Oraciones para los sacerdotes

ACLARACIÓN: Estas oraciones están reservadas únicamente para sacerdotes católicos. No deben ser utilizadas por los simples fieles.  

+


La bendición de la medalla de San Benito

Las medallas de San Benito pueden ser bendecidas por cualquier sacerdote, no necesariamente un benedictino; así se desprende de la instrucción dictada en tal sentido por la Iglesia de Roma el 26 de Septiembre de 1964. Si el sacerdote al que ustedes acudan con la medalla para que se la bendiga no conoce  —es raro suceda— la siguiente fórmula específica para dicha bendición, basta con que la impriman y se la lleven ustedes mismos, porque de ninguna manera tal sacerdote puede negarse.

Bendición y Exorcismo de la medalla de San Benito

Exorcismo
Oficiante: Nuestra ayuda nos viene del Señor.
Portador de la medalla: Que hizo el cielo y la tierra.
O: El Señor esté contigo.
P: Y con tu espíritu.
O: Yo exorcizo esta medalla por Dios Padre + Todopoderoso, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene.
Que todo el poder del enemigo, todas las fuerzas y asaltos del demonio, toda tentación diabólica, sean destruidos y expulsados de esta medalla.
Que aquellos que la usen gocen de salud del alma y del cuerpo. En nombre de Dios Padre omnipotente y de Jesucristo, su Hijo y Señor nuestro y del Espíritu Santo paráclito y en el amor del mismo nuestro Señor Jesucristo, que ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos por medio del fuego.
P: Amén.

Bendición

O: Señor, escucha mi oración.
P: Y llegue a tí mi clamor.
O: El Señor esté contigo.
P: Y con tu espíritu.

Oración

O: Oremos. Dios Todopoderoso, dispensador de todos los bienes, te suplicamos que, por la intercesión de san Benito, bendigas esta medalla a fin de que el que la use y practique buenas obras, merezca obtener la salud del alma y del cuerpo, la gracia de santificarse y las indulgencias que nos son concedidas. Que pueda, con el auxilio de tu misericordia, rechazar todas las acechanzas y engaños del demonio y presentarse, un día, santo e inmaculado ante tu presencia.
P: Amén.

Seguidamente, el oficiante rocía la medalla con agua bendita.


+

Bendición del agua en latín 
Del Ritual Romano antiguo, Tít IX, C. II.
El agua se bendice los domingos y cada vez que sea necesario, en la iglesia o en la sacristía. Se prepara sal y agua pura. El sacerdote se reviste con estola morada y pronuncia la siguiente invocación:

S - Adiutórum nostrum + in nómine Dómini.
M - Qui feci coélum et terram.
.
(Exorcismo de la sal)
S - Exorcízo te, creatúra salis, per Deum + vivum, per Deum + verum, per Deum +
sanctum, per Deum, qui te per Eliséum prophétam in aquam mitti iussit, ut
sanarétur sterílitas aquae: ut efficiáris sal exorcizátum in salútem credéntium: et sis
ómnibus suméntibus te sánitas ánimae et córporis et effúgiat atque discédat a
loco, in quo aspérsum fúeris, omnis phantásia et nequítia vel versútia diabólicae
fraudis, omnísque spíritus immúndus adiurátur per eum qui ventúrus est iudicáre
vivos et mórtuos, et saéculum per ignem.
M - Amen.
.
Oremus.
S - Imménsam cleméntiam tuam, omnípotens aetérne Deus, humíliter implorámus:
ut hanc creatúram salis, quam in usum géneris humáni tribuísti, bene+dícere, et
sancti+ficare tua pietáti dignéris: ut sit ómnibus suméntibus salus mentis et
córporis: et quídquid ex eo tactum vel respérsum fúerit, cáreat omni immundítia,
omníque impugnatióne spiritális nequítiae. Per Dóminum nostrum Iesum Christum,
Fílium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitáte Spíritus Sancti, Deus, per omnia
saécula saeculórum.
M - Amen.
(Exorcismo del agua)
S - Exorcízo te, creatúra aquae, in nómine Dei + Patris omnipoténtis, et in nómine
Iesu + Christi Fílii eius Dómini nostri, et in virtúte Spíritus + Sancti: ut fias aqua
exorcizáta ad effugándam omnem potestátem inimíci, et ipsum inimícum eradicáre,
et explantéare váleas cum ángelis suis apostátitcis: per virtútem eiúsdem Dómini
nostri Iesu Christi: qui ventúrus est iudicáre vivos et mórtuos, et saéculum per
ignem.
M - Amen.
.
Oremus.
S - Deus, qui ad salútem humáni géneris, máxima quaéque sacraménta in
aquárum substántia condidísti: adésto propítius invocatiónibus nostris, et eleménto
huic multímodis purificatiónibus praeparáto, virtútem tuae bene+dictiónis infúnde:
ut creatúra tua mystériis tuis sérviens, ad abigéndos dáemones, morbósque
pelléndos, divínae grátiae sumat efféctum: ut quídquid in dómibus vel in locis
fidélium haec unda respérserit, cáreat omni immundítia, liberétur a noxa: non illic
resídeat spíritus péstilens, non áura corrúmpens: discéndat omnes insídiae laténtis
inimíci: et si quid est, quod aut incolumitáti habitántium ínvidet, aut quiéti,
aspersióne huius aquae effúgiat atque discédat: ut salúbritas per invocatiónem
sancti tui nóminis expetíta, ab ómnibus sit impugnatiónibus defénsa. Per Dóminum
nostrum Iesum Christum, Fílium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitáte Spíritus
Sancti, Deus, per omnia saécula saeculórum.
M - Amen.
.
(Se mezcla la sal en el agua poniendola tres veces en forma de cruz)
S - Commíxtio salis et aquae párite fiat, in nómine Pa+tris, et Fí+lii, et Spíritus +
Sancti.
M - Amen.
.
S - Dóminus vobíscum
M - Et cum spíritu tuo.
.
Oremus.
S - Deus invíctae virtútis áuctor, et insuperábilis impérii Rex, ac semper magníficus
triunphátor: qui advérsae dominatiónis vires réprimis: qui inimíci rugiéntis saevítiam
súperas: qui hostíles nequítias poténter expúgnas: te, Dómine, treméntes et
súpplices deprecámur ac pétimus ut hanc creatúram salis et aquae dignánter
aspícias, benígnus illústres, pietátis tuae rore sanctífices: ut ubicúmque fúerit
aspérsa, per invocatiónem sancti nómnis tui, omnis infestátio immúndi spíritus
abigátur: terrórque venenósi serpéntis procul pellátur: et praeséntia sancti Spíritus
nobis misericórdiam tuam poscéntibus, ubíque adésse dignétur. Per Dóminum
nostrum Iesum Christum, Fílium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitáte eiúsdem
Spíritus Sancti, Deus, per omnia saécula saeculórum.
.
M - Amen.

+

1 comentario: