sábado, 16 de septiembre de 2017

Martín Lutero y sus diálogos con Satán




Martín Lutero, creador del Protestantismo y de todas las sectas que de allá vinieron, aunque muchos lo nieguen. Indiscutiblemente Lutero fue un poseso. Admitía cínicamente sus conversaciones con el Demonio. Según él mismo dice, él le ordenó suprimir cuatro Sacramentos. En su libro sobre la Misa, dice:

“Estando desvelado, hacia la media noche, el Demonio empezó a disputar conmigo respecto de la Misa. Escúchame, dijo, escúchame oh sapientísimo doctor: durante quince años has celebrado Misa todos los días, ¿qué dirías si todos esos tus. actos, no hubiesen sido sino actos de idolatría?”

En su obra PROPOS DE TABLE dice textualmente:

“El Diablo conduce a los hombres primero a la desobediencia y a la traición como a Judas. Después de esa a la desesperación de manera que acaban por colgarse y estrangularse. Pues la voz del Diablo es de un sonido tan terrible que sucede que los hombres después de un coloquio con él, son encontrados muertos al día siguiente, lo que ha faltado poco para que a mí me suceda muchas veces, según él mismo me ha dicho”.

4 comentarios:

  1. Dios te bendiga y a mi también.
    Solamente quería pedirte el favor de que pusieras las citas de los escritos para poder uno buscar los textos más completos.
    Como las referncias a lo tales Weimarer Ausgabe o las Tischreden o conversaciones de sobemesa que se pueden consultar en la internet.

    NO ES POR DESCONFIANZA contigo como bloguero, es por más precisión y para poder referenciar lo que uno escribe. Ya que por ejemplo en el libro de Jacques Maritian: Tres Reformadores, en las notas al final dice lo mismo: que fué el enemigo quien le indujo a abjurar de la Misa.
    ¡no lo podía creer! y si no lo inventó puede ser cierto.
    Porque sabida es una frase de Lutero donde da licencia para decir una "gran mentira" y que no era de verdad sincero.
    Lo digo porque como ya le comentaba a un apologeta muy apreciado por mi persona eso de: "sapientísimo doctor" suena a su propia vanidad, a lo que este pobre prójimo se creía sin serlo realmente.
    Pero como estaba desajustado en su razonamiento es posible que no solamente intentara dialogar con el padre de la mentira, si no además creerle.
    Y dije desajustado; porque el diablo que describe Lutero lo acusa a él como si fuera su propia conciencia diabolizada, y no actúa como el acusador que la Biblia enseña que además es ese espíritu maligno según Job y Apocalipsis.

    Bendiciones de Dios para ti y para mi también.

    ResponderEliminar
  2. A pesar de no haber resibido respuesta por parte del bloguero, me permito compartir al información que encontré al respecto:
    Se encuentra en Google buscando por:
    "audin" lutero "abrogacion de la misa"
    Y en los dos tomos de la biografía de Lutero del Padre Villoslada titulados respectivamente: El Fraile Hambirento de Dios, y Contra Roma.

    Las referencias son:
    De la Cautividad Babilónica de la Iglesia
    De abroganda missa privata : WA 8,411-76,
    inmediatamente traducido al alemán por el propio Lutero:
    Vom Missbrauch der Messe: WA 8,482-563.
    Sobre la misa rinconera y la consagración sacerdotal, Wittenberg 1533
    Llama «rinconera» ( Winkelmesse ) a la misa privada.

    ResponderEliminar