martes, 28 de febrero de 2017

Tres obispos de Estados Unidos critican el culto a la Santa Muerte




Tres prelados estadounidenses se pronunciaron recientemente en contra del culto a la Santa Muerte, haciendo eco de la postura que han tomado los obispos de México ante este icono de los narcotraficantes. El arzobispo de Santa Fe, John Wester, en Nuevo México; el obispo de El Paso, Mark Seitz, y el obispo de San Angelo, Michael J. Sis, en Texas, han instado a los católicos a evitar el culto a la figura conocida como ‘Niña Blanca’ o ‘La Chiquita’. Lo cuenta Diego Murcia en El Diario de El Paso.

La llaman “Blanca” porque es una calavera vestida de mujer, y “Santa” porque sus seguidores aseguran que los protege de cualquier mal hecho en su contra. La efigie es adorada por narcotraficantes, obreros, ladrones, policías, doctores y hasta maestros y ha ganado innumerables fieles en México.

La antítesis de Jesucristo

Monseñor Wester dijo que ese culto es “la antítesis” de las enseñanzas de Cristo. “Ella no es una santa. No hay nada bueno que pueda surgir de rezarle”, dijo. “Tenemos muchos santos que representan las enseñanzas de Jesucristo; ésta es una aberración”, agregó, tal como informa la agencia Associated Press.

Por su parte, y según leemos en Telemundo San Antonio, monseñor Sis calificó a la Santa Muerte como “espiritualmente peligrosa” y agregó que no existe vinculación con el catolicismo. “Debería ser evitada totalmente. Es una perversión de devoción a los santos”, añadió.


Estas advertencias surgen después de que el obispo de Ciudad Juárez, José Guadalupe Torres Campos, expresara en una entrevista para un periódico mexicano que la Santa Muerte es “la protectora del narcotráfico” y la encargada de “conducir a los hombres al pecado”. “Esta gente asesina y viola en su nombre. Honrarla a ella, es alabar el narcotráfico y al vida delictiva”, declaró.
De igual forma, según leemos en La Prensa Gráfica, varios dirigentes de la Iglesia Católica en México han comenzado a condenar públicamente el culto a la Santa Muerte, después de asegurar que en esta época ha aumentado considerablemente. “Ahora, en México, se le celebra a la muerte. La gente aplaude a quienes hacen mal, a los asesinos, a los que buscan su propio beneficio y eso es el culto a la Santa Muerte”, detalló Torres Campos.

Una preocupación pastoral

En el año 2016, durante su visita a ese país, el papa Francisco condenó implícitamente su culto diciendo: “hay tantos que seducidos por la potencia vacía del mundo, exaltan las quimeras y se revisten de sus macabros símbolos para comercializar la muerte”. Los prelados, por su parte, han llamado a la población a no integrarse en este culto anticristiano, al ver la proliferación de templos dedicados a la Santa Muerte en la frontera de México con los Estados Unidos.

“No estoy al tanto de que algún caso reciente o crecimiento de este culto en los Estados Unidos ha llevado a esto (tomar una postura en conjunto). Estamos preocupados por esta desviación de la devoción a los santos y del rezo, pero también nos preocupan otras cuestiones. El tiempo y la oportunidad no nos permiten abordar cada tema que nos preocupa”, comentó al respecto Joe Nájera, portavoz de la diócesis de El Paso.

La denuncia fue hecha hace unos días por el obispo de Ciudad Juárez, monseñor José Guadalupe Torres, quien consideró que los dirigentes de esta doctrina se aprovechan de la necesidad de la gente y que, pese a estar revestida de una mística que recuerda a los servicios religiosos de la Iglesia Católica, no tiene principios bíblicos verdaderos.

En esa ciudad mexicana hay, al menos, dos iglesias reconocidas, donde se ofician cultos de adoración en referencia a esta “santa”. En El Paso no se tienen certezas sobre estos oficios.

Vinculación con sucesos

Aunque el culto no es ajeno a las autoridades. Por ejemplo, el 17 de septiembre de 2015, una mujer originaria de Ciudad Juárez fue arrestada por agentes de Aduanas y Protección Fronteriza, tras encontrarle un contrabando de cocaína valorado 1,2 millones de dólares, escondido en una camioneta, mientras intentaba cruzar a El Paso. La mujer, a la que identificaron como Juana Romero Reyes, de 41 años, tenía colgantes de la Santa Muerte ocultos entre sus ropas.

“Entiendo que la policía local se ha encontrado con este culto en el pasado entre los pandilleros y narcotraficantes. Sin embargo, no estoy al tanto de que haya una feligresía fuera de este grupo”, comentó Nájera al respecto.

Vestida con una túnica negra y sosteniendo una guadaña en una mano, la Santa Muerte es atrayente para personas que buscan todo tipo de ayuda sobrenatural: sea defensa contra la maldad o la realización de una venganza hasta evitar la traición de amantes o conseguir un mejor empleo. Otros buscan su protección para sus cargamentos de droga y para evitar toparse con agentes judiciales. Los devotos utilizan con frecuencia oraciones católicas y establecen santuarios en su honor.

La festividad a la Santa Muerte es muy popular en México, y vinculada en ocasiones con cárteles de narcotráfico. En su mayoría, sus seguidores son inmigrantes, pequeños empresarios y gente pobre, muchos de ellos no involucrados con la religión organizada. De igual forma, en las últimas redadas policiales y golpes al narcotráfico, tanto las agencias policiales de México y Estados Unidos han reportado objetos de culto a la Santa Muerte en las guaridas de narcotraficantes.

La “santa” es especialmente popular entre católicos mexicano-estadounidenses, y rivaliza con San Judas y con la Virgen de Guadalupe como figura favorita para solicitar milagros, a pesar de que la Iglesia católica de México califica a la Santa Muerte como satánica. Su imagen ha sido utilizada en tarjetas de oración para pedir venganza y protección, las cuales han sido encontradas en ocasiones en sitios donde han ocurrido masacres y en cargamentos de drogas.

Fuente: InfoCatólica/RIES

domingo, 19 de febrero de 2017

El CARNAVAL: ¿Qué es en realidad?


Resultado de imagen para carnaval diabolico


Sabias que uno de los nombres de Satanás según la biblia es Baal-Zebub, que en Hebreo significa el señor de las Moscas, o también Beelzebú, en griego y significa Príncipe de los demonios; o también como una alteración de Baal-Zebul, en Hebreo significa Príncipe Baal; Debes saber que Dios castiga a todo aquel que lo adora o consulta, ¿sabías que tú sin saberlo has hecho lo que Dios castiga?, te preguntaras ¿de cómo o cuando lo hiciste?, te lo explicare.

CARNAVAL significa CARNE A BAAL, y esto seguro ni lo sabias, ni siquiera te pusiste a pensar ya que es una tradición o forma parte de “nuestra supuesta cultura” que merece ser protegida y difundida, pero NO es así, aunque te duela creerlo, sal del engaño y de las tradiciones de hombres que aborrece Dios, el nos dice “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo” (Col. 2:8). Toma la biblia y mira en el libro de Reyes 18:26,28,29 explica que los profetas de Baal tomaron carne de buey y le prepararon para holocausto sin poner fuego debajo, e invocaron el nombre de Baal clamando a grandes voces que descendiese y consumiere con fuego su holocausto entregado, saltando cerca del altar que habían hecho, sajándose con cuchillos y lancetas hasta chorear la sangre sobre ellos conforme a su costumbre (igual a tradición) con gritos frenéticos hasta la hora de ofrecer el sacrificio, pero esperaron en vano ya que nunca descendió fuego que descendiese del cielo. Como veras era ofrecer CARNE A BAAL, bailando, danzas, bullicio, saltos de bailarines, y pactos con Satanás con sangre, no te parece familiar a lo que se vive en Carnavales, donde se da rienda suelta a los placeres y deseos de la CARNE; la carne de buey que se menciona en las escrituras tiene un significado espiritual para nuestros días, que es sinónimo a nuestros pecados (Carne=Pecados).

La Biblia dice “Manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios” (Gál. 5:19-21) Todo lo mencionado se practica aún mas en esta fiesta, y Dios dice que el que practique alguna de ellas no heredara el reino de Dios (1 Cor. 6:9-10) y eso significa que no irán al cielo, su fin será el infierno, ya que nada inmundo o impuro entrara en el reino de los cielos, ya que los que practican estas cosas están pecando y todo “… el que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. (1 Juan 3:8) por ello Él te dice: pueblo mío apartaos de estas cosas, y desea enseñarte la verdad, porque su pueblo perece a falta de conocimiento, porque erráis ignorando las escrituras y el poder de Dios (Mat. 22:29)


¡NO TE DEJES ENGAÑAR MÁS¡ El Carnaval es darle Carne a Baal, con disfraz de Tradición, Cristianismo, Folklore palabra inglesa que significa “ciencia del pueblo” aquello que va en contra los mandamientos que nos da la ciencia de Dios; es decir su palabra que esta en la biblia* de principio a fin. Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.( Ro. 8:5-8) Por tanto no podemos decir que creemos en Dios y a la vez practicamos las costumbres y tradiciones de hombres que no van conforme a los mandamientos de Dios, por eso nos dice: “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciara al otro. No podéis servir a Dios y a Mammón (Baal) (Mat. 6:24). Por eso la Biblia dice: “PROFESAN CONOCER A DIOS, PERO CON SUS HECHOS LO NIEGAN, SIENDO ABOMINABLES Y REBELDES A SU PALABRA, REPROBADOS EN CUANTO A TODA BUENA OBRA”. (Tito 1:16) ”ASÍ HABÉIS INVALIDADO EL MANDAMIENTO DE DIOS POR VUESTRA TRADICIÓN. HIPÓCRITAS, BIEN PROFETIZO DE VOSOTROS ISAÍAS CUANDO DIJO: ESTE PUEBLO DE LABIOS ME HONRA; MAS SU CORAZÓN ESTA LEJOS DE MÍ. PUES EN VANO ME HONRAN, ENSEÑANDO COMO DOCTRINAS, MANDAMIENTOS DE HOMBRE” (Mat. 15:6-9)

Piensa y constata tu mismo leyendo la palabra de Dios, en ninguna parte de ella, Dios en Cristo Jesús ordena esta fiesta de borracheras, bailes, disfrases satanicos y provocativos que muestran claramente a quien se adora (al diablo) pero no lo toman en cuenta, donde hay sexo, sensualidad, orgías, adulterios, drogas, al igual que en otras fiestas que se festejan alegando su valides a la tradición, o cultura, pero ¿que TRADICIÓN,  CULTURA de Dios? ¡De ninguna manera! tradición de hombres, alejado totalmente de lo que Dios desea de todo aquel que realmente cree en ÉL todas estas practicas deben ser ERRADICADAS DE NUESTRA VIDA; por el hecho que la mayoría lo practica no significa que sea lo correcto, que no te importe que dirán los demás o porque los demás lo practican tu también lo tengas que hacer, es mejor agradar a Dios que a los hombres, ya que el hombre no puede condenar ni castigar tu Alma, es Dios quien lo hace, ve en tu vida ¿que es primero? ¿tu salvación o tu perdición?, ¿El cielo o el infierno?, ahora aún tienes oportunidad mientras tienes vida, ya que después de muerto ya no hay marcha a tras.

Fuente: Blog Noticias Tiempos del Fin.

"Salen demonios por cada bebé abortado", afirma la testigo de una revelación privada


"Salen demonios por cada bebé abortado", afirma la testigo de una revelación privada


Junto al estremecedor testimonio recogido en entrevista difundida a fines de mayo por "el Hogar de la Madre", incluimos un valioso análisis sobre las revelaciones privadas de quien fuera Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, hoy Papa emérito Benedicto XVI.

Quien aquí hablará falleció y narra lo que experimentó en ese trance. Un libro que detalla sus experiencias, varias decenas de apariciones en prensa digital, escrita y televisión no han disminuido la convicción apostólica de esta testigo de la misericordia. Tampoco en esta entrevista que concedió para un documental que el Hogar de la Madre ha puesto a disposición de los lectores de Portaluz (ver al final) y que reproducimos parcialmente en esta edición.
 
“Es imposible para una persona repetir ‘mil veces mil’ un acontecimiento tan grande, pero ahí está manifiesta la gracia de Dios, que te lleva, que te mueve... El Espíritu Santo es el que hace la obra, no soy yo”, señala Gloria Polo al iniciar.
 
Cuando esta médico odontóloga habla y afirma que lo espiritual es no sólo tan real como la pantalla donde estás leyendo esto, sino que es la auténtica realidad y proclama como determinante, con riesgo de nuestra propia vida, el ‘abrir los ojos’ a ello, no estamos ante una persona fanática, delirante o una títere adoctrinada por quienes pretenden aplastar el sano juicio y libre albedrío.
 
No todo comenzó en 1995 cuando, alcanzada por un rayo, quedó semi carbonizada y sin vida. Lo que desde este instante ocurre adquiere mayor sentido –como don de Dios para salvación del alma de Polo y enriquecimiento de la fe de los fieles- cuando nos enteramos que tras ser criada bajo el yugo machista de su padre se convirtió en una feminista, que no sólo defendía el aborto, sino que ya con 16 años ella misma había abortado…
 
Para una reflexión certera sobre esta revelación privada que testimonia Polo, insertamos al final el análisis del Cardenal Joseph Ratzinger, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, respecto de las visiones de los pastorcitos de Fátima. Su reflexión enriquece y proyecta el testimonio de Gloria (del documento que se adjunta al final, sugerimos en particular leer detenidamente el acápite “La estructura antropológica de las revelaciones privadas”).
 
Gloria, quizás hay personas que ya han oído hablar de Gloria Polo y lo que pasó ese 5 de mayo de 1995 en Bogotá (Colombia), cuando el impacto de un rayo te dejó clínicamente muerta en el exterior de la Universidad Nacional de Bogotá. Pero, seguramente, otras personas escuchan todo esto por primera vez. ¿Quién era y cómo era la doctora Gloria Polo antes de su conversión, cuáles eran los ideales de su vida?
A los trece años me enredé entre malas amistades. Llegué siendo una niña muy, muy buena, llena de Dios, pero cometí la peor decisión… olvidarme de Dios. Desde muy pequeña me dejé seducir por el alcohol, el cigarrillo. ¡Qué lamentable que un joven diga que ser feliz es estar encarcelado dentro de una botella de licor y que esa sea su alegría y que tenga que estar tomada para estar contento! Después caí en la música rock, después en la metálica, me envicié. Empecé a pactar con las cosas que no se deben hacer. Empecé a ver lo malo bueno. Porque el joven no se da cuenta de en qué momento rompe el límite.
 
Quedé encarcelada entre la Nueva Era, la brujería..., porque todo viene junto, no viene así solo. Entonces, uno de joven quiere beberse todo al tiempo, se siente que el mundo le viene pequeño y que a uno no le queda nada grande. Y en ese mismo deseo de querer mostrar al mundo que ya uno es un adulto, cuando se es una pequeña de 13 años, una adolescente, entonces quedé enredada en la pornografía, en el alcohol, en el cigarrillo, viendo normal la promiscuidad sexual -aunque yo no fui promiscua-, pero la veía parte del joven. A los 14 años ya veo a mis amigas abortar, veo la trampa en el enemigo cuando le dicen al joven que usando un condón nada pasa y veo como ellas tienen que ir abortando en el camino de la secundaria y me encuentro con el dolor del trauma post-aborto de mis compañeras, que han ido abortando en la secundaria. Pero ahí sucedió algo malísimo, yo me iba acostumbrando al aborto como parte de la juventud, como parte del joven, como el error que, como no grita el bebé, se acabó y ya. Entonces, eso es lo que hace el enemigo de mi vida, me va acostumbrando al mal, eso hizo también en parte la música. Me influenció para acostumbrarme a la cultura de la muerte. La música tiene una capacidad de meter al joven en la cultura de la muerte.
 
¿También abortaste?
Sí (señala que siendo adolescente). Mi vida adulta anestesió el trauma post-aborto en la vanidad del cuerpo. Caigo en la anorexia, bulimia... Yo maltrataba mi cuerpo, porque dentro de mí me odiaba, me quería destruir…
 
De adulta terminé siendo abortista, pagando abortos. Yo era odontóloga y mi marido en ese tiempo tenía dinero, y lo que yo ganaba en el consultorio lo gastaba llevando a las esposas a que se fueran a las tabernas para que no se dejaran de sus maridos, buscando que la mujer se volviera feminista, que si su marido le era infiel, que ella le fuera infiel el doble. Empiezo a destruir muchos matrimonios, pero yo no pienso que los estoy destruyendo, sino construyendo una mujer que se defiende, porque cuando Lucifer toma tu vida, tú todo lo ves bien, no ves nada mal.
 
Después, pagaba abortos a las chicas que no les funcionaba el preservativo. Mira el circuito que hace el enemigo, te hunde y luego te pone a trabajar, te encarcela y después te hace llevar muchas almas. Mujer abortista, defensora de la eutanasia; me creía muy liberal. Mis valores eran el dinero y la ciencia.
 
En un momento de crisis estuve a punto de suicidarme… Esto fue antes del rayo. En un puente, iba en el carro y en lugar de frenar aceleré, la gracia de Dios hizo que el carro, en lugar de salir del puente, giró en trompo y para. En ese instante, lavada en sudor me dije: “No más, tengo que buscar a Dios. No puedo seguir ahí”. Entonces es cuando voy buscando una iglesia y digo: “No puedo dejar para mañana la confesión, porque mañana no lo voy a hacer, me va a volver a ganar la lógica”. Cuando encontré a un sacerdote, le digo: “Padre, ayúdeme, porque si me muero en este instante voy derecha para el infierno”. Y este joven sacerdote se me queda mirando y me dice: “Usted parece una persona culta, no me diga que tan grande anda creyendo en el diablo, si es que ni el infierno ni el diablo existen”. Este fue el jaque mate de mi vida. Hubo una crisis brutal.
 
Luego encontré un sentido, pero equivocado, en medio de ateos muy intelectuales, personas extraordinarias, finas, agradables, solidarias, pensando en construir un mundo sin injusticias sociales… Digo: “Aquí está la respuesta”: Venimos de la evolución, no existe el alma y cuando yo me muera, todo se acabó. Entonces, ¿Qué hacer? Pues desarrollar mi inteligencia, sobresalir de las mentes iluminadas que someten a los ignorantes. Empecé a ver al creyente como gente sin inteligencia, sin capacidad, que necesitaban creer en algo.
 
Y ese 5 de mayo de 1995 que te cambia la vida, ¿qué es lo que sucede?
Estaba lloviendo muchísimo. Yo estaba a punto de separarme de mi marido, que había caído en la ruina. Entonces él había perdido lo último agradable que tenía para mi concepto. Llegó mi sobrino me coge en gancho (del brazo) y nos vamos saltando hacia la Facultad de Odontología. Llovía muchísimo. Nos cayó un rayo y quedamos sin vida mi sobrino y yo. Mi cuerpo se carbonizó totalmente. Se me desfiguró lo que más amaba, mis senos; las costillas, que yo pensaba que era lo mejorcito que tenía; mis piernas quedaron carbonizadas, mis riñones, mis pulmones, mis ovarios… Todo se quema.
 
Me quedo sin vida como un caucho, pero tengo la experiencia inmensa del amor de Dios, su luz, su presencia… Me siento amada, siento cómo me tiene en sus manos, me abraza en su Corazón. ¡Me siento tan feliz! Veo en la herida de su Corazón, en el fondo de su Corazón, un jardín bellísimo, hermoso, hermoso, con flores vivas, preciosísimo, de amor vivo, de una indescriptible belleza. Y yo quería entrar a ese jardín. Pero cuando voy a entrar me doy cuenta de que no puedo… Entonces siento cómo el Señor me amaba, me ha buscado… y me muestra cuántos sacerdotes, religiosas han sufrido terribles ataques del enemigo, han entregado sus vidas por amor a Dios. Cuántas personas de oración, a las que yo había despreciado, que habían orado por mí. Me muestra cuando yo no los escuchaba… yo no lo quise escuchar a Él. Entonces, en el momento en que Él me empieza a separar de su Corazón, yo siento el dolor más grande. El dolor más grande no fue saber que el diablo existía, porque para mí fue aterrador ver que el diablo existía, sino que para mí el dolor más grande era que me iba a quedar eternamente sin el amor de Dios. Eso es lo más aterrador. Ni todos los millones de demonios juntos son tan terribles como saber que te quedas sin el amor de Dios. El astuto demonio me sacó de la confesión sacramental a los trece años. Nunca más me volví a confesar. Yo era de esas que decía: “Esos... Más malos que yo”. ¿Quién podía ser más malo que yo? Alguien que podía matar a bebés en las entrañas, ese es un criminal terrible, peor que un criminal de guerra, porque está matando a un inocente.
 
Cuando yo me doy cuenta de que iba a estar eternamente sin Dios, el Señor se conmueve cuando mi esposo grita: “¡Gloria, no se vaya! ¡Regrese! ¡Los niños!” ¡Qué grande es el sacramento del matrimonio! A pesar de todas esas heridas que nos hicimos, cuando mi marido llora, el Señor alarga su misericordia y me devuelve a mi cuerpo. Voy al hospital. Mi sobrino muere. A mí me llevan al Seguro Social y me hacen una cirugía. Mis riñones y todos mis órganos internos, que estaban quemados, se colapsan. Entro en coma. Y yo tengo una segunda experiencia ahí. Cuando yo tengo mi segunda parada cardiaca, vuelvo a salir de mi cuerpo y veo como el demonio viene a recogerme. Para mí fue aterrador. Me doy cuenta de que cada pecado es un demonio que entró a habitar conmigo y eran los que me anestesiaban, me daban los deleites y me tenían encarcelada. Eran los que me mandaban que trajera a más personas. ¡Y a cuántas personas llevé! Cuando yo me doy cuenta con horror de que existe el diablo, primero pensé que estaba alucinando, porque me faltaba el oxígeno. Quise hacer un cuadro científico de por qué estaba viviendo ese cuadro clínico, pero llega la sabiduría sobre mí, y me doy cuenta de que no hay nada que hacer: morí en pecado mortal y el demonio venía a recogerme. Así de simple…
 
En las partes de arriba las personas eran hermosas y parecían un sol, vestidas del Cordero de Dios. En la vida terrena, cuando ellas pecan, iban ante el sacerdote y del corazón del sacerdote salía Jesús sangrando y las lavaba, las dejaba limpias, sin mancha. Y cuando comían el Cuerpo de Cristo, Cristo volvía a reconstruir el vestido que habían desgarrado con el pecado. Yo me doy cuenta que son tan hermosas, porque en vida terrena se enamoraron apasionadamente de Jesús Sacramentado y le adoraron. Y en la adoración, Él las sanó y las llevó a amar al prójimo…
 
Cuando llego a los pantanos inferiores, me encuentro a los adúlteros sufriendo horrible, cada pantano era su vida sexual desordenada. En las partes más bajas, encuentro a las personas que promovieron abortos, no hicieron nada por defender la vida… viendo cómo fueron asesinados los bebés gritan sin poder gritar y sangran… es el grito del bebé que asesinaron con su consejo.
 
Veo cómo niños han sido quemados con agua y sal… hasta que queda achicharradito.
 
Veo también cómo han sido destrozados con esa succionadora y cómo ese bebé grita tan duro que toda la creación se estremece y el diablo grita de felicidad. Es un chillido, no es un grito. Millones de demonios gozándose en las clínicas de aborto.
 
Salen y salen y salen demonios, ángeles caídos que son más poderosos que los luciféricos, que son más poderosos que los satánicos. Y salen por cada bebé abortado.
 
Entonces, se lamentan (quienes promovieron abortos) porque ven qué venía a hacer ese niño, si iba a ser un sacerdote, si iba a ser una religiosa, si iba ser un gran médico. Ellos se lamentan porque ven si ese medico se iba a casar, si iba a tener hijos... La generación que destruyeron. Es que no se mata a un bebé, se mata toda una historia, toda una generación. Ellas se veían horribles, se habían confesado, Dios les había perdonado, pero no habían hecho nada para defender la vida, para reparar ese pecado.
 
Cuando yo sigo a una parte plana, se abrió una boca viva, horrible. Como que me chupa, me jala y me voy de cabeza. Entro en ese horrible hueco, se agolpan un montón de demonios que me jalaban, me pegaban, me quemaban. Veo mi alma en pecado mortal, espantosamente aterradora… Cuando empiezo a gritar desesperada, veo otra boca abajo y veo que es la boca del infierno... Es como un caos, yo no sé cómo se llamará teológicamente, yo lo llamo caos…
 
Cuando voy entrando, San Miguel me coge de los pies… y el diablo se burlaba de mí, se burlaban de mí todas esas criaturas, chillaban y entonces yo empiezo a pedir: “¡Virgen Santísima! ¡Niño Jesús!” De eso se burlaban, porque yo tenía a la Virgen y a todos los santos como algo de buena suerte, como algo positivo o algo que traía energías, exactamente como el famoso pecado de santería, de sincretismo, cuando combinas lo santo con lo pagano. Y entonces ellos se burlaban porque yo era una persona llena de sincretismo, era una mujer llena de paganismo. Se burlaban porque yo los llamaba como si se me acabaran las horas y llamo a lo que me trae buena suerte. Después, ya desesperada, grito: “¡Que soy católica!”
 
Cuando grito que soy católica, veo unas escaleritas con muchísima luz encima del hueco. Veo a mi padre en el primer escalón y cuatro escalones arriba veo a mi mamá. Empiezo a gritarles que me saquen. Mi papá llora y empieza a gritar con un dolor impresionante: “¡No, Señor, mi hijita no. Señor, mi hijita no!” Me doy cuenta de que no me pueden sacar, pero sentía el dolor mi papá de verme de cabeza al infierno. Y entonces mi papá se lamenta porque le está dando cuentas al Señor por haber sido un mujeriego, por haber sido machista, porque se preocupó de formarme para la tierra, para ser una profesional, para ser trabajadora, para subir, para no quedarme en la pobreza... Pues esas cosas estaban bien, como mi papá que era, pero se le olvidó que tenía alma. Entonces, el dolor más aterrador de mi papá era responder de eso al Señor. Mamá estaba vestida de blanco, como un sol, estaba más joven, más bonita y ella solo oraba, pero nada le quitaba la paz de su rostro. Mamá fue una mujer orante, eucarística, adoradora del Santísimo, una mujer valiente para afrontar un matrimonio así. Siempre luchó por la conversión de mi papá y nuestra. Y fue una mujer muy dada al prójimo, muy de oración.
 
Yo grito de nuevo que soy católica y, en ese instante, una hermosa voz lo llena todo de paz. Y esa voz me dice: “Muy bien, si eres católica, dime los Mandamientos de la ley de Dios”. Jaque mate, ni idea… Veo también cuando aborto, veo como mi bebé estaba muy grande y lloraba en mis entrañas, cuando sabía que su mamá lo iba a matar, y tenía mucho miedo…Y veo el dolor de Dios…
 
Gloria, ¿cuáles son los pecados que más ofenden a Dios y que tú crees que le quitan al hombre su dignidad?
Bueno, es que no hay un pecado bonito, ¿tú has visto un demonio lindo? Yo creo que no.
 
No he visto ninguno y no quiero verlos (replica la periodista de “Cambio de agujas”)…
(Gloria se ríe)
Todos los pecados son horribles. Básicamente, el aborto es el más aterrador, porque ha llevado a la humanidad a que el hombre pase de ser hombre a ser bestia, porque un animal no aborta. Por debajo del animal llegó el hombre, con toda su inteligencia.
 
Contra Dios, un pecado gravísimo es comer el Cuerpo y la Sangre de Cristo en pecado mortal. Después de haberlo amado tanto, llegar a despreciarlo tanto.
 
La soberbia. A mí, lo que me perdió realmente fue la soberbia. La mente autosuficiente, el que se cree que no necesita de Dios, el que se cree más que Dios, el que dice que no existe Dios porque se cree que vale más que Dios...
 
La mentira no tiene un vestido, no hay mentiras puras ni blancas, todas las mentiras vienen del demonio, que es el padre de la mentira. Lamentablemente, es secuencial, tú te enredas con la mentira y la mentira te va abriendo puertas. Va desgarrando tu alma y van entrando otros pecados...
 
…Pero de los abominables que yo cometí, nada hay tan abominable que el que una madre mate a su hijo. Y qué crueldad que un Dios que nos ama tanto, tenga que recibir tanta herejía, tanto insulto, tanto agravio...
 
¿Qué les dirías a todas esas personas que conocen ahora este testimonio?
Yo les diría: dale la oportunidad a Dios. Dale la oportunidad a Dios y verás cómo cambia tu vida. Y verás lo que es felicidad y lo que es paz, esa paz que se siente en el corazón y que no hay nada ni nadie que te la pueda dar, nadie, ni la persona más linda. Nada, nada vale la pena. Ni el dinero, ni el poder, nada vale. Ni los amantes… Todo es nada cuando te encuentras con el Amor de Dios. Dale la oportunidad porque te está esperando.

 
Accede a la entrevista completa (partes 1 y 2) difundida a fines de mayo, en los siguientes videos

Parte 1



Parte 2


 


El análisis del Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre las visiones de los pastorcitos de Fátima encausa el testimonio de Polo


“¿Cómo debemos entender las visiones, qué hay que pensar de las mismas?”, se preguntaba en el documento el Cardenal Ratzinger.

En el centro de su respuesta señala: “El criterio de verdad y de valor de una revelación privada es, pues, su orientación a Cristo mismo. Cuando ella nos aleja de Él, cuando se hace autónoma o, más aún, cuando se hace pasar como otro y mejor designio de salvación, más importante que el Evangelio, entonces no viene ciertamente del Espíritu Santo, que nos guía hacia el interior del Evangelio y no fuera del mismo.”
 
Infórmate del análisis completo pulsando aquí.

lunes, 13 de febrero de 2017

El Carnaval, un culto diabólico



Resultado de imagen para carnaval gualeguaychu carrozas


Si has participado del carnaval en forma activa, debo decirte que has rendido culto a Satanás. 

Históricamente   vemos  que  el carnaval es una fiesta  de  origen  pagano (no cristiana) que era celebrada por los griegos y romanos  en honor a un falso dios, al dios Baco o Baal  el dios de la lujuria de las   orgias y borracheras. 

Carna baal, significa carne para el dios Baal

En esas fiestas la gente cometía toda clase de excesos. Grandes  orgías y comilonas. No hay ninguna referencia en la santa Biblia que los cristianos  de las épocas antiguas hayan celebrado  carnaval.

Nuestro Dios y Creador,  es un Padre bueno, justo y santo  y en la santa Biblia dice claramente que no participemos en fiestas dedicadas a ídolos paganos, ni a falsos dioses.  Dios no quiere que sus hijos nos contaminemos y atraigamos maldiciones a  nuestras vidas.  Estas malignas Fiestas hechas para honrar a dioses falsos (demonios) que representan todo lo que el Dios de la Biblia condena, los vicios la lujuria y las orgías.  

 Dios es un Dios bueno, puro y  santo y quiere que su hijos seamos íntegros, y buenos. La pureza de vida y la integridad  agradan a Dios. Los que celebran el carnaval pagano  deben saber  que esto traerá graves  efectos en sus vidas y que están trayendo maldiciones espirituales sobre ellos. Vendrá dolor  y  tragedias a sus hogares.  Miles serán atacados con depresiones, confusión, rebeldía, vicios, prostitución, suicidios. El Señor  Jesucristo dijo que el  diablo, el enemigo, viene a matar robar y destruir (San Juan Cap. 10.10).

Después del carnaval la ciudad queda sucia y manchada pero esto no es nada  comparable a las manchas que quedan en las almas de los que participaron en esta maligna fiesta.  Cuantos graves pecados de adulterio fornicación violaciones se   cometen en esta época. Cuantas vidas quedan heridas y cuantos hogares destruidos.  Algunos tratan de  disfrazar  el  carnaval  como cultura como tradición, etc. Pero en el fondo todos sabemos  que no es asi.      
Lo mas triste es que católicos y cristianos  que dicen  que aman a Dios   participen  en esta maligna  fiesta del carnaval. Esto ofende a nuestro  Dios y Padre. Pues es una fiesta pagana dedicada al dios de los vicios y las  orgias. Es una fiesta dedicada al pecado. Y a exaltar todo lo que nuestro Dios  aborrece. Por principio  un cristiano, no debería participar jamás  en esta fiesta.Las empresas sin moral  que promueven el carnaval pagano ganan dinero vendiendo alcohol a los jóvenes. Y no les importa que haya cada vez mas  accidentes fatales  y violencia y  jóvenes alcohólicos y familias destruidas.

Como religiosos y pastores    que amamos a Dios y al santa Iglesia que es la grey del Señor    Llamamos a padres católicos cristianos que reflexionen muy bien sobre este tema y sobre el ejemplo que le están dando a sus hijos..La  santa Biblia dice que los padres deben instruir a sus hijos y  darles buen ejemplo y ser estorbo para ellos, para que no hagan lo malo.

Como religiosos  deseamos  advertir a la iglesia y a los hijos de Dios  y  pensamos  que es mejor agradar a Dios que agradar a los hombres. Dios es el amigo  fiel y verdadero que nunca te fallara. Pero si uno vive ofendiendo a Dios ¿como va a acudir a El en los momentos  mas difíciles de esta vida.?  Dios nos llama hoy  a ponernos a cuenta con  El  y arrepentirnos y pedirle perdón. Y dejar de hacer lo malo. dejar todo vicio y pecado.Dejar las drogas el alcoholismo la lujuria y la prostitución.  Dios se agrada cuando un pecador se arrepiente y se pone a cuenta con El. la Biblia dice que  hay fiesta en los cielos  cuando un hijo descarriado  viene y se reconcilia con  Dios y deja  el mal camino y deja de hacer   lo malo y empieza a hacer el bien y  empieza a vivir una  vida conforme a los   grandes  y sabios  principios y mandamientos de  Dios. 

UNA VIDA  DE OBEDIENCIA AGRADA AL PADRE CELESTIAL 

Muchos grupos se van al campo y hacen retiros en estos días. Imitemos ese buen  ejemplo de gente fiel a Dios que desea agradar a Dios y esta cansada de tanta violencia excesos y corrupción. Los religiosos  misioneros  somos los pastores que Dios ha puesto para cuidar las almas de su rebaño. Estas palabras las escribimos con   afecto y amor. Buscando el  mayor  bien de los hijos de Dios. Amar es buscar el mayor bien del ser amado 

Amigos hoy  Dios busca hijos obedientes a sus  mandamientos que vivan una vida de pureza y de integridad  y de  honradez. A ellos les dará sus bendiciones y  protección. En estos días finales.Pues todos sabemos  bien que el día del Señor se acerca.  Amigo hazte un buen seguidor de Jesucristo y serás salvo tu y toda tu familia.

Sugerimos leer el libro de Hechos capitulo 16


Fuente: Blog Dios es Fiel.

La historia de San Teofilo





La historia de San Teofilo de Adana o Teofilo el penitente (?-538dc) es significativa, ya que es la más antigua historia  legendaria de un pacto con el diablo. Teófilo fue el archidiácono de Adana, Cilicia, que forma parte de la actual Turquía moderna. Fue elegido por unanimidad para ser obispo, pero tomó la posición inferior por humildad. Otro hombre fue elegido en su lugar. 

Se cuenta que era un   archidiácono (ministro)  de Adana, Cilicia, con muchas ganas de ascender en la carrera eclesiastica, era un hombre bueno, estricto en la observancia religiosa, caritativo con los pobres, cercano a los enfermos y afligidos, elocuente en el púlpito, orante y penitente. 

A la muerte del obispo, fue llamado a sucederlo por aclamación del pueblo, sin embargo debido a su humildad lo rechazo, así que siguio en su cargo mientras otro llegaba a ese puesto. Lamentablemente comenzó a extenderse un rumor por toda la ciudad, de que había rechazado el puesto para seguir manteniendo los tesoros de la Iglesia a su antojo. El nuevo obispo, sin investigarlo, lo hecho de su cargo.

Teófilo trato de demostrar su inocencia, pero le fue imposible, cegado por la rabia, el enojo o la frustración... Visito a un viejo mago, que lo llevo a una encrucijada e invocó al diablo, con el que hizo un pacto, en el que, se comprometía a reintegrar su trabajo y buena fama, pero a un precio... debia abandonar a Dios y la Virgen, firmando el contrato con su propia sangre.

Parece que no, no fue el primero, y sin duda el último, en hacer tal cosa. Pero como decimos si es de las primeras leyendas que relacionan al hombre pactando con el Diablo. Estas historias, eran sobretodo educativas, con un mensaje profundamente adoctrinador en una época que carecía de los medios de comunicación de masas que tenemos hoy día. Para adoctrinar a las masas del medievo, la Iglesia hacía buen uso de historias como esta, en las cual se infundía el miedo a la herejía, al salirse de la regla marcada por Roma, y todo ello a través de historias sobre santos, retablos, y estatuas.
Unas imágenes que habían de mostrar conmoción y educar a los fieles en la doctrina cristiana, pues la mayoría de los fieles adolecían de saber leer y escribir. La imagen y la palabra oral eran claves en esa sociedad. Hecha esta paréntesis retomemos la historia de San Teofilo...

A pesar del horrible pecado que había cometido, la Virgen se le apareció y le prometió que intercedería por él ante Dios. Se puso de pie antes de que el Diablo que le amenazaba con una espada, tomara el contrato de sus manos,  liberando al secretario. Esta aparición se hizo famosa y fue inmortalizada en una escultura de piedra en un portal transepto de la catedral de Notre Dame.

El tema principal de la historia es muy bonito, la misma idea que encontramos en otras leyendas medievales : La misericordia ilimitada de Nuestra Señora. Ella escucha a la menor demanda y responde a la manifestación más pequeña de la piedad filial, haciendo cosas extraordinarias.
el-diablo.jpg
En el siglo IX, la historia aparece en un texto cristiano llamado Miraculum Sancte Marie de Theophilo penitente; este texto ya introduce la figura de un judío como mediador en el pacto con diabolus, su patrón. Se apunta así el libelo de sangre contra los judíos.

En el siglo X, la monja poetisa Hroswitha de Gandersheim adaptó este texto para un poema narrativo que elabora sobre la bondad intrínseca del cristiano Teófilo e internaliza las fuerzas del Bien y del Mal.
Así, atribuyendo al judío el carácter de mago y nigromante. Según su modelo, la Virgen devuelve a Teófilo el contrato maléfico para que se lo enseñe a su congregación, muriendo poco después.Gautier de Coincy (1177/8 – 1236) escribió un largo poema al respecto titulado Comment Theophilus vint a pénitence. Este texto sirvió de base para una obra teatral de Rutebeuf, Le Miracle de Théophile (siglo XIII) donde Teófilo desempeña un papel central, con la Virgen y el Obispo en el lado del Bien y el judío y el diablo, en el lado del Mal.

Incidentes como este se repitieron ante la mirada de admiración de toda la cristiandad durante siglos con el fin de establecer firmemente en nuestras mentes que, incluso en la situación peor y más miserable, siempre vamos a encontrar ayuda y una solución si rezamos a la Virgen. 

San Bernardo afirma con fuerza esta verdad en el Memorare:

"Acuérdate, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno que haya acudido a tu protección, implorado tu ayuda, o procuraban tu intercesión, haya sido desamparado."

La historia de Teófilo es una ilustración de la Memorare. Es la prueba de que la Virgen escucha hasta el hombre más miserable en una situación de desesperación próximo.

En este episodio, también vemos otro aspecto de la personalidad sacral de la Virgen, que es su santo odio.  Ella odia el Diablo, el pecado y el mal. Es la santa intransigencia.

El escultor que reproduce la historia de los Teófilo tenía un gran talento, porque las escenas son realmente expresivas. 

El diablo está bien representada como una criatura espantosa. Su mano sólo tiene tres dedos rechonchos cortos con afiladas garras maléficas. Los dedos parecen que fueron amputados y tres garras salieron del muñón. No parece tener una muñeca. La muñeca tiene una transición suave entre el brazo y la mano, dando a la movilidad mano. En esta escultura, el diablo no tiene la muñeca, su primer movimiento de la articulación parece ser el codo. La imagen no se me permite decir con seguridad, pero de las otras esculturas podemos ver que sus piernas terminan en garras. Es monstruoso.

Su torso es grotesco con nervaduras salientes que se ejecutan a lo largo de su espalda que forman gruesos pliegues. La piel de su cuerpo se parece a la piel de un rinoceronte. Su boca es enorme, abierta en una expresión de tanto sarcasmo y la desesperación. La mirada, la posición de la cabeza y la postura del cuerpo, medio arrodillado, comparten el mismo espíritu: una mezcla de cobardía, la adulación y la burla. Nada es digno de alabanza en su actitud, todo es horrible. Las orejas son desproporcionadas con respecto a la cara, los ojos pequeños con el surco profundo que comienza en la esquina externa. Se diría que las lágrimas sucias de flujo de la desesperación eterna de los ojos del diablo en ese surco. Él tiene un moño ridículo también.

Vemos que la mano de Nuestra Señora sostiene el documento del pacto, que ordenó el diablo a entregar a ella. Esa monstruosa criatura corpulento tenía que obedecerla porque es totalmente subordinada a su imperio. A pesar de que es una delicada virgen, ha completar dominio sobre él.

La actitud de la Virgen hacia el Diablo se puede ver principalmente en el movimiento de la parte superior del pecho. Por ejemplo, los dos dedos cerrados sobre su mano izquierda le dan una impresión de su disgusto por él, la forma en que se cierra la mano a la vuelta de la espada muestra su decisión de castigarlo. Su fisonomía es grave - una cosa rara en las estatuas de la Virgen. Ella sostiene la espada por encima de la del diablo con la clara intención de matarlo fuera él mortal. Es la espada de la intransigencia, la espada de la maternal protección contra el monstruo que llevó a su hijo descarriado. Se avanza hacia el diablo y obliga a su retiro, él es impotente ante ella.

Mientras el rostro de la Virgen es severo hacia el diablo, Teófilo es sereno. Él tiene miedo, pero que confía. Está vestido como un monje en un hábito rasgado que puede haber venido del desgaste de tiempo en la piedra, o de las garras del diablo tratando de retenerlo. Es la Virgen que alivió los temores de Teófilo. Ella es la que trae la paz del alma. Tonsurado como un monje, Teófilo se encuentra en una posición de oración, y Nuestra Señora es entre él y el diablo, defendiéndolo.

En su cabeza Nuestra Señora tiene una corona para indicar que ella es la Reina, el más alto dignatario de los Cielos. Ella también tiene un halo de santidad para expresar que es la Santísima Madre de Dios.

Esta escultura tiene una vida y dinamismo extraordinario. Es muy diferente de las esculturas clásicas en las que vemos notablemente personas de buen aspecto con aires pretenciosos de los participantes en un concurso de belleza. La escultura medieval está vivo, real, la presentación de los más nobles sentimientos humanos - el amor maternal, el deseo del Cielo, el miedo al infierno - y lo peor, la venta de las almas de uno al diablo por ventajas. Incluso el diablo se presenta en una forma similar a un ser humano para hacer que la escena sea más accesible para el espectador humano. Es un buen ejemplo de la vida vibrante y vigorosa de la Edad Media.

La historia de Teófilo está esculpido en el portal del transepto norte
en la catedral de Notre Dame, la estatua de Nuestra Señora.

Para saber más:
BIBLIOGRAFÍA:
Heinrich kraermer, Jacobus
Sprenger: Malleus Malificarum.
El Martillo de las Brujas (ed.
Miguel Jiménez Monteserrín),
Madrid, 2004.
Cardini, franco: Magia, Brujería
y Supersitición en el Occidente
Medieval, Barcelona,
1982.
Cohn, norman: Los Enemigos
Familiares de Europa, Madrid,
1997 (1ª edición, 1980).
Duby, georges: Los Tres Órdenes
o lo Imaginario del Feudalismo,
Barcelona, 1980.
Mason, Philipe: Sources of
Faust Tradition, Nueva York,
1936.
Schmitt, jean- claude: Historia
de la Superstición, Barcelona,
1992.

jueves, 9 de febrero de 2017

Ex Bruja explica los rituales Satánicos ocultos detrás de los Tatuajes





Una ex Bruja, de nombre Beth, dice que uno no puede ignorar las similitudes que tiene la práctica de tatuajes con los pactos de sangre del satanismo.

Mientras los antiguos teólogos y creyentes hipsters debaten el mandamiento bíblico de no tatuarse el cuerpo, una verdad aún más profunda aflora.

La ex Bruja Beth, la cual tiene muchos tatuajes en su cuerpo, dice que uno no puede ignorar las similitudes que tiene la práctica de tatuajes con los pactos de sangre ocultistas.

“Un pacto de sangre es un ritual satánico que se realiza como pacto o conjuro. Hay al menos dos personas involucradas en este tipo de ritual. La persona que esta dando su propia sangre, y la persona que está invocando un demonio y su poder” escribió Beth en su Blog llamado “El otro lado de la Oscuridad”

“Las personas que dan su sangre son el recipiente en esta transacción. Ellos dan su sangre (su vida) con el fin de recibir ciertos beneficios, tales como vida, prosperidad, fama, fortuna o poder.”

“Los cortes son ahora una puerta de entrada a espíritus malignos (demonios) a los cuales se les ha concedido permiso. Al estar de acuerdo y participar de compartir la sangre, ya le has dado al diablo un derecho sobre ti. Usualmente las personas que participan en un ritual de sangre incluso dan derecho a sus generaciones futuras” continuó Beth.

Beth reconoce que un cuerpo tatuado no es necesariamente lo mismo que haber realizado un pacto de sangre. Incluso Cristianos que sirven apasionadamente a Jesús tienen tatuajes por su fe.

Sin embargo, uno no puede ignorar los paralelismos entre los tatuajes y los pactos de sangre.

“Sin embargo, estas pinchando tu piel con una aguja entre 50 y 3000 veces por minuto. También estás dando tu sangre, y estás haciendo la elección de pinchar tu piel y compartir tu sangre” escribió Beth.

“Uno también debe tener en cuenta a la persona que esta haciendo el tatuaje. ¿Donde se encuentran espiritualmente hablando? Si son de otr religión o tienen creencias espirituales de la Nueva Era o de lo Oculto, ¿Que es lo que significa el tatuaje para ellos? El que sostiene la pistola de tatuar es el que esta compartiendo tu sangre. Esa es una posición muy poderosa sobre ti. Si están orando acerca de ti a su dios o diosa ¿cómo te afecta a ti mientras estas compartiendo tu sangre? ¿Hay diferencia si el tatuaje es una cruz o un verso de la Biblia en este caso?”

Fuente: Noticias Finales


martes, 7 de febrero de 2017

De cuando los Judíos lanzaron una maldición a Juan Pablo II


Resultado de imagen para judios


LA PEREGRINACION DEL PAPA: ALARMA POR LA SEGURIDAD DE JUAN PABLO II
Ultras judíos lanzaron una maldición contra el Pontífice






Jerusalén. Enviado especial



Escándalo y alarma surgieron ayer imprevistamente en Jerusalén por la maldición mortal que un grupo de rabinos y seguidores judíos ultraortodoxos pronunciaron en un cementerio de la ciudad de Safed, en Galilea, que es la capital de la cábala. Muchos recordaron que otra maldición mortal precedió el asesinato del primer ministro israelí Yitzak Rabin en noviembre de 1995 por parte de fanáticos religiosos derechistas contrarios a los acuerdos de paz con los palestinos.El escándalo lo causó también la segunda red de la televisión israelí, que transmitió en la madrugada de ayer el rito a millones de israelíes.La ceremonia es muy antigua y se llama Pulsa Denura, un ritual que tiene el propósito declarado de expulsar los malos espíritus de la tierra de Israel.Las imágenes difundidas por la televisión mostraron a un grupo de judíos ortodoxos que tocaban el tradicional shofar, un sonido que se emite con un cuerno de carnero utilizado en los oficios religiosos hebreos. Maldicen a Arafat y a AssadLos congregados en el cementerio de Safed rezaron por la muerte del Papa, del líder palestino Yasser Arafat y del presidente sirio Hafez Assad.También dieron algunas vueltas ejecutando unas danzas rituales y gritando fórmulas cabalísticas, siempre tocando el shofar. Un espectáculo tenebroso en la medianoche del cementerio iluminado por los focos de la televisión.A la hora en que la televisión difundió la maldición mortal, grupos de extremistas judíos hicieron una manifestación contra la visita del Papa en la ciudad vieja, mostrando carteles que decían Pío XII fue el Papa de Hitler y Juan Pablo II lo es de Hamas, el movimiento islámico también extremista que ha realizado atentados sangrientos contra los hebreos en Israel.Las fuerzas de seguridad están preocupadas por el activismo del extremismo de derecha ultraortodoxo. Tres militantes del movimiento clandestino Kaj, que ha prometido sabotear con todos los medios la visita del Papa, han sido arrestados por incitar a la violencia.en Gvir, dirigente del grupo -declarado fuera de la ley en 1995, tras el asesinato de Rabin-, es uno de los detenidos. En su casa se encontraron un revólver y volantes del Kaj contra la visita del Pontífice. El ultraortodoxo judío que asesinó al ex premier sintió que estaba cumpliendo una orden religiosa tras haber escuchado la maldición contra el líder israelí.Según Adir Zik, dirigente de los colonos judíos en los territorios palestinos ocupados -que son una de las usinas de los grupos extremistas violentos-, el organizador de la maldición mortal fue Meir Baranes, un famoso ultraortodoxo autor de bulliciosas protestas.aranes, según Zik, es un provocador controlado por los servicios secretos israelíes para desprestigiar a los colonos y contaminar la atmósfera de tensión existente, pues los colonos se oponen a la paz con los palestinos.aranes decidió hace unos meses mandar un ultimátum a Dios para que se decida a enviar el Mesías a la Tierra. Los ultras judíos sostienen que el Papa es el peligroso portador del mensaje de la gran impostura del 3760, que en el calendario hebreo es el año en que nació Jesucristo.Para los cristianos, Jesús es el Mesías, mientras que según los judíos el Mesías deben aún arribar, no se sabe cuándo.Otros rabinos ortodoxos han hecho también contestaciones. Un grupo de ellos ha pedido al Papa que no vaya a visitar el Muro de los Lamentos el jueves llevando la cruz en el pecho porque la pared occidental del Segundo Templo, el lugar más sagrado para los judíos, es una sinagoga.Pero el vocero del Papa aclaró que Juan Pablo II no se quitará la cruz pectoral.Ultimo problema. Algunos rabinos ortodoxos han pedido también al Papa que no desconsagre el sábado con la misa que el Pontífice oficiará el sábado en la basílica de la Anunciación, en Nazaret. Los rabinos sostienen que cientos de policías y soldados judíos, encargados de custodiar la seguridad de Juan Pablo II, no podrán observar el shabat, la jornada dedicada a Dios. 

Fuente: Clarín.

sábado, 4 de febrero de 2017

ORACIÓN DE PÍO XII EN REPARACIÓN POR LAS BLASFEMIAS


La imagen puede contener: 1 persona

ORACIÓN DE PÍO XII EN REPARACIÓN POR LAS BLASFEMIAS

¡Oh, Augustísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, que aun siendo infinitamente feliz en Ti y por Ti por toda la eternidad, te dignas aceptar benignamente el homenaje que de toda la Creación se alza hasta tu trono excelso!
Entorna tus ojos, te rogamos, y cierra tus oídos divinos ante aquellos desventurados que, o cegados por la pasión o arrastrados por un impulso diabólico, blasfeman inicuamente contra tu nombre y los de la Purísima Virgen María y los santos.
Detén, ¡oh, Señor!, el brazo de tu justicia, que podría reducir a la nada a quienes se atreven a hacerse reos de tanta impiedad.
Acepta el himno de gloria que incesantemente se eleva desde toda la naturaleza: desde al agua de la fuente que corre limpia y silenciosa, hasta los astros que brillan y recorren una órbita inmensa, en lo alto de los cielos, movidos por tu Amor.
Acepta en reparación el coro de alabanzas que, como el incienso ante el altar, surge de tantas almas santas que caminan, sin desviarse jamás, por los senderos de tu ley, y con asiduas obras de caridad y penitencia intentan aplacar tu justicia ofendida.
Escucha el canto de tantos espíritus elegidos que consagran su vida a celebrar tu gloria, y la alabanza perenne que a todas horas y en todo lugar te ofrece la Iglesia.
Y haz que un día, convertidos a Ti los corazones blasfemos, todas las lenguas y todos los labios entonen concordes en esta tierra aquel canto que resuena sin cesar en los coros de los ángeles: Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios de los Ejércitos. Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria. Amen.