32; Is.27,1; Sal.74,13-14; Sal.104,26), vemos que se trata de un ser marino que a veces es cetáceo y otras veces una gran serpiente o dragón.

En el arte cristiano, la entrada al Infierno es la cabeza de un monstruo mamífero o reptil. Entre sus grandes colmillos, la masa de condenados es empujada por los demonios. Guamán Poma lo dibujó con rasgos de felino y lo tituló: "Ciudad del Infierno".

En relación con todo esto, los bestiarios medievales mencionan a la ballena como un animal traicionero. Los navegantes la confunden con una isla, acampan sobre ella pero luego ésta se sumerge y los ahoga. Otras veces exhala de su boca un aroma que atrae a los peces, cuando llegan a sus fauces los devora. Así el "mundo" y el Diablo engañan al hombre con sus seducciones para arrastrarlo al infierno42.

Milton escribió: "Satanás era semejante asimismo a Leviatán, al que los marinos toman a veces por una gran isla"43 .

DRAGONES Y TARASCAS
San Juan describe a Satanás como "un dragón color de fuego, con siete cabezas y diez cuernos" (Ap.12, 3). El Dragón tiene como servidores a dos "bestias" (Ap. 13); esto revela la influencia de las visiones de Daniel en San Juan44.

En el arte cristiano se representa al Dragón vencido por San Miguel, San Jorge, San Marcelo, San León "el Grande", Santa Margarita de Antioquía, etc.

El dragón más usual del arte románico es una serpiente sin alas ni patas o un pájaro con cola de lagarto. El dragón gótico puede tener alas membranosas (de murciélago) y una cresta dentada45.

En los romances medievales es frecuente la lucha entre un caballero y un dragón (u otro tipo de monstruo). Es un símbolo de la lucha permanente entre el bien y el mal46.

Algunas ilustraciones medievales representan el combate del dragón con el elefante. Este último es un símbolo de la castidad. El maligno dragón se enrolla en las patas del paquidermo para vencerlo.

En España y sus colonias era costumbre sacar en la procesión del Corpus Christi, la figura de un dragón conocido como "Tarasca"47 . Además desfilaban figuras de gigantes y personas disfrazadas de demonios. Todo esto simbolizaba el triunfo de Cristo sobre el Diablo y el pecado.

Sin embargo, el dragón puede tener otros significados. Es un animal fuerte y de aguda visión, esto lo convierte en buen vigilante. Es probable que su nombre se origine en la voz griega "dercein"=viendo48. Por eso los dragones eran guardianes de tesoros y lugares sagrados49.

SIERPES Y BASILISCOS
La serpiente es uno de los animales preferidos por el simbolismo. Su aspecto enigmático cautivo a los pueblos antiguos. Estaba ligada a lo primordial, lo inferior, el mal, la astucia y/o la sabiduría. El hecho de mudar de piel la convirtió en símbolo de inmortalidad50.

En el Génesis, Satanás se disfraza de serpiente para tentar a Eva. Por eso la primera imagen del Diablo en la iconografía cristiana, fue la serpiente del Edén.

En el arte románico la serpiente se asocia a lujuria. De ahí que aparezca succionando los senos a mujeres voluptuosas. Esta composición se denomina: "femme aux serpents"51.


El Bestiario Toscano cuenta que el áspid guarda el árbol del bálsamo. La única forma de burlarlo es adormeciéndolo con música, pero esta serpiente es astuta y se tapa los oídos (uno con la cola y otro contra el suelo) para evitarlo. Así, son los hombres que no escuchan la palabra divina y prefieren las riquezas terrenales52.

Sin embargo, en la vida de la serpiente se pueden encontrar algunos ejemplos positivos para cristiano. Esta ambivalencia de significados es evidente en El Fisiólogo53.

"Por tanto te conjuro, dragón extremadamente perverso, en nombre del cordero inmaculado que pisó sobre la serpiente y el basilisco, que pisoteó al león y al dragón, a marcharse de este hombre"54 .

Esta frase se encuentra en el ritual del exorcismo y nos da pie para hablar de otro ser fantástico: el basilisco. Su nombre proviene del griego "basilikon" (pequeño rey) y era considerado el rey de las serpientes. Las leyendas medievales narraban que nacía de un huevo puesto por un gallo, pero empollado por un sapo o serpiente. Algunos lo describían como un gallo cuadrúpedo coronado, con alas espinosas y cola serpentina. Su mirada era mortal para el hombre, que tenía que usar un espejo para invertir el peligro. Esta es una reminiscencia de los poderes de Medusa. En algunos lugares eran los encargados de cuidar los tesoros ocultos55.

Los batracios anuros han sido muy empleados en la iconografía del mal. Uno de los momentos claves de una "misa negra", era el acto de "partir el sapo", parodia de la eucaristía católica56

El sapo era una de las formas como se aparecían los demonios, por ejemplo, a Santa Teresa57 . En el arte, es común ver a batracios como la materialización de espíritus inmundos58. Esto puede tener su origen en la visión de San Juan (Ap. 16,13).

BEHEMOT Y LOS FELINOS
Un demonio muy curioso es Behemot. Algunos demonólogos lo consideraban "copero mayor" del Infierno. Se caracterizaba por la glotonería59. Behemot es palabra hebrea que significa "bestias"60. Es el nombre utilizado para designar al hipopótamo, que por su aspecto temible e imponente es la bestia por excelencia. Una magnífica descripción de este animal aparece en Job 40, 15-24.

El simbolismo del león es muy ambiguo. Cristo es el León de Judá (Gén.49,10 / Ap.5,5). De sus costumbres se toman buenos ejemplos para la vida del cristiano. Es símbolo de la Resurrección61, pero también puede ser el símbolo de la soberbia62 o incluso representar al mismo Satanás. Por eso aparece persiguiendo a las gacelas (que simbolizan a las almas). Esto puede relacionarse con I Pe.5y 8 y Sal. 22, 22.

Por otra parte, se piensa que las luchas de Sansón y de David contra leones, son prefiguraciones del combate de Cristo con el mal63.

El gato tiene una historia muy singular que se remonta a Egipto, donde fue domesticado para combatir a los roedores. La utilidad del animal sirvió para elevarlo a la categoría de divinidad. Matar un gato significaba condenarse a la pena de muerte. Los mininos eran objeto de las más extravagantes consideraciones64.

El gato egipcio se difundió luego en Europa y de él descienden la mayoría de nuestros gatos domésticos. La suerte del animalito cambió desde la Edad Media. Su actividad nocturna y enigmáticos ojos, sirvieron para considerarlo encarnación demoníaca. Con mayor razón si era de color negro65.

La secta luciferista alemaria de los "stadingers" (s. XIII), fue acusad a de venerar la estatua de un gato negro en sus ritos. Por otra parte, se creía que el nombre de los "cátaros" tenia su origen en la palabra latina catto=gato66.

Los gatos fueron asociados a las brujas y ambos sufrieron persecuciones. Muchas, veces se les quemaba julitos. En algunos países había días especiales para organizar matanzas de gatos67. Se creía que las brujas poseían fórmulas para metamorfosearse en animales, por ejemplo gatos68. La conversión en minino recibía el nombre de aelurantropia.

El libro de Donovan trae un impresionante relato: "Con motivo de la coronación de Isabel I de Inglaterra, se sacó en Procesión una efigie de cesteriá, representando al Papa, llena de gatos, y luego la quemaron solemnemente sobre una pira. Los protestantes que perpetraron esta atrocidad pretendian que los alaridos de los qatos eran el lenguaje de los demonios dentro del cuerpo del Santo Padre"69.

El CRUEL Y EL ASTUTO
Para hablar del lobo, nada mejor que esto párrafos del Bestiario Toscano: "..asi como, el lobo que no vive sino de rapiña y de robar, así son algún hombres en el mundo, que viven del robo ... Y, así, más que tomar el ejemplo del lobo, que es ladrón y de malvada vida, mucho más podríamos tomar buen ejemplo de la oveja, que es bondadosa y ejemplar"70.

Mucho antes, Cristo habla comparado a lo falsos profetas con lobos feroces (Mt. 7,15). También ahí aparece la oposición entre lobos y o, jas. Una popular leyenda relacionada con la brujería es la metamorfosis en lobo: licantropia. palabra viene de la voz griega lykos=lobo. 1 hombres-lobo (licántropos) aterrorizaban a mentes sencillas, especialmente en el campo.

Hablemos ahora del popular zorro. El Fisiólogo trae este comentarlo : "La zorra es un animal muy astuto. Cuando tiene hambre y carece de comida, se dirige a un lugar soleado, y tendida en el si, y conteniendo la respiración, simulando estar muerta, yace boca arriba con los ojos abiertos y las pata en alto. Bajan las aves para comérsela, pero ella las apresa por sorpresa y las devora a placer No obra de o manera el Diablo cuando quiere atrapar al hombre, le tienta para que se comporte lo más negligentemente en su vida de oración y así es seducido con toda facilidad" 71 . Es similar lo que nos dice el Bestiario Toscano: "Este zorro lo podemos comparar al Diablo, el cual es muy malicioso y falso, y sólo piensa en engañara las gentes, así como engañó a nuestro, padre Adán" 72

Un ejemplo muy simpático de la astucia del zorro, aparece en el Libro de Buen Amor. Valiéndose de una h,,
treta, la raposa arrebata el queso al cuervo73

En las sillerias medievales españolas, destaca el tema del zorro predicando a las aves. Está disfrazado de monje y es un símbolo de los falsos profetas. Pero también tiene un sentido de crítica social. El zorro es el señor que roba y explota a sus siervos 74.

El perro negro también era considerado mal demoníaco. Algunos procesados por brujería, confesaban haber sido conducidos al aquelarre por este animal75.

En numerosas obras del arte virreinal peruano, se aprecia a Santa Rosa atacada por un demonio en forma de perro. Esto pudimos comprobarlo al visitar la magnifica Exposición Simultánea "Santa Rosa de Lima y su tiempo", organizada por el Banco de Crédito del Perú (Basílica Catedral de Lima, Basílica Santuario de Santa Rosa. set.-oct.1995).-

Para el Bestiario Toscano el can es un símbolo ambiguo. Primero se le alaba por su lealtad, pero luego se menciona su costumbre de comer sus vómitos: "... así lo hace el falso pecador que va a confesar sus pecados y después vuelve a cometer aquellos mismos pecados" 76 . Esto se relaciona con II Pe. 2, 21-22. También dice que el can trata de arrebatar la comida a su propio reflejo en el agua. De esta manera hay muchos que pierden lo espiritual por ir tras las cosas materiales. Esto nos recuerda al `Ejemplo del alano que llevaba un trozo de carne en la boca', que se encuentra en el Libro de Buen Amor. Juan Ruiz lo utiliza como una lección contra la codicia 77.

Sin embargo, en el imaginario andino el perro es un ser benéfico, aquel que acompaña al alma en su viaje al más allá. Esta observación se la debo a Wilfredo Kapsoli.

LOS VICIOSOS
El cerdo es uno de los animales preferidos para simbolizar lo malo. `Símbolo de los deseos impuros, de la transformación de lo superior en inferior y del abismamiento amoral en lo perverso", anota Cirlot78.

En el Medioevo, el cerdo era considerado el animal más voluptuoso. Por eso fue uno de los principales símbolos de la lujuria79 .

En esto compite con la liebre. Este roedor se relaciona con el amor carnal desde Aristóteles80. Es frecuente encontrarlo en pinturas que tratan del erotismo. Por otra parte, se pensaba que las brujas se metamorfoseaban en liebres (lepantropía). El libro de Murray trae la fórmula de Isobel Gowdie (s. XVII) para transformarse en liebre: "Entraré en una liebre, con pena y suspiros y cuidados, e iré en nombre del demonio, sí, hasta que vuelva a casa"81.

El mono es famoso por su gusto por la imitación. Esto sirvió para considerarlo símbolo demoníaco. El Diablo trata de imitar las cosas de Dios, incluso promueve parodias de los sacramentos (execramentos) en los aquelarres. Por eso es `Simia Dei', es decir, la mona de las obras de Dios82 . El Bestiario Toscano dice que la mona "quiere hacer todo lo que ve hacer". La compara con todos aquellos que pecan por su voluntad, pues imitan al Diablo "que fue el primero que pecó"83. Además, el mono simboliza los bajos instintos, la sensualidad y los vicios en general84.

AVES MALÉFICAS
Entre las aves destaca el simbolismo del buitre. Algunos bestiarios medievales lo convirtieron en representación del demonio ya que se harta de podredumbre. Resaltaban su costumbre de seguir a los ejércitos, para saciar su ansia de cadáveres. Así es el pecador que sigue a los malvados (ejército del Diablo) y. gusta de los placeres que lo llevan a la muerte85.

Sin embargo, el Bestiario Toscano tiene una versión distinta. El buitre tiene buen olfato y sigue a las huestes porque sabe que hallará alimento. De esa manera los hombres sabios y honrados van en busca de la sabiduria86.

Ya en la antigüedad clásica, el búho era ave de malos presagios. Para el cristianismo medieval, este animal nocturno era símbolo del hombre pecador, que gusta de las tinieblas y huye de la luz87. Además, era imagen del pueblo judío, que rechazó a Cristo Luz del Mundo.

Posteriormente, el famoso iconólogo Cesare Ripa, señaló al búho como atributo de la superstición88. Goya lo usó como símbolo del error y la ignorancia (Capricho N. 75).

Según El Fisiólogo, el pájaro carpintero o picamaderos, tiene por costumbre buscar entre los árboles, uno que esté carcomido para hacer una cavidad que le sirva de nido. Por eso es símbolo del Diablo que se apodera de los hombres que no tienen fortaleza, pero no puede dominar a los hombres de corazón firme e integro89.

MISCELÁNEA
Entre los insectos mencionaremos al escorpión. En Egipto era uno de los animales consagrados al maléfico dios Seth90.

En la Edad Media fue emblema de la traición y símbolo de los judíos91. Además, es tradición la creencia de que los nacidos bajo el signo Escorpio, tienen predisposición para la brujería y lo esotérico92.

Algunos demonólogos llegaron al extremo afirmar que varios animales habían sido creados por el Diablo: el sapo, el murciélago, el camarón, la rata, la avispa, la pulga, etc.93

En el tema de la brujería destaca un asunto muy interesante: los "familiares" . El familiar "doméstico" era el compañero de la bruja y se le alimentaba con sangre o con un tercer pecho llamado "teta de bruja". Estos demonillos eran usados para las ceremonias mágicas (hechar maldiciones). Además, existía el familiar "adivinatorio" utilizado para hacer augurios. Los animales preferidos para servir de familiares eran: el gato negro, perro, el sapo, el cuervo, el macho cabrío, la comadreja, etc.94

Estas actitudes frente a los animales llegan a extremos sorprendentes. Antiguamente, la presencia de una plaga de animales dañinos era interpretada como un castigo divino o peor aún una calamidad provocada por demonios para atormentar al hombre. En estos casos el sacerdote practicaba una "bendición deprecatoria", que incluía plegarias para pedir la ayuda divina y un curioso exorcismo: "Os exorciso pestíferos (ratones, langostas, orugas, saltones o gusanos u otros animales dañinos) por Dios Padre Omnipotente, por Jesús Cristo su único Hijo, por el Espíritu Santo que procede de ambos, para que os alejéis rápidamente de nuestros campos y sembrados y no viváis más en ellos, si que os vayáis a otros lugares en los cuáles no podáis hacer daño a nadie..." 95. 

En una pintura de Valdés Leal, "Finis Gloriae Mundi", aparecen representados los siete pecados capitales:

pavo real = soberbia 
murciélago = envidia
perro = ira
cerdo = gula
cabra = avaricia
mono = lujuria
perezoso = pereza
La obra se encuentra en la Iglesia de la Hermandad de la Caridad (Sevilla). Hay un interesante estudio de Jonathan Brown96.

No podían faltar las fieras y alimañas en las visiones del Infierno. Fray Alonso de Cabrera describe las penas de los condenados: "Los oídos, amigos de músicas profanas, de murmuraciones y de pláticas deshonestas, serán atronados y ensordecidos con los golpes y martilladas de los atormentadores que habrá en aquella herrería de Plutón, y con los alaridos y clamores de los atormentados. Unos aullarán como lobos, otros ladrarán como perros, otros bramarán como toros y leones, otros con voz ronca y dolorosa darán espantables gemidos..."97. El hombre que envileció su vida, termina reducido al nivel de la bestia.

Para terminar, queremos recordar un cuadro anónimo de la Escuela Cusqueña: "Condenado en el Infierno" (Convento de La Merced-Cusco), que muestra a un reprobo atormentado por bestias demoníacas. De la leyenda del cuadro extraemos este fragmento:

'A tu gusto amargas hieles de víboras y dragones sapos, sierpes y escorpiones, te darán verdugos crueles. Si de pensarlo te dueles como lo podrás pasar, pues con fuego del Infierno por fuerza lo haz de tragar' 98.

NOTAS
(1) Desmond Morris señaló que nuestra especie tiene, frente a los animales, cuatro tipos de actitudes:

a)Económica: 

- presas.
- asociados(simbiosis). 
- competidores. 
- parásitos. 
- enemigos rapaces.

b)Científica 

c)Estética

d)Simbólica

Ver el cap. VIII de El mono desnudo. Un estudio del animal humano. Madrid, Orbis-HYSPAMERICA; 1986. 
(2) Raymond Fiasson. El hombre contra el animal. Barcelona, oikos-tau; 1971.p.7
(3) La quimera, extraña mezcla de león, cabra y dragón, vomitaba fuego. Esta característica pasó luego a los dragones medievales. 
(4) Jorge Luis Borges y Margarita Guerrero. El libro de los seres imaginarios. Barcelona, Bruguera; 1980, p.53.
(5) Ésta parece ser la inspiración de la aventura de San Jorge, que se enfrentó a un dragón para salvar a una princesa. Su historia fue difundida por Jacobo de Vorágine en la "Leyenda Dorada" (s. XIII).
(6) Jesús Rodríguez. Dioses y héroes: mitos clásicos. Navarra, Salvat; 1984.
(7) Jürgen Golte. Íconos y narraciones. La reconstrucción de una secuencia de imágenes moche. Lima, I.E.P; 1994.
(8) Los nombres varían de acuerdo a la traducción de la Biblia que se esté empleando.
(9) En realidad, el murciélago es mencionado entre las aves. El autor bíblico se basa solamente en su cualidad principal, volar. Esto no debe sorprender, pues se trata de un libro donde lo importante son las cuestiones teológicas y no la exactitud científica.
(10) El caso del cerdo es muy importante. Este animal es una excelente fuente de carne, pero está mal adaptado a las altas temperaturas y necesita fuentes externas de humedad; rinde bien alimentándose de tubérculos, raíces y frutos. No le convienen las pasturas. Criar cerdos en la ecología semiárida de Erez Israel, hubiera significado alimentarlos con los cereales que necesitaban los seres humanos y otorgarles sombra y humedad artificiales. A largo plazo, la relación entre costos y beneficios hubiera sido desfavorable. Ver el cap. 11 de: Marvin Harris. Caníbales y reyes. Los orígenes de la cultura. Navarra, Salvat, 1986.
(11) Alberto Pérez advierte sobre este peligro. El sentimiento del absurdo en la pintura. Ensayo sobre Hieronymus Bosch. Santiago, Ed. Universitaria-Cormorán; 1970. pp. 34-37.
(12) Santiago Sebastián. El Fisiólogo atribuido a San Epifanio. Seguido de El Bestiario Toscano. Introd. y comentarios de S. Sebastián. Trad. del latín por Francisco Tejada (El Fisiólogo) y trad. del catalán por Alfred Serrano y Josep Sanchís (El Bestiario Toscano). Madrid, Tuero; 1986.
(13) Este texto publicado por S. Sebastián, es un bestiario catalán del siglo XV o inicios del siglo XVI. Se le llama Bestiario Toscano porque los textos catalanes se basan en un original italiano.
(14) Juan Eduardo Cirlot. Diccionario de símbolos. Colombia, Labor; 1994, p.70. Ver también S. Sebastián, ob. cit., pp.V1-XV
(15) Vuri Dmítriev. El hombre y los animales. Moscú, Ráduga; 1984. pp. 60-66
(16) Sobre el origen y significado de los nombres demoníacos, se puede ver: Juan Cortés y Florence Gatti. Proceso a las posesiones y exorcismos. Un análisis histórico, bíblico y psicológico de los demonios, diablos y endemoniados. Madrid, Ed. Paulinas; 1978, pp. 116-119 / Jeffrey Burton Russell. Satanás. La primitivo tradición cristiana. México, E C. E.; 1986, pp. 29-30 / Frederik Koning. Diccionario de demonología. Barcelona, Bruguera; 1974.
(17) Generalmente se identifica a Luzbel con Satanás, pero muchos demonólogos lo consideraban un demonio distinto. En latín se le llamó Lucifer (lucis=luz / ferre =llevar), es decir "Portador de la Luz", porque está relacionado con Is. 14,12.
(18) Francisco Flores. El Diablo en España. Madrid, Alianza Editorial, 1985, p.35.
(19) Ídem.
(20) J. B. Russell ob. cit., p. 10. Otro antecedente es una pintura del siglo IV: el Dragón vencido por Constantino: Joaquín Yarza et al. Arte Medieval I. Alta Edad Media y Bizancio. Barcelona, Ed. Gustavo Gil¡; 1982 (Fuentes y Documentos para la Historia del Arte Vol. II), p. 75.
(21) La Divina Comedia. Infierno Canto XXXIV
(22) E Flores, ob.cit, p.41.
(23) El Paraíso Perdido. Madrid, EDIME; 1978. Libro Décimo p.120.
(24) J. B. Russell, ob.cit., p. 222.
(25) Diccionario de la mitología mundial. Madrid. EDAE, 1986 p.238.
(26) Roberto Alcalá Flecha. "El andrógino de Goya y la imagen del matrimonio". En: Goya. Revista de Arte. Fundación Lázaro Galdiano (Madrid). N. 243-1994, p 152.
(27) Cirlot, ob.cit., p. 354.
(28) E Koning, ob. cit., p. 23.
(29) Ídem, p. 267.
(30) Los nueve libros de la historia. Colombia, Oveja Neg 1983. Antol. de Natalia Palomar. Libro Segundo: Euterpe, p.90.
(31) J. B. Russell ob. cit. , p. 32 .
(32) El dios de los brujos. México, E C. E. 1986.
(33) Frank Donovan. Historia de la brujería. Madrid, Alianza Editorial, 1988, cap. 5 y 6.
(34) Cirlot, ob. cit., p. 160.
(35) J. B. Russell, ob. cit., p. 121. 
(36) Jurgis Baltrusaitis. La Edad Media fantástica. Antigüedades y exotismos en el arte gótico. Madrid, Cátedra; 19: pp.159-165. 
(37) Ídem. p. 157. 
(38) Roberto Alcalá Flecha. "El vampirismo en la obra Goya". En: Gayo, Revista de Arte. N.233-1993. p.25 Martí Flo, Valentín Ferrán y Jordi Ardanuy. Vampiros: magia póstuma dentro y fuera de España. Barcelona, Li Negra; 1994.
(39) Ralf-Peter Mártin. Conde Drácula, historia y leyenda de Vlad el Empalador. Barcelona, Tusquets; 1980.
(40) Cirlot, ob. cit., p. 169.
(41) Los hebreos pensaban que la tierra era un disco plano apoyado en columnas. Éstas hundían sus bases en mundo inferior o Seol (Sheol). A este sombrío lugar bajaban los muertos. Precisamente, la palabra Infierno deriva de inferior. Ver: Alain Marchadour. Muerte y vida en la Biblia. Navarra, Verbo Divino; 1987 (Cuadernos Bíblicos 29), p. 10 y 13.
(42) El Bestiario Toscano (ed. de S. Sebastián) p. 47. Tamb Borges y M. Guerrero, ob. cit., p. 90-91. Algunos bestiarios llamaban a la ballena con el nombre de Fastitocalón.
(43) El Paraíso Perdido. Libro Primero, p. 11.
(44) Eduardo Arens. Apocalipsis. ¿Revelación delfín del mundo? Estudio exegético crítico del texto en sus contextos. Lima, Centro de Proyección Cristiana; 1988, p. 80-81.
(45) Baltrusaitis, ob. cit. p. 156.
(46) Dorothy y Henry Kraus. Las sillerías góticas españolas. Madrid, Alianza Editorial; 1984 (Alianza Forma 41), p.158, 159 y 211 (nota 7 del cap. 12).
(47) Sobre el origen de la palabra "Tarasca" hay varias versiones:
Según la "Leyenda Dorada", Santa Marta dominó a un dragón cerca al pueblo francés de Tarascón.
Según Sebastián de Covarrubias (s. XVII), el nombre viene del verbo griego "territo" = turbo, perturbo.
El Diccionario de Autoridades (s. XVIII) señala que tarasca viene del griego "theraca" =amedrentar.
Ver: Carlos Duarte. "Las fiestas de Corpus Christi en la Caracas hispánica (Tarasca, gigantes y diablitos)" En : Archivo Español de Arte. T LXIV, N.255-1991, pp. 337-338.
(48) Cirlot. ob. cit. p. 176.
(49) Una portada ayacuchana labrada en piedra roja, nos puede servir de ejemplo. Debajo de un monograma de la Virgen, aparece un elefante en relieve (símbolo de castidad). A ambos lados dos dragones en bulto, que parecen cumplir la labor de centinelas contra el mal. En el friso, dos cabezas de león en similar actitud. Esta portada es el ingreso a la antigua residencia jesuita, hoy local de la Escuela Superior de Música de Ayacucho. Se encuentra a un lado de la Iglesia de la Compañía. .
(50) Cirlot. ob. cit., p. 407-410. También: Olivier Beigbeder. La simbología. Barcelona, oikos-tau; 1971. pp. 38-41.
(51) Ver los comentarios de S. Sebastián en su edición de El Fisiólogo, p.95.
(52) El Bestiario Toscano. pp.24-25.
(53) El Fisiólogo, pp.81-82, 89 y 93.
(54) Juan Cortés y Florence Gatti, ob. cit., p. 80.
(55) Sobre el basilisco: J. L. Borges y M. Guerrero, ob. cit., p. 41-43 / Cirlot, ob. cit., p. .98-99 / E Koning, ob. cit., p. 31 E Flores, ob. cit., p.254 / S. Sebastián, ob. cit., p. 90.
(56) E Koning, ob. cit., p.251.
(57) Julio Caro Baroja. Las formas complejos de la vida religiosa (religión, sociedad y carácter en la España de los siglos XVI y XWI). Madrid, Sarpe; 1985, p. 79.
(58) S. Sebastián, ob. cit., p. 119.
(59) E Koning, ob. cit., p. 31.
(60) J. L. Borges y M. Guerrero, ob. cit., p. 44.
(61) El Fisiólogo, p.9- 10.
(62) En el Libro de Buen Amor, Juan Ruiz incluye el "Ejemplo del león que se mató con ira", donde el león aparece como el paradigma del orgulloso. Ver la edición de Nicasio Salvador Miguel. Buenos Aires, Orbis-HYSPAMÉRICA, 1984, p.57-58.
(63) Ruth Bartal. 1nterpretación iconográfica del tímpano de San Pelayo de Mena". En: Goya. Revista de Arte. N. 1921986,p.325.
(64) En 1860 se encontró un cementerio de gatos cerca a BeniHasan. Ahí yacían 180,000 mininos ricamente enterrados. Ver: Y Dmítriev, ob. cit., p.37.
(65) El color negro del Diablo es una referencia a su vaciedad. Ver: J. B. Russell, ob. cit., 244.
(66) E Koning, ob.cit., p.118.
(67) F.E Donovan, ob. cit., p. 72. También: Y Dmítriev, ob.cit., p.38 y 40.
(68) "En gato me volveré, con dolor y en un dos por tres" (F. Donovan, ob. cit., p.68).
(69) E Donovan, ob cit., p. 72.
(70) El Bestiario Toscano, p. 10-12.
(71) El Fisiólogo, p. 105.
(72) El Bestiario Toscano, p.48.
(73) El Libro de Buen Amor, p. 219-220.
(74) Dorothy y Henry Kraus, ob. cit., p. 81.
(75) F. Koning, ob. cit. p. 316.
(76) El Bestiario Toscano, p. 16.
(77) El Libro de Buen Amor, p. 45.
(78) Cirlot, ob. cit., p. 126.
(79) Dorothy y Henry Kraus, ob. cit., p. 86.
(80) Jesús María González de Zárate. "La visión emblemática del triunfo del alma en la obra de Rubens y Jan Brueghel: Guirnalda con la Virgen y el Niño". En: Goya. Revista de Arte. N. 209-1989, p.286.
(81) M. Murray, ob. cit., p. 189.
(82) J. C. Baroja, ob. cit., p. 71. Otros datos sobre la vocación mímica del Diablo, se encuentran en el artículo de Peter
Página 35( pag.35.rtf.)    
Elmore: "Dios y el Diablo en las Tierras de¡ Sol. La clave diabólica en la Historia Natural y Moral de las Indias, de José de Acosta" . En: Márgenes. Encuentro y Debate. SUR, Casa de Estudios del Socialismo, Lima. N.10-11.1993, p.192-193.
(83) El Bestiario Toscano, p. 18-19.
(84) J. M. Gonzáles de Zárate, ob. cit., p. 287.
(85) S. Sebatián, ob. cit. p. 48-49.
(86) El Bestiario Toscano, p.42.
(87) S. Sebastián, ob. cit., p. 110-111.
(88) R. Alcalá Flecha. "El Andrógino de Goya y la imagen del matrimonio". En: Goya. Revista de Arte. N. 243-1994, p. 153.
(89) El Fisiólogo, p. 125-126.
(90) E Koning, ob.cit., p.284.
(91) Cirlot, ob. cit., p.188.
(92) E Koning, ob. cit., p.93.
(93) Idem, p. 66.
(94) M. Murray, ob. cit., p. 103-112 / EDonovan, ob. cit., p. 7072 / Roland Villeneuve. El universo diabólico. Madrid, Felmar; 1976 (Col. Abraxas 3), p. 135-138.
(95) Mons. Alfonso Uribe Jaramillo. Ángeles y demonios. Bogotá, Centro Carismático Minuto de Dios; 1991, pp. 143144.
(96) Imágenes e ideas de la pintura española del siglo WII. Madrid, Alianza Editorial; 1985 (Alianza Forma 14). Cap. 6.
(97) J. C. Baroja, ob. cit., p. 70.
(98) José de Mesa y Teresa Gisbert. Historia de la pintura cuzqueña, Lima, Fundación Augusto Wiese-Banco Wiese, 1982. T II, lám. 543.


ILUSTRACIONES

1. Monstruos del "Strombus" (caracol marino). Jürgen Golt ob.cit., p. 100.
2. Devoración. Xilografía del Libro de Belial (1473). Tomad
de: Cirlot. ob. cit., p. 169.
3. Dibujo de Felipe Guamán Poma de Ayala: "Pobre de b indios en este reino ... " El célebre cronista representa a b explotadores del indígena, como bestias feroces o dañin: que agobian a los débiles. Su serpiente se inspira en los dr gones demoníacos europeos.
4. Dibujo de E Guamán Poma: "Conzederación Ciudad de Infierno". Blanco, indígena y negro en la boca de Leviatá
S. Repertorio de demonios en "El Infierno", pintura mural ( Tadeo Escalante en la iglesia de Huaro (Cusco): Los dibuji son nuestros.
6. Demonios y condenados en un grabado del siglo XVI. Tomado de: Y. Dmítriev. ob. cit., p. 45.
7. Vuelo hacia el aquelarre. "Sobre los malévolos o brujo, (Ulrich Molitor, 1489). Tomado de: Grillot de Givry.
museo de los brujos, magos y alquimistas. Barcelona, Edi Martínez Roca; 1991 (Col. La Otra Ciencia 46). p. 60.
8. Azazel y el macho cabrío. Tomado de: E Koning. ob. e¡;p.2.
9. Robin Goodfellow, demonio inglés presidiendo un aquelarre. Tomado de: M. Murray. ob. cit., Ilust. 11.
10. Grabado sobre las brujas de Lancashire, enjuiciadas en 161 Machos cabríos llevan a las brujas al aquelarre. Tomado d E Donovan. ob. cit. p. 90
11. Demonios chinos según Li Long-mien(1081). Tomado de J. Baltrusaitis. ob. cit. p. 162. Bust 113.
12. Murciélago humanizado. Bronce chino - Siglos V-III a., Este uno de los antecedentes de los demonios-murciélag Tomado de: J. baktrusaitis. ob. cit. p. 162. Ilust. 113.
13. "Ballena-serpiente". Gigantesca serpiente marina que ex¡ tía en la imaginación del siglo XVI. ilustración de la obra i Olaus Magnus. Tomado de: Y. Dmítriev. ob. cit., p. 179.
14. El juez inglés Mattew Hopkins ya a la caza de brujas y de s familiares. "Descubrimiento de brujas" (R. Scott, 1647 Nótese los diversos animales que podían servir de famili res. Tomado de: E Koning. ob. cit., p. 133
15. Judíos mamando y lamiendo a una cerda (o jabalí). Grabado alemán de 1465. Tomado de: J. Baltrusaitis. ob. cit. p. llust. 46
16. Dragón combatiendo con elefante. Ilustración incluida por S. Sebastian en su edición de "El Fisiólogo". p. 31
17. León y gacela: Demonio persiguiendo a un alma. Esta fig ra aparece en una capilla copta (Bawit). Tomado de: 1 Beigbbeder. ob. cit., p. 95. Fig. 21.
18. Buitre siguiendo a un ejército. Ilustración incluida por Sebastián en su edición de "El Fisiólogo" p. 5 1.
19. Perro comiendo su vómito. "Emblernas Morales" (Sebasti de Covarrubias, 1610). Tomado de John E Moffitt. "L Emblemas Morales de Francisco de goya y de Sebastian Covarrubias". En: Goya. Revista deArte. N. 241-242, 199 p.53

________________________